Educación

Las familias confían en que el coronavirus traiga la verdadera conciliación

Los españoles siguen considerando la conciliación de la vida laboral y personal como el segundo factor más importante a la hora de elegir una empresa en la que trabajar

A. MARTÍNEZ

Las familias españolas se han visto obligadas a teletrabajar de la noche a la mañana. El teletrabajo es, de hecho, una asignatura pendiente en nuestro país que se ha visto impulsado por el coronavirus. Y quizás, una vez pase la pandemia, aumenten el número de padres y madres que puedan ocuparse de sus tareas profesionales desde casa para que la conciliación empiece a ser cada vez más real.

De hecho, una encuesta de Adecco asegura que el 42,5% de los españoles entiende que habrá importantes facilidades para la conciliación en los próximos años (periodo 2020-2025).

Según el estudio reciente «La productividad del trabajo y la conciliación laboral, 2020», elaborado por EAE Business School, los españoles esperan que el coronavirus cambie el actual panorama. En este mismo sentido, el 77% cree que las empresas deberían facilitar a los hombres la conciliación entre el trabajo y el cuidado de sus hijos. De este porcentaje, el 81% son hombres y un 73% son mujeres.

«Tradicionalmente, se ha relacionado el rol de cuidado de hijos y familiares a la mujer. De hecho, las cifras de contratos de trabajo a tiempo parcial o el porcentaje de población con reducción de jornada dan muestra de ello. Se trata de una convención social implantada a lo largo de décadas, muy relacionada, a su vez, con estereotipos de género y la cuantía salarial. Con los cambios sociales vividos, y los que estamos viviendo, son cada vez más los hombres, y también muchas mujeres, los que se muestra a favor y solicitan la posibilidad de conciliar su vida personal, laboral y familiar», explica la coautora del informe, la profesora Magalí Riera Roca.

Y es que la realidad es que la conciliación laboral y familiar es el quinto principal problema al que se enfrentan las mujeres en España (19%), por detrás de la violencia y el acaso sexual, la violencia física y la desigualdad en los salarios; y al mismo nivel que la realización de trabajo no remunerado.

Así, no es de extrañar que las excedencias por cuidado de hijos estén solicitadas en un 90% de los casos por mujeres. Mientras, para el cuidado de familiares, el porcentaje ronda el 84%.

El informe revela también que la situación es tan grave que más de 10% de las mujeres manifiestan que el principal motivo por el que no estaban embarazadas ni han tenido hijos es por razones laborales o de conciliación.

Mala percepción

Sin embargo, España no está tan mal como muchas veces se piensa. Según el estudio, que abarca entre 35 países de la OCDE junto a Rusia, Brasil y Sudáfrica, las familias españolas tienen la suerte de vivir en el tercer mejor país con el mejor equilibrio vida personal y laboral. El ranking lo lidera Países Bajos, que obtiene una puntuación de 9,5 puntos sobre 10; Italia (9,4), en segundo lugar; y España y Dinamarca (9), que empatan en tercera posición.

«España obtiene una buena puntuación por las horas dedicadas al ocio y cuidado personal pero también porque ha descendiendo el porcentaje de la población con jornadas extensas, hasta situarse alrededor del 4%», matiza Magalí Riera Roca.

Dicho equilibrio ha sido puntuado teniendo en cuenta las horas que se trabajan; la dedicación al ocio y al cuidado personal y porcentaje de madres que trabajan. No hay que olvidar que a mayor jornada laboral, las personas tienen menos tiempo de dedicación a la vida personal y familiar.

Sin embargo, la percepción de la satisfacción es mayor en los países escandinavos: Finlandia, Dinamarca y Noruega. Los españoles, por tanto, no se consideran unos afortunados. La puntuación de España (6,4) disminuye con el paso de los años situándose ligeramente por debajo de la media de los países de la OCDE.

Los españoles siguen considerando la conciliación de la vida laboral y personal como el segundo factor más importante a la hora de elegir una empresa en la que trabajar. Más del 60% de los trabajadores consideran que el factor más relevante es un salario atractivo y beneficios sociales, seguido de la posibilidad de conciliación (55-56%) y de la seguridad laboral (48%). En cuarto y quinto lugar encontramos la necesidad de un ambiente agradable de trabajo y la flexibilidad de las condiciones, ambos obtienen más un 40%.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba