DeportesOpinión

La maquinaria roja de Sparky

Por Alex Volcanes

Una dinastía que para mi gusto, ha sido una de las mástemibles y poderosas de la historia, la famosa Maquinaria Roja de los Rojos de Cincinatti de los año70.

Tú que quizás eres un joven fanático de los Reds, pensarás  que siempre fueron un equipo en permanente reconstrucción, déjame decirte que no siempre fue así,entre los años de 1970 a 1979, los rojos fueron el equipo más dominante de toda la liga nacional, con un núcleo de peloteros que en su mayoría, al día de hoy pertenecen al salón de la fama de Cooperstown.

Su manager era el singular Sparky Anderson  con un estilo único e inigualable, no lo pensaba dos veces antes de cambiar un lanzador o dar una orden de robo de base, Anderson fue por decirlo de una manera el canalizador del talento de jóvenes como el receptor Jhonny Bench, el campo corto venezolano David Concepción, el primera base Cubano Tony Pérez, Pete Rose, el lanzador, Dominicano Pedro Borbon y  los poderosos jardineros Ken Griffey Sr y George Foster. Cómo dato curioso casi todos los jugadores  menos Borbón, ya se conocían desde las ligas menores, eso fue un factor clave en términos de unión, comunicación y solvencia dentro del terreno de juego.

Posteriormente en 1972, llegarían procedentes de Houston las dos últimas piezas que completarían a la poderosa artillería, Joe Morgan y Dominicano Cesar Gerónimo, algo que gusto mucho de la Maquinaria Roja era ese estilo de juego latino cuando bateaban, fildeaban y corrían las bases con una intensidad enorme, incluso algunos de sus miembros fueron galardonados con el MVP de la liga nacional entre ellos, Johnny Bench en 1970 y 1972, los jardineros Pete Rose y George Foster lo ganaron en 1973 y 1977 respectivamente.

Por una década los Rojos asistieron a siete postemporadas y cuatro series mundiales de la cuales, fueron derrotados en dos, en 1970 contra los Orioles de Baltimore de Frank Robinson, Broks Robinson y JimPalmer y la serie termino 4-1 a favor de los oropéndolas.

La segunda fue caída se produce en 1972 para la fanaticada debió ser más dolorosa porque sucumbieron ante otra poderosa dinastía de esa década los Atléticos de Oakland de Reggie Jackson, Vida Blue y Rollie Fingersla serie termino 4-3 a favor de los elefantes verdes.

Honestamente creo que esa serie fue una de las mejores y de las más cerradas de la historia, era la primera vez que dos dinastías en proceso de construcción se enfrentabanen una serie mundial. Claro no todo fue malo, en el 1975 los Rojos se vistieron de gloria al vencer en siete juegos a los Medias Rojas de Boston de Carlton Fisk, Carl Yastrzemsky y de la leyenda Cubana Luis Tiant.

Por fin luego de tantos tropiezos se vio reflejado en títulos la grandeza de este equipo, no conformes con esos los Rojos buscaban mas y en 1976 barrieron a los siempre temibles Yankees de Nueva York en cuatro encuentros, para mi ese fue el momento cumbre de Sparky Anderson y sus muchachos, pero como toda  dinastía tiene su punto de quiebre y poco a poco el núcleo de jugadores comenzó a desintegrarse. El primero en partir fue el primera base Cubano Tony Pérez que se marcho a los Expos de Montreal en 1977, el segundo fue Pete Rose figura Clave de la dinastía, fue transferido a los Phillies en 1979, en ese mismo año se marcho su manager Sparky Anderson a los Tigres de Detroit un duro golpe sin duda para el clubhouse, ya sin Anderson, Pérez y Rose, la Maquinaria Roja o lo que quedaba de ella, jugó su ultima postemporada en 1979, siendo barridos en la serie de campeonato de la liga nacionalpor los Piratas de Pittsburgh de Willie Stargell, DaveParker y Bert Belyven, esa sería la última batalla de la poderosa Maquinaria.

Ya en la década de los 80, solo quedaban de aquella gran artillería, David Concepción y un Jhonny Bench cada vezmás cerca del retiro, los años de gloria habían quedado en el pasado, solo quedaron recuerdos de la ya extinta maquinaria.

Recuerdo que en  1984  la gerencia de los Rojos, en un intento desesperado por revivir en la fanaticada, aquel sentimiento de nostalgia por sus antiguas estrellas, trajo de vuelta a dos de sus primeros pilares en la dinastía, Pete Rose de 44 años de edad y al primera base Tony Pérez  con 43 años dos grandes cuyos mejores momento ya eran historia, pero siendo sinceros, para esa época el beisbol había cambiado, así que a Cincinnati no le quedo más remedio que adaptarse al cambio y aceptar que su reinado hegemónico había llegado a su fin.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba