New York

Inicio de vacunación de maestros da una “dosis de esperanza” a miles de familias hispanas en la Gran Manzana

El Sindicato de Maestros realiza un «balance» para determinar cuántos de los 80,000 docentes de la ciudad que asisten a los planteles quieren y pueden tomar las dosis de inmediato.

Yemmy Tavares como miles de madres de familias hispanas considera un «gran paso» que se inmunice al personal escolar.
FOTO: FERNANDO MARTÍNEZ / IMPREMEDIA
Fuente:  eldiariony.com

Que el plan de vacunación contra el COVID-19 haya dado un segundo paso para incluir en la fase 1B a los maestros en Nueva York, significa una “doble dosis” de esperanza para la quisqueyana Yemmy Tavares, residente de El Bronx: sus dos hijos de 4 y 6 años reciben clases bajo el modelo mixto (virtual y presencial), pero además su esposo es maestro es una escuela secundaria.

“Me parece que poco a poco vamos a volver a la normalidad. Yo tenía miedo al principio de que mis dos niños fueran a las aulas, porque son asmáticos. Pero pese a todos los riesgos, en las escuelas los maestros han venido haciendo un gran trabajo. Que a ellos ya se le esté poniendo la vacuna, es muy alentador para miles de familias”, comentó la isleña.

La estrategia de inmunización para los educadores y otros trabajadores que asisten en las escuelas públicas de la Gran Manzana comenzó el pasado lunes, con algunas confusiones sobre cuáles docentes y trabajadores debían estar de primeros en la larga fila para recibir las dosis.

“Todos aquí debemos tener un poco de paciencia. Somos millones en esta ciudad y nadie puede pensar que esto iba a ser un proceso sencillo. Así como lograron abrir las escuelas en medio de esta pandemia mundial, creo que también podrán proteger a la mayoría con este nuevo avance”, aseveró Tavares.

Desde el pasado 15 de marzo, cuando se cerraron las 1,800 escuelas públicas de la Gran Manzana ante el primer rebrote de COVID-19 hasta su reapertura en el pasado otoño, mantener bajo ‘el techo’ del sistema educativo a 1,100,000 estudiantes de los cuales un poco más del 40% es de origen hispano, ha sido uno de los desafíos más grandes de la Ciudad en tiempos de pandemia.

Aclaradas las dudas

El canciller de Educación de la Ciudad Richard Carranza, aclaró todas las dudas enviando una comunicación en donde especificó: “Si está trabajando de forma remota para una de nuestras escuelas en este momento, espere más orientación sobre cuándo programar su vacunación”.

Cuando José Zambrano, de 45 años, un maestro de música puertorriqueño de una escuela pública en East Harlem, recibió la información oficial por parte de la autoridad municipal, ya había hecho la solicitud para ser inoculado. Este martes recibió una comunicación formal que le precisaba que “debía esperar”.

“Es comprensible. Yo solo voy a la escuela a una reunión cada quince días de planificación. Mi contacto con los alumnos es a través de las plataformas virtuales. Es complicado enseñar artes a distancia. Nos hemos venido acostumbrando. Pienso que aunque ya está la vacuna, igual seguiremos todo este año escolar bajo esta modalidad. Nada luce rápido con este virus”, opinó el educador.

La expectativa de este maestro no se aleja de los cálculos de las autoridades de Salud estatal. Se proyecta que para terminar esta segunda fase de vacunación que incluyó también a policías, bomberos, rescatistas, trabajadores del transporte público y todos los neyorquinos mayores de 75 años, se requerirá 14 semanas con base a la disponibilidad actual del fármaco.

“Al igual que muchos trabajadores de salud, yo he escuchado a compañeros que van a la escuela todos los días y no van acceder a inyectarse. Hay muchas historias. Es normal, para algo tan nuevo. Tengo otros compañeros que simplemente son muy alérgicos y necesitan esperar chequearse bien. La Ciudad tendrá que bregar con esto”, añadió Zambrano.

En efecto, voceros del Departamento de Educación de la Ciudad (DOE) a través de sus exhortaciones han aclarado que aunque están ofreciendo todos los canales para un plan “accesible, gratuito y seguro”, no será una exigencia vacunarse para continuar en el sistema educativo.

80,000 maestros tiene el sistema de educación pública de la Gran Manzana, el más grande del país. Foto: (AFP-Getty Images)

Vacunas se están acercando

Este martes, cuando se abrió paso al segundo día para el proceso de vacunación para el personal escolar, varios docentes se quejaban a través de las redes sociales que aunque aplicaban para esta fase, tras horas de intento, las plataformas digitales habilitadas por la Ciudad les indicaban que no tenían “citas disponibles” en las próximas semanas.

“En este momento estamos ampliando los centros de vacunación en los cinco condados, cada día que pase tendremos lugares nuevos que en semanas acercarán más la vacuna a todos. En las primeras horas de este proceso, hemos observado que hay una alta motivación en nuestro personal para aplicársela. Esto podría ser el primer paso para en el futuro encontrarnos todos en las escuelas”, expresó un portavoz de DOE a El Diario.

Entre tanto, la colombiana Josefina Viña, de 35 años, asegura que es una “buena noticia” que los trabajadores de la educación empiecen a ser inmunizados, porque asume que “cada vacuna acorta el día para que el proceso de enseñanza sea más normal”.

La inmigrante residente de Queens quien es madre de una niña de 12 años con “necesidades de educación especial” y que está recibiendo instrucción virtual en un centro educativo público en Corona, opina que nada sustituye la experiencia en el aula.

“Sentí un alivio cuando supe que empezaron a vacunar a los maestros. Quizás todavía en el próximo otoño estemos lidiando con esto. Es un paso grande. La educación a distancia no es lo mismo. Los niños necesitan aprender a relacionarse con otras personas. Aquí a pesar de la lentitud que muchos denuncian en el proceso hay esperanzas. Imagínate cómo es todo esto de la pandemia en nuestros países”, compartió Viña.

El Sindicato de Maestros crea convenios con proveedores de salud para agilizar la inoculación a este gremio (Foto: F. Martínez)

Sindicato está sacando la cuenta

El presidente de la Federación Unida de Maestros (FUT)Michael Mulgrew, anunció que el sindicato había llegado a un acuerdo con los principales sistemas de salud para ampliar el acceso de la vacuna a todos los miembros elegibles de este sindicato.

Esta semana se empezó a encuestar a todos los trabajadores escolares que de inmediato decidieron aplicarse el fármaco, dando prioridad al personal con una asignación en persona en un plantel.

En las primeras 24 horas de la consulta 17,000 docentes y otros trabajadores del sistema educativo manifestaron que querían vacunarse cuanto antes.

Luego, el sindicato coordinará con los centros de atención médica para garantizar que los maestros y otros miembros que deseen inocularse puedan hacerlo lo antes posible en ubicaciones convenientes en toda la Gran Manzana.

“Miles de dosis de vacunas permanecen inactivas, o incluso se desperdician, ya que el sistema actual deja a los proveedores de atención médica esperando que aparezcan los destinatarios elegibles. Estamos creando un grupo de miembros que optan por participar, que quieren la vacuna, y luego los vincularemos con proveedores que tengan vacunas disponibles”, acalró Mulgrew.

El líder magisterial sostiene que aunque sus acuerdos con los proveedores facilitarán que los maestros obtengan la vacuna, los límites en el suministro del Estado significará que no todos los que quieran la vacuna podrán recibirla de inmediato.

“Aumentar la oferta nacional será una de las primeras prioridades de la nueva administración de Joe Biden “, subrayó.

Así va la vacuna

  • 870,000 trabajadores del sistema educativo del estado de Nueva York son elegibles para ser vacunados en la fase 1B de acuerdo con las estadísticas del Departamento de Salud del Estado de Nueva York.
  • 80,000 docentes tiene el sistema escolar público de NYC.
  • 140,000 empleados están en la nómina de todos los distritos escolares de la ciudad.
  • 669,175 dosis de los nuevos fármacos de Pfizer y Moderna están disponibles en los inventarios de la Gran Manzana.
  • 239,324 dosis se habían aplicado hasta este martes en la ciudad de Nueva York a los grupos 1A y 1B.
  • 3,2 millones de neoyorquinos son elegibles para el grupo 1B, cuya inoculación podría terminar en la primera quincena de abril.

¿Cómo saber si soy elegible para la vacuna?

  • Si es elegible en la Fase 1A o 1B, puede programar una cita ahora para recibir sus dosis. Utilice https://vaccinefinder.nyc.gov/ el buscador con información detallada para obtener su vacuna en la ciudad de Nueva York.
  • Se agregarán sitios adicionales para la vacuna COVID-19 a medida que estén disponibles.
  • También puede programar una cita por teléfono llamando al 1-877-VAX-4NYC.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba