Educación

Denuncian que la Junta no facilita a las familias del Casco escolarizar a sus hijos en el instituto del barrio, el IES Sefarad

El AMPA del colegio San Lucas y María de este barrio de Toledo critica que Educación les ofrezca dar puntos a los afectados para optar también a otros institutos, a los que tendrían que ir en autobuses urbanos o en vehículos privados

 

ABC

Toledo

 

«Los niños y niñas del Casco Histórico de Toledo que optan por la educación pública no tienen garantizada su continuidad escolar en el único instituto del barrio, el IES Sefarad«. Así lo han denunciado este jueves desde la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del Colegio San Lucas y María a través de un comunicado que han hecho llegar a ABC.

Según recuerdan, aunque es un problema lastrado desde hace años, la alarma saltó el pasado curso, cuando la mayoría de alumnos del único colegio público del barrio, el CEIP San Lucas y María, residentes en el Casco Histórico, se quedaron fuera del IES Sefarad en la resolución provisional de escolarización.

Tras las quejas de las familias, la Consejería de Educación decidió abrir una nueva línea en dicho instituto para poder escolarizar al alumnado excluido, pero también se comprometió, tal y como señalan, a realizar las modificaciones normativas necesarias para que este problema no volviese a ocurrir.

Al estar próxima la nueva fecha de escolarización y no haber tenido noticias de la Administración, la directiva del AMPA del CEIP San Lucas y María pidió una reunión con José Gutiérrez, delegado provincial de Educación en Toledo, de la que se obtuvo «una respuesta totalmente inaceptable para las familias, ya que al problema de garantizar la continuidad de escolarización en el barrio, la Administración plantea dar puntos a las familias afectadas para que puedan optar también a otros institutos de la localidad, a los que tendrían que ir en autobuses urbanos», aseguran en el comunicado.

«Las manifestaciones a favor de la sostenibilidad en la movilidad o las políticas a favor de la infancia, realizadas tanto por el Ayuntamiento de Toledo como por la Junta de Comunidades, no se sostienen, cuando lo que hacen, en este caso concreto, es precisamente lo contrario: obligar a los niños residentes en el Casco a tomar transporte privado o público para ir diariamente al instituto«, manifiestan.

Desde esta AMPA han propuesto que cambie la zonificación o la valoración en la proximidad al centro, y que se valore el hecho de cursar el idioma francés como segunda lengua para la escolarización en el único centro con proyecto bilingüe en esta lengua de la ciudad. «Ninguna medida ha sido aceptada por la Administración, por lo que los niños y niñas del Casco histórico de Toledo siguen a expensas de que la suerte y la buena voluntad les permita poder seguir su escolarización en el instituto del barrio, si así lo quieren», afirman.

Por eso, exigen de nuevo que se dé a las familias el derecho a elegir el centro educativo en que desean que sus hijos se eduquen de acuerdo con sus convicciones, valorando la proximidad en la escolarización, de manera que se garantice una educación pública en los centros públicos que «subsisten en un barrio acosado por la gentrificación«. Si no se atienden sus reclamaciones, anuncian que emprenderán las acciones necesarias para conseguir que la Junta de Comunidades les garantice sus derechos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba