Salud

Tabla de quesos perfecta: las 5 variedades que no pueden faltar

Nada más práctico y delicioso que disfrutar de las delicias de la vida que una atractiva tabla de quesos. Con motivo del Día Mundial del Queso, anímate a preparar una tabla de quesos digna de revista: estos son los cinco quesos que no pueden faltar en una tabla de quesos perfecta

 

El queso es un alimento que refleja la riqueza, cultura y tradiciones de muchas regiones en el mundo. No dudes más y disfruta de estas únicas variantes con una rica copa de vino.
FOTO: FOTO JENNIFER MURRAY EN PEXELS / PEXELS
Fuente : eldiariony.com

No existe nada más práctico, delicioso y vistoso, que montar una rica tabla de quesos variados para disfrutar de cualquier evento. Si bien en los últimos meses mucho se ha dicho sobre los efectos de los lácteos en la salud, lo cierto es que nadie se niega a disfrutar de un buen queso y una copa de vino, son la combinación perfecta.

En conjunción con la celebración del Día Mundial del Queso y teniendo en cuenta que la gente cada día se está volviendo más exigente con lo que respecta a la calidad de los quesos. Además, sabiendo que existen algunas dudas sobre las mejores variantes para montar una tabla de quesos casera digna de revista, nos dimos a la tarea de seleccionar las opciones que simplemente no pueden faltar ¡Conquistarás a tus invitados con muy poco esfuerzo! 

1. Manchego

El queso manchego proviene de la región de La Mancha en España. Está elaborado con leche de oveja que da como resultado sabores picantes, a nuez y a hierba. Se trata de uno de los quesos más gourmet que existen y se caracteriza por su alto contenido en grasa, que le da una rica sensación, ciertamente irresistible. Este tipo de queso se sirve mejor con galletas saladas o dulces, jamón en rodajas finas, almendras, nueces y sabores dulces como miel y mermeladas. Cuando se trata de maridaje de vinos, el manchego va bien con el jerez español, vinos tintos como el cabernet sauvignon. alguna variante afrutada y el pinot noir.

 

Tabla de quesos
Taba de quesos. /Foto: Pexels

2. Gouda

Una de las variantes más populares y consumidas en todo el mundo es el maravilloso queso gouda, que es originario de los Países Bajos y tiene un sabor a nuez y mantecoso con notas de caramelo. Lo cierto es que siempre es un acierto integrarlo en una tabla de quesos, ya que cumple hasta con los gustos más exigentes: el gouda joven tiene un sabor suave y se vuelve fuerte cuando envejece, por lo tanto sus variantes jóvenes generalmente están cubierto con una capa cerosa roja o amarilla, mientras que un gouda envejecido está cubierto con cera negra. Este queso holandés combina bien con pan y frutas frescas como uvas, manzanas en rodajas y orejones deshidratados. El gouda joven se puede combinar con una copa de Pinot Grigio o Reisling, mientras que el gouda maduro combina bien con Merlot, Cabernet Sauvignon o Chardonnay. También marida perfecto con licores como el ron oscuro o un whisky de malta.

Quesos
Tabla de quesos. /Foto: Pexels

3. Brie Triple CremaEl Brie Triple crema es simplemente una grata explosión de sabor y es definitivamente la mejor opción para integrar un queso de textura suave y mantecosa, ideal para untar en pan. Y es por ello que se disfruta mejor con baguette en rodajas y galletas saladas, mientras se combina con deliciosas frutas como bayas y uvas. Para elevarlo aún más sus sabores, es ideal para cubrir con algo dulce como miel y mermelada de higos. El brie de triple crema también marida perfecto con diferentes variantes de vino, como es el caso del Pinot Noir, Sauvignon Blanc, cerveza negra, pilsner afrutado o bourbon.

Tabla de quesos
Queso brie./Foto: Pixabay

4. Queso Cheddar

El cheddar es originario de un pequeño pueblo inglés, y es popular por ser un queso de consistencia dura con un sabor fuerte y a nuez. El sabor varía de dulce y cremoso a amargo y picante, dependiendo el proceso de elaboración y grado de madurez. El queso cheddar combina bien con frutas en rodajas como fresas y peras, y carnes como salami y pepperoni. No olvides acompañarlo de unas galletas saladas y almendras tostadas. Además se marida a la perfección con vino Pinot Noir, Cabernet Sauvignon o una buena cerveza pálida.

Quesos
Tabla de quesos./Foto: Pixabay

5. Queso de cabra

El queso de cabra es una de las alternativas consentidas y es que se caracteriza por ser suave, sedoso y amable al paladar. Además tiene una amplia gama de sabores y puede pasar de ser suave a picante a herbáceo y dulce. Algunos de los quesos de cabra populares son el clásico chevre francés y el queso azul. Es una de las variantes más versátiles y combinables, combina bien con casi todo: bayas, salami, aceitunas, nueces, miel y galletas saladas. En particular el queso se marida increíblemente bien con vino con Chardonnay, Zinfandel, Pinot Noir, Sauvignon Blanc o Malbec ¿Otra opción a los vinos? Combina con ginebra cítrica o una cerveza Hefeweizen ¡simplemente perfecto!

Tabla de quesos. /Foto: Shutterstock

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba