New York

Piden liberar a madre dominicana que cayó en redada de ‘La migra’

Familiares y activistas indignados por desproporcionado empleo de fuerza de los agentes que actuaron en operativo ejecutado en un restaurante de Brooklyn

NUEVA YORK.- Familiares, líderes comunitarios y representantes de varias organizaciones defensoras de inmigrantes exigieron este lunes al Gobierno federal que libere de inmediato a María de los Ángeles Sanz Pimental, de 38 años.

La inmigrante de origen dominicano fue arrestada por agentes de la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE) el domingo 1 de marzo a las 6 de la mañana. El violento incidente fue captado en un video de 6 minutos de duración, grabado por Piedad Peralta, compañera de trabajo de la arrestada, se puede apreciar a los agentes de ‘La migra’, rociando con gas pimienta a María de los Ángeles, cuando estaba sometida en el suelo.

“Mi hermana es madre y padre para sus hijos. Los vecinos nos están apoyando porque nos conocen como una familia trabajadora. Ella no puede ser mejor hermana e hija, la familia espera que las autoridades tengan en cuenta todo el sacrificio que hace por salir adelante, antes de tomar una decisión”, dijo la hermana de la arrestada Yeiny Sanz, que reside en Miami y viajó hasta Nueva York, cuando conoció del arresto.

“Esta situación no se la deseo a nadie, es terrible y frustrante. No siquiera hemos podido verla, sólo la hemos contactado por teléfono. Nunca nos imaginamos que, en Nueva York, nos pudiera pasar algo semejante, mi madre no ha cesado de llorar”, dijo también entre lágrimas Sanz.

Los activistas comunitario exigieron la liberación de la dominicana.

El sacerdote Fabían Arias, párroco de la iglesia a la que asiste María de los Ángeles, es el único que ha tenido acceso a María de los Ángeles en la cárcel de inmigración en Nueva Jersey.

“Ella está angustiada por toda la situación con sus hijos y confundida por la violencia física que se ejerció contra ella, y que se está ejerciendo contra nuestra comunidad inmigrante”, dijo Arias, que también está apoyando a otros tres inmigrantes que fueron detenidos la pasada semana, también en el sur de El Bronx.

La manifestación en la que también tomaron parte varios funcionarios electos del área, se realizó frente al restaurante ‘La cabaña’, localizado en el 1062 de la avenida Flatbush, en el vecindario del mismo nombre en Brooklyn.

Supremacía blanca y fascismo

El Defensor del Pueblo Jumaane Williams, un residente de Brooklyn de toda la vida denunció la operación de ICE como un acto de nacionalismo blanco, neonazismo, supremacía blanca y fascismo.

“Quiero que la gente entienda lo que está pasando aquí. Esto no es acerca de ‘bad hombres’ (como llamó Trump a los inmigrantes mexicanos durante su campaña electoral). Esto es acerca de supremacía blanca”, afirmó Williams y agregó que, “lo que ocurre en la ciudad, con la continua presencia de, ICE, es nacionalismo blanco, neonazismo, supremacía blanca y fascismo”.
Williams, en sus críticas al Gobierno federal, recordó que ahora tienen una oficina para quitar la ciudadanía a ciudadanos. “Todo aquel que apoye a este presidente está apoyando la supremacía blanca, el neonazismo, el fascismo”, sostuvo, y recordó que en febrero pasado un agente de inmigración disparó en la cara a un hombre y ahora usan gas pimienta contra una mujer. “Eso está pasando ahora en este país”, denunció.

Forman patrullas de autodefensas

De acuerdo con el activista Jorge Muñiz, de Sunset Park ICE Watch, la organización que promovió la protesta y posterior rueda de prensa.

“Los agentes de ICE entraron al restaurante La Cabaña y detuvieron a la madre de tres hijos, sin una orden judicial firmada. Nosotros estamos formando patrullas de autodefensa para proteger y enfrentar estos agentes en las calles”, denunció Muñiz.

“Este arresto violento es el último de una serie de incursiones de ICE contra la comunidad inmigrante en la ciudad de Nueva York. María de Los Ángeles es una mamá trabajadora que fue brutalmente atacado por el gobierno federal. El presidente Trump quiere pintar a nuestra comunidad inmigrante como criminales. En realidad, son los agentes de la migra que son los crimínales y quienes nos están atacando”, dijo Muñiz.

El activista agregó que, “los inmigrantes tienen derechos y no vamos a dejar que estos agentes nos estén atacando. La primera manera que tenemos que usar para defendernos es grabando todo por vídeo para documentar las injusticias de este gobierno”.

Los agentes de ‘La migra’, han sido vistos recientemente portando rifles de asalto en El Bronx y en Brooklyn. Los activistas recordaron el incidente ocurrido el mes masado, cuando agentes de ICE dispararon a Erick Díaz-Cruz, de 26 años, en la cara el mes pasado, mientras hacían una redada en Brooklyn.

El incremento de las acciones de la ‘La migra’ se inscribe dentro del plan del Gobierno federal de reforzar las redadas, con efectivos de elite de la agencia de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP).

La Administración Trump ha aumentado las redadas del ICE en ciudades santuario como Nueva York, que rechazan colaborar en la aplicación de las leyes migratorias, de competencia exclusiva del Gobierno federal.

Acompañando a la familia de María de los Ángeles Sanz Pimental, se contó al senador estatal Zellnor Myrie, Sunset Park ICE Watch, Equality for Flatbush, Chinese-American Planning Council y otros grupos comunitarios.

Empleo de fuerza desproporcionada

La dominicana Piedad Peralta, compañera de trabajo de la arrestada describió la acción como, “un acto de fuerza desproporcionada contra una mujer indefensa”.

Peralta aseguró que los cuatro agentes, que portaban chalecos que les identificaban como policías, entraron al restaurante, abierto 24 horas, cuando ellas terminaban su turno de trabajo, y preguntaron por su amiga.

“No se identificaron como policías, ni como agentes de ICE. No mostraron orden de arresto. A María no la encontraron en la calle, la encontraron trabajando. Le echaron gas pimienta cuando preguntaba por qué se la llevaban y la tiraron al piso. Cuando ella comenzó a llorar fue por el gas pimienta. Fueron violentos con ella, abusaron. Por eso grabé el vídeo”, indicó Peralta y aseguró que el mismo agente roció el gas pimienta a varias personas en el restaurante, incluido el dueño.

También denunció que uno de los agentes se sentó sobre María de los Ángeles. “Para una mujer, con un solo policía bastaba. Eran cuatro y los cuatro eran violentos. Hoy le tocó a María, mañana quién sabe a quién le toque”, declaró.

Con información de EFE.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba