Noticias

Senado de EE.UU. aprueba paquete de estímulo de Biden con cheques de $1,400 y otras ayudas

El «Plan de Rescate Estadounidense» de $1.9 billones ahora deberá pasar nuevamente a la Cámara de Representantes para su aprobación final en el Congreso

El líder de los demócratas en el Senado, Chuck Schumer, celebra la aprobación este sábado del paquete de estímulo de $1.9 billones en ese cuerpo legislativo.
FOTO: JIM LO SCALZO / EFE
Fuente : eldiariony.com

La mayoría demócrata en el Senado federal aprobó este sábado su versión del “Plan de Rescate Estadounidense” de $1.9 billones de dólares que incluye los cheques de estímulo de $1,400 y una extensión de $300 semanales por desempleo hasta septiembre.

La aprobación en el Senado se dio luego de que la votación final en el pleno iniciara pasadas las 12 del mediodía.

La votación fue de 50-49.

 

“Yo quiero que los estadounidenses sepan que más ayuda está en camino con el ‘Plan de Rescate Estadounidense“, lee un tuit compartido por el portavoz de la mayoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, poco después de las 12.

En un tuit posterior, a eso de las 12:25 p.m., Schumer confirmó la aprobación.

“Los demócratas en el Senado acaban de pasar el grande y audaz ‘Plan de Rescate Estadounidense’ para los estadounidenses de todo el país”, añade el mensaje.

 

 

 

El visto bueno del Senado ocurrió luego de una maratónica sesión en la que se presentaron varias enmiendas como parte del proceso conocido como “vote-a-rama”.

El proceso se extendió desde el mediodía de ayer hasta la madrugada del sábado por unas 12 horas.

Entrada la mañana de hoy, los senadores retomaron el trámite legislativo con la evaluación de 14 enmiendas.

 

Nuevos límites de ingresos para elegibilidad

Entre los cambios más significativos en la legislación destacan los nuevos límites de ingresos para hacer más focalizados los cheques de estímulo y reducir el número de beneficiarios elegibles al pago completo, así como el inicio más rápido de la reducción gradual del pago hasta llegar a cero. Bajo las nuevas pautas, los individuos que ganen $80,000, $120,000 en el caso de jefes de hogar y $160,000 para matrimonios, no recibirán fondos de estímulo.

Ayuda extendida de $300 semanales por desempleo

Otro asunto que provocó división, incluso entre los propios demócratas, fue la extensión de los beneficios por desempleo.

Para poder agilizar ese debate, los senadores aprobaron una enmienda para subsanar los reclamos de algunos legisladores como el demócrata conservador Joe Manchin, y acordaron que la cifra semanal se mantendría en los $300, pero el periodo de solicitud se extenderá hasta el 6 de septiembre.

 

Inicialmente, el plan de los demócratas era conceder $400 semanales hasta finales de agosto.

La nueva disposición, además establece que los primeros $10,200 dólares recibidos por desempleo no serán tributables para los hogares con ingresos menores a los $150,000. Adicional, se extendieron hasta el 2026 las reglas contributivas relacionadas con las limitaciones por pérdidas comerciales excesivas.

Aumento del salario mínimo federal a $15 queda fuera

Otra de las enmiendas más sonadas, pero que no prosperó fue la presentada por el senador independiente Bernie Sanders para aumentar el salario mínimo federal a $15 la hora.

La iniciativa del senador de Vermont fue de las primeras en ser descartadas como parte del proceso de “vote-a-rama” en la que los legisladores de minoría presentan enmiendas y impulsan debates de temas controvertidos para intentar cambiar las disposiciones de las propuestas de la ley a las que se oponen.

Sanders no tuvo éxito en su plan a pesar de que cuenta con el aval de varios demócratas progresistas.

De hecho, ocho demócratas más moderados votaron en contra de la enmienda junto a la delegación republicana.

 

Largas y extenuantes jornadas legislativas desde el jueves

Desde el jueves los procesos legislativos fueron accidentados debido a las estrategias de los republicanos para retrasar la aprobación del plan de estímulo contra el coronavirus del presidente Joe Biden.

En el inicio del debate senatorial, el republicano de Arizona, Ron Johnson, requirió la lectura completa en voz alta de la ley, lo que le tomó a los secretarios 10 horas, 43 minutos y 9 segundos.

El argumento del político era que la lectura era necesaria porque había que dejar constancia de la ley que supuestamente dejará endeudadas a las futuras generaciones.

 

Adicional, el portavoz de los republicanos en el Senado, Mitch McConnell, presentó sin éxito una moción ayer para que se pospusiera la discusión de las enmiendas en el Senado hasta el sábado.

Sin embargo, el cuerpo legislativo continuó trabajando hasta eso de la 1 a.m. de hoy, y luego retomó labores entrada la mañana.

En los momentos previos a la votación final, Schumer agradeció al personal del Senado que laboró por largas horas hasta hoy.

“Tenemos que agradecer al personal del pleno del Senado, los secretarios, los empleados de la cafetería, el personal de mantenimiento y la Policía del Capitolio”,  indicó el legislador de Nueva York.

“Muchos de ellos han trabajado hasta 36 horas corridas”, agregó el portavoz, lo que provocó la ovación de algunos de los presentes en el hemiciclo.

El paquete de estímulo aprobado en el Senado ahora deberá pasar nuevamente a la Cámara de Representantes para que sus miembros ratifiquen los cambios realizados en el Senado.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba