Educación

¿Sabes cómo ayudar a tus hijos a estudiar mejor? Te dejamos seis consejos prácticos

Realizar una primera lectura comprensiva, extractar las ideas más importantes y comprobar que los conceptos clave están claros antes de pasar los borradores a limpio son algunos de los consejos que ofrecen los expertos

S. F.

Junio es el último mes escolar para los casi tres millones de alumnos de Primaria1 y, con él, se acercan los estresantes exámenes finales. Con el fin de curso tan cerca, es muy importante que los niños y niñas sean capaces de afianzar los contenidos impartidos durante todo el curso. Así, consiguen potenciar el aprendizaje, la comprensión y mejorar el rendimiento de cara al próximo curso.

Los expertos pedagogos de Rubio, la afamada editorial de cuadernos didácticos, nos resumen una serie de consejos para ayudarles a estudiar de una manera más fácil y eficiente. Recomiendan la preparación de esquemas y resúmenes que les ayudarán a organizar las ideas más importantes de las asignaturas y asentar los conocimientos vistos en clase. Así, proponen una serie de consejos y pautas para que mamás y papás puedan ayudar a que los más pequeños afronten mejor los exámenes, sin olvidar los conceptos de un año para otro.

1) Realizar una primera lectura comprensiva. El primer paso antes de abordar cualquier texto es esencial: leerlo detenidamente (incluso un par de veces si es necesario) sin subrayar ni tomar notas, con la única finalidad de entenderlo totalmente.

2) Extraer y organizar las ideas más importantes. ¿De qué trata el texto? Una vez comprendido el contenido, es aconsejable que los niños y niñas ordenen las ideas principales y secundarias, subrayando si así les resulta más sencillo. También es importante que sepan identificar el tema en una sola frase.

3) Redactar el resumen. Una vez seleccionadas las ideas, deben hacer el resumen, sintetizando la información más importante, y redactarlo con sus propias palabras, relacionando unas ideas con otras.

4) Preparar el esquema. Para acabar, los pequeños deben realizar un esquema ordenado de los puntos principales y relacionarlos con líneas y símbolos gráficos, e incluso palabras clave, para un aprendizaje más visual y fácil de comprender rápidamente.

5) Comprobar que el esquema y resumen se entienden. Es importante que los conceptos queden claros y sean fáciles de entender, para que los pequeños puedan asimilarlo rápidamente.

6) Pasarlos a limpio. Es hora de coger el cuaderno y escribir la versión final que servirá para estudiar de forma clara de cara a los exámenes.

­­­­Durante el proceso de extracción de información, o una vez terminados los resúmenes y esquemas, es recomendable destacar y subrayar las distintas ideas y los elementos gráficos con colores diferentes según su importancia. Por ejemplo, los peques pueden utilizar desde bolígrafos de punta fina de colores, hasta subrayadores fluorescentes o marcadores pastel de distintos tonos. Así conseguirán que sean mucho más visuales y puedan diferenciar y recordar la información fácilmente.

Siguiendo estos consejos, los estudiantes tendrán a su disposición buenas herramientas que les ayudarán a potenciar su aprendizaje, comprendiendo y procesando aquello que quieren aprender de manera mucho más sencilla.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba