Salud

¿Por qué tu cuerpo te impulsa a comer azúcar aunque estés a dieta?

No hay estudios que indiquen que el azúcar pueda causar dependencia alimentaria

Hay regiones del cerebro que refuerzan el consumo de los alimentos dulces.
FOTO: SHUTTERSTOCK
Fuente :eldiariony.com

El azúcar es un ingrediente muy importante en la alimentación occidental, y que cuenta con presencia en muchos alimentos. Según Vitónicalos usos frecuentes que recibe este ingrediente podrían sugerir la existencia de una adicción, pero no es así.

Sin embargo, aunque poco probable, sí es posible desarrollar una respuesta adictiva al azúcar en términos evolutivos dado que los mecanismos cerebrales que otorgan recompensas a los alimentos naturales son los mismos que se activan con ciertas drogas.

¿Qué tanta recompensa le damos a los alimentos azucarados?

Estudios realizados sobre animales han demostrado que ellos sí pueden padecer efectos fisiológicos por el azúcar que sean similares a los de una adicción diagnosticada. No obstante, esto no ha ocurrido en los estudios sobre seres humanos.

Por ejemplo, en un estudio médico reciente en el que participaron 1495 estudiantes universitarios se evaluó si ellos tenían algún signo de adicción a los alimentos de acuerdo con el Manual diagnóstico y estadístico de trastornos mentales.

Del total de la muestra, un 95% desarrolló por lo menos 1 signo de dependencia alimentaria. El 30% lo hizo con alimentos salados y altos en grasa, 25% con alimentos dulces altos en grasa5% con alimentos enteramente dulces, y un 2% alimentos salados bajos en grasa.

Este estudio concluyó que el valor de recompensa que le damos a los alimentos depende de la experiencia individual que tengamos al comer y de la densidad energética del alimento.

Azúcar
Muchas personas tienen actitudes adictivas frente al consumo de azúcar. Fuente: Pexels

¿Cómo funcionan los mecanismos de recompensa en el cerebro?

La adicción al azúcar, evolutivamente hablando, es una situación posible dado que los mismos mecanismos cerebrales que evolucionaron para responder a la recompensa de los alimentos naturales son los mismos que se activan con algunas drogas.

Ciertas regiones del cerebro refuerzan la ingesta de alimentos y medicamentos. Una de estas regiones es el núcleo accumbens, un grupo de neuronas del cerebro que regulan la risa y los mecanismos de recompensa.

El núcleo accumbens es estimulado por una multitud de hormonas y neurotransmisores, como dopamina y péptidos opioides como encefalina y acetilcolina.

Las neuronas que contienen dopamina son estimuladas por drogas adictivas y también por alimentos como azúcar, sacarina, y aceite de maíz. Cualquier sustancia que libere dopamina hará que ella interactúe con el núcleo accumbens, motivando una conducta de búsqueda-recompensa.

Los péptidos opioides pueden aumentar la liberación de dopamina. Incluso, los medicamentos que anulan sus efectos son capaces de reducir el consumo de alimentos dulces.

Más allá de si es posible o no volvernos adictos al azúcar, el consumo de este ingrediente debería estar limitado si consideramos su contenido en calorías, lo que es perjudicial especialmente para las personas que quieren bajar de peso.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba