New York

Sacar a Nueva York de la crisis del COVID-19: el gran reto del alcalde Eric Adams

Eric Adams asumió la Alcaldía de la Ciudad de Nueva York este 1 de enero del 2022, y lo que recibió no fue precisamente un municipio color de rosa.

El nuevo mandatario toma las riendas de una Gran Manzana golpeada ferozmente por la crisis del COVID-19, que ha dejado más de 1.2 millones de contagios, desde que empezó en marzo del 2020 y casi 35,000 muertos, al igual que miles de familias en riesgo de ser desalojadas y otras con grandes pérdidas en sus ingresos.

El panorama también vislumbra otras problemáticas que se venían arrastrando desde antes de la pandemia, como la falta de vivienda asequible, limitantes de acceso a la salud para las comunidades más vulnerables, educación segregada y clases sobrepobladas, explotación salarial y una criminalidad desbordada, que con el aumento en la crisis de salud mental se han convertido en detonantes de un cóctel explosivo.

Y aunque es muy grande el gran reto de sacar a Nueva York de la crisis que ha dejado la pandemia, que muy lejos de dar señales de querer cruzar la esquina está generando aumento de casos en más de un 50% en el último mes y ya se pasó el 12% de índice de positividad, la esperanza y el voto de confianza de que Eric Adams podrá liderar el barco en medio de la tormenta y llevarlo a buen puerto, gobiernan a la mayoría de los líderes y neoyorquinos de a pie.

Ese es el sentir del expresidente del Comité de Inmigración del Concejo Municipal Carlos Menchaca, actual miembro del equipo de transición del nuevo mandatario local, quien insiste en que el sucesor de Bill de Blasio tiene la experiencia y el deseo real de entrar a limpiar los escombros que dejaron el COVID y la pasada Administración Municipal.

“Con Eric Adams hay esperanzas de que esto va a cambiar. Creo que él es alguien que además va a permitir que elevemos nuestra voz para denunciar lo que esté pasando y así pueda entender mejor las necesidades de nuestras comunidades”, dijo el político de origen mexicano.

“Es por eso que vamos a crear un plan para el primer año, para saber qué tenemos que hacer exactamente en educación, servicios legales, vivienda, salud y garantizar que todo lo que creamos en el Concejo Municipal siga, y se implemente bien. Van a ser tiempos mejores, pues ya sabemos que De Blasio nunca entendió la lucha de los inmigrantes y ahora eso va a cambiar”.

Guillermo Chacón, una de las voces más fuertes de la Gran Manzana en la lucha contra el Sida y la defensa y protección de portadores del VIH, mencionó que tras los efectos del COVID en la ciudad, la salud será uno de los grandes desafíos que la Administración Adams deberá encarar.

“El coronavirus vino a desnudar más la triste realidad de la profunda disparidad de salud, entre ellas el VIH, de un sistema totalmente divorciado y alejado de nuestras comunidades y ese es uno de los muchos temas que tiene que resolver el próximo Alcalde”, dijo Chacón, quien advirtió que una pieza clave para que Nueva York pueda recuperarse es trabajar con las organizaciones comunitarias y dotarlas de recursos.

“S se deja de lado a los grupos de las comunidades y no se incluyen en el mapa de soluciones, Nueva York no va a salir pronto de la crisis que ha dejado el COVID y mucho menos va a recuperarse”, exclamó Chacón.

Sigue pendiente la vacunación
En el terreno de la salud, el tema de la vacunación es otra de las partes fundamentales de la ecuación para la recuperación según el ahora exalcalde De Blasio, quien dejó a la Gran Manzana con un promedio de vacunación del 78.5% de los neoyorquinos con al menos la primera dosis y el 70.7% totalmente inmunizados. El gran reto de Adams será precisamente lograr que el 21.5% de los habitantes de los cinco condados sin vacunar lo hagan, y aunque De Blasio implementó el mandato de vacunas para el sector privado, se desconoce si el nuevo Alcalde lo respetará, ya que entró en vigor justo a la salida de De Blasio, o si se eliminará.

Voces salientes del gobierno municipal como el presidente del Concejo Municipal Corey Johnson, quien ha defendido la utilidad de los mandatos de vacunas, confesó tener dudas sobre la última medida de De Blasio, al considerar que no se incluyó la opinión de las compañías y negocios privados, que precisamente han estado batallando por conseguir empleados, y que pudieran verse más afectadas por la nueva norma.

Ydanis Rodríguez, artífice clave del triunfo de Adams con el empuje del voto latino, y quien fue nombrado como Comisionado de Transportes de la nueva Administración, advierte que dentro del rompecabezas necesario para que Nueva York pase al otro lado del río en su recuperación post-COVID, los pequeños negocios deberán ser apoyados.

“La mayoría de estos negocios son los que dan los trabajos en la ciudad y son negocios de hermanos y hermanas inmigrantes mayormente, que bajo la Alcaldía de Eric Adams no van a ser abandonados, porque son la columna vertebral de nuestra economía y eso lo tiene claro Eric”, afirma el político dominicano.

Otra de las herramientas que será clave en la recuperación de la Gran Manzana serán según el analista político Carlos Vargas, las relaciones que la administración municipal tenga con el gobierno estatal, que en la Administración De Blasio se caracterizó por no ser una luna de miel con Albany.

“En la medida en la que la Administración Municipal trabaje en mancuerna con la Gobernadora en asuntos vitales, va a ser menos cuesta arriba resolver las principales necesidades de la ciudad en materia de vivienda, salud y educación”, comentó el experto.

Se avecina batalla con el Concejo Municipal
Otro de los retos de Adams, como advierte Vargas, será lograr consensos con el nuevo Concejo Municipal, que contará con un amplio sector de voces progresistas, que en muchos asuntos choca con la visión del nuevo Alcalde.

Y un ejemplo de eso ya se vio hace dos semanas, cuando Adams nombró al nuevo comisionado de Correccionales Louis Molina, y dijo que volvería a restaurar la política de confinamiento en solitario en la cárcel de Rikers Island, lo que de inmediato provocó que una gran mayoría de los miembros del Concejo le enviaran una carta rechazando esa idea, y recordando que por años han luchado para eliminar ese castigo en las prisiones de la ciudad.

Uno de los temas que pudiera medir fuerzas tiene que ver con el movimiento de algunas voces políticas nuevas en el órgano legislativo, como Tiffany Cabán, quien apoya quitarle fondos al NYPD e invertirlos en las comunidades, mientras que el nuevo Alcalde se opone a esa visión en el manejo de la Uniformada.

La nueva concejal por Brooklyn, Jennifer Gutiérrez, también advierte que las negociaciones con el nuevo mandatario no serán miel sobre hojuelas en todos los flancos, pero se muestra optimista de que tanto concejales, al igual que Eric Adams, puedan llegar a un balance que lleve a Nueva York por el camino de una recuperación sólida y duradera, que aborde las principales necesidades de los neoyorquinos.

“Al tener un Concejo mas inclusivo espero que nos enfoquemos en la vivienda asequible, pues estamos en una crisis, , al igual que en la responsabilidad de las agencias y la seguridad pública, algo que espero poder trabajar de la mano de Eric Adams, con quien a pesar de no compartir su visión de enviar más policías a las comunidades, sé que es alguien que conoce a las comunidades y que quiere trabajar bien”, dijo la política de origen colombiano. “Espero que haya una posibilidad de que Eric escuche a los representantes de las comunidades a la hora de tomar decisiones”.

Gutiérrez agregó que otro de los elementos clave que deberá promover la Administración Adams para que realmente haya cambios de fondo, los nombramientos en las agencias de la Ciudad, reflejen la diversidad que hay en los cinco condados, también con puestos de liderazgo para latinos.

Y sobre la manera cómo el Concejo Municipal lucirá, no solamente en su composición, sino en el impulso de leyes y medidas, es evidente que allí jugará un rol destacable el manejo que haga la presidenta de ese organismo, la concejal Adrianne Adams, quien se estrena en el cargo este enero.

Desde ya, la concejal de Queens, de 61 años, ha manifestado que el faro que guiará el trabajo del Concejo Municipal será buscar soluciones para salir a la crisis que ha desatado la pandemia del COVID en diferentes áreas, sumándose así, al mismo norte que se ha puesto el alcalde Adams.

“Las prioridades más importantes deben ser salir de esta pandemia que tenemos, por eso hay que permancer, muy muy vigilantes (con el avance de ómicron)”, dijo la sucesora de Corey Johnson. “Esa va ser nuestra prioridad, salir de esta pandemia y luego (temas como) vivienda, seguridad pública y esas cosas que tenemos que priorizar”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba