Internacionales

Venezuela cuestiona seguridad jurídica de Banco de Inglaterra

Durante una alocución pública, el mandatario venezolano calificó de “piratería y robo” la decisión emitida por un tribunal británico de impedir el acceso del Estado venezolano a las más de 30 toneladas del metal precioso custodiados en el mencionado ente bancario.

“El mundo entero debe saber que no hay seguridad jurídica en Londres ni en el Banco de Inglaterra, que en cualquier momento, a cualquier país del mundo le pueden robar sus reservas internacionales”, alertó el jefe de Estado.

Maduro aseveró que ante las maniobras de secuestro y robo de activos, el Gobierno bolivariano continuará la batalla legal para exigir el respeto de los derechos económicos del pueblo venezolano.

La semana anterior el Banco Central de Venezuela (BCV) rechazó el fallo del Tribunal Superior de Londres a favor del autoproclamado presidente Juan Guaidó en el litigio por las reservas de oro depositadas en el Banco de Inglaterra.

La jueza Sara Cockerill, quien presidió la audiencia más reciente celebrada en la Corte Comercial, indicó que esa instancia desconoció la sentencia emitida por el Tribunal Supremo de Venezuela (TSJ), la cual anuló el nombramiento por parte del dirigente opositor de una junta ad hoc para administrar el BCV.

Ante este escenario, el ente bancario de la nación sudamericana cuestionó la subordinación del tribunal londinense a las decisiones de política exterior de la Corona británica.

El BCV denunció en un comunicado que esta decisión socava las legítimas potestades de administración de las reservas internacionales de la República Bolivariana de Venezuela, las cuales, constitucional y legalmente corresponde ser ejercidas por el Banco Central.

Asimismo, calificó de sumamente grave el hecho de que la política exterior del Reino Unido ocasione graves daños a los derechos e intereses de ciudadanos e instituciones de otros estados.

Ante estas acciones, el BCV agregó que se reserva todas las acciones legales a su alcance para recurrir esta decisión en la defensa del patrimonio del pueblo venezolano.

El 23 de enero de 2019, el dirigente opositor Juan Guaidó se autoproclamó presidente encargado de Venezuela con apoyo inmediato del Gobierno de Estados Unidos y varios de sus aliados internacionales, incluido el Reino Unido.

Este acto de usurpación, percibido en Caracas como intento de golpe de Estado, abrió las puertas al recrudecimiento de las medidas coercitivas unilaterales y al bloqueo de miles de millones de dólares en activos en el exterior, como parte de la política de Washington para un cambio de régimen en la nación sudamericana.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba