Farándula

El controversial millonario contrato artístico del exponente urbano de «El Alfa» que deja más preguntas que repuestas.

La noticia corrió como pólvora en las redes sociales: «el millonario contrato de El Alfa lo acaba de convertir en el artista dominicano más lucrativo«. Palabras más, palabras menos, el titular resume las reseñas publicadas en distintos medios nacionales e internacionales este jueves 28 de septiembre.

Lo que dijo Mozart La Para del contrato de El Alfa

Frente a ello, los del bando del primero – el Team Alfa-, defienden a su artista y sus méritos para recibir tan jugosa oferta. Junto a ellos, El Alfa celebraba en su Instagram la firma de su acuerdo, mientras mostraba su Bugatti en las historias.

“Después de 16 años de puro esfuerzo, trabajo y sacrificios gracias a Dios firme mi primer contrato marcando un antes y un después en la música urbana. ¡Que esto sirva de motivación! Pon tus planes en las manos de Dios y Él trabajará en ti. Dios te bendiga. 70 (millones) a un dominicano” escribió El Alfa, agradeciendo a la compañía y a su CEO, Alex Heiche.

Así las cosas, ya sea para fomentar o ampliar la discusión, pero sobre todo para que los lectores comprendan los puntos del debate, ponemos la lupa en los datos más relevantes del anuncio del contrato de El Alfa. En fin, lo que los del Team Mozart (ojo, y también muchos del Team Alfa) se preguntan.

En cuanto al debate de quien ganó la “tiradera” entre El Alfa y Mozart La Para, eso no nos compete. Se lo dejamos a los fanáticos y conocedores del género.

La “disquera” que le da el contrato a El Alfa

Lo primero que hay que saber es que Sound Royalties no es una disquera, al menos como ampliamente se conoce que operan estas compañías. Asentada en West Palm Beach (Florida), Sound Royalties es, en estricto censo, una firma financiera especializada que ofrece apoyo a músicos, compositores, productores y otros creativos musicales. Según growjo.com, portal dedicado a documentar el valor de firmas financieras, la empresa tiene un poco más de 40 empleados y unos ingresos netos de 7.5 millones de dólares al año.

Su «catálogo» (técnicamente, sus clientes) incluyen artistas como Lil Wayne, Pitbull, Wyclef Jean y DJ Khaled. Asimismo, Selena Gomez, Ariana Grande, Bad Bunny, Alicia Keys, Don Omar, Ozuna, Nicky Jam y hasta Alejandra Guzmán, por mencionar algunos de los más conocidos. También, una decena de compositores y productores. Ahora, el contrato de El Alfa (acuerdo) lo agrega en esta lista.

Su CEO es Alex Heiche, actualmente un muy conocido ejecutivo de la industria musical. Graduado en justicia penal en la Universidad de Maryland, College Park, ocupó puestos ejecutivos en múltiples empresas financieras especializadas y de software de alta tecnología. Asimismo, proporcionando efectivo y estrategias de recaudación de fondos a grandes beneficiarios de anualidades y atletas profesionales.

¿Que cómo opera Sound Royalties?

Simple. Trabaja adelantando pagos de regalías que reciben los artistas a través de sellos musicales, distribuidores, editores y PRO; estas últimas (las PRO), empresas que recaudan y distribuyen regalías por actuación a sus miembros en cualquier momento en que la música de un miembro se interpreta públicamente. Entre ellas se conocen las famosas BMI, ASCAP, SESAC, SoundExchange, entre otras tantas.

Sound Royalties trabaja con más de 130 pagadores y mantiene una red internacional de representantes que se encarga de administrar los flujos de regalías. Asimismo, ayuda a encontrar regalías ocultas para aumentar sus resultados y maximizar las opciones de los clientes. Aseguran que ofrecen anticipos de regalías «de hasta decenas de millones de dólares» (cabe destacar que, para ser elegible de su financiamiento, un artista debe producir mínimo $5,000 anuales en ingresos por regalías) y que permite a los creadores conservar la propiedad total de sus derechos de autor y, al mismo tiempo, proporcionar un flujo de caja continuo durante el plazo del anticipo. Una oferta, por demás, atractiva para cualquier artista en tiempos donde, en un mundo de streaming y una era digital, los derechos de autor son el Rey.

Así, si un artista tiene tan solo $5,000 anuales en ingresos por regalías, Sound Royalties le ofrece ayudarle a aprovechar eso para convertirlo en dinero adelantado para sus necesidades actuales. En fin, parece un directivo de empresa cruzado con un PRO.

¿Y puede El Alfa?

Según los datos, por supuesto. De acuerdo a las “métricas” que arroja royalties-calculator.com, sitio web especializado en medir las ganancias de los artistas en Spotify, El Alfa se embolsa unos 71 mil dólares mensuales y 862 mil dólares anuales solo en esa plataforma, donde suma unos 3.12 millones de seguidores y un poco más de 22 millones de escuchas mensuales.

Llevando estos datos a la calculadora de ganancias estimadas por royalties de musicgateway.com, El Alfa estaría generando unos 88 mil dólares mensuales en Spotify y unos 110 mil dólares en Apple Music, por mencionar a dos de las plataformas que calcula.

En YouTube, la historia es un poco distinta. Pero con los 9 millones de suscritos en su canal en esa red, es más que seguro que el de Bajos de Haina “califica” para un financiamiento (y responder en sus pagos) como el de Sound Royalties.

«Fue porque no vendí (mis derechos) que ahora puedo aprovechar mi catálogo anterior (los cinco discos que arriba se mencionaban) para invertir en mi futuro. Este financiamiento multimillonario será fundamental para seguir construyendo mi legado y consolidar mi influencia en el espacio de la música latina. Además, es fundamental para promocionar y comercializar mi música. Asimismo, lanzar nuevas oportunidades de carrera y lanzar más trabajos a través de mi propio sello discográfico» dijo El Alfa anticipando sus intenciones.


Como dice el dicho, si Dios se lo da, que San Pedro se lo bendiga.
Fuente Andrés Tovar/el caribe

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba