Turismo

Los Asombrosos Manglares de la República Dominicana

Elis Peralta <prensasdqtours@gmail.com

La República Dominicana, es conocida por sus hermosas zonas turísticas, entre ellas los Manglares, ubicados en la  costa Atlántica, al noroeste y noreste del país. Estos paisajes nos invitan a  pasear  y detenernos a observar las aves y crustáceos que se presentan como principal fuente de inspiración, motivando una placentera actividad Eco-turística que complementa muchas de las ofertas.

 

 

La organización de las Naciones Unidas, nos informa que los  lagos costeros se encuentran en los ecosistemas más amenazados de la Tierra, el día Internacional de la conservación del ecosistema de Manglares se celebra el 26 de julio de cada año lo que a la fecha  hemos perdido el 67% de estos, en los próximos 100 años podríamos perecer, señala el organismo.

 

 

El disfrutar de la naturaleza nos da una energía única y placentera, pasear por costas y lagos nos lleva a la reflexión: ?porque debemos de proteger nuestros recursos naturales? de acuerdo con el organismo internacional, “los ecosistemas de manglares proporcionan beneficios y servicios esenciales de vida”, entre ellos suministro de seguridad alimentaria, mantenimiento de las pesquerías y los productos forestales, protección contra las tormentas, los tsunamis y el aumento del nivel del mar; prevención de la erosión de los litorales, regulación de la calidad del agua costera y provisión de hábitats para especies marinas en peligro.

 

 

 

 

 

Existen cuatros tipos de Manglares que favorecen a la República Dominicana, la palabra mangle es de origen guaraní y significa “árbol retorcido”, los llamados bosques anfibios, exclusivos de los trópicos, se desarrollan en depresiones costeras llanas donde abundan los sedimentos marinos o fluviales, datos del Ministerio de medio Ambiente y recursos naturales registran unos 258 kilómetros cuadrados de estos bosques, representados por cuatro especies principales: Rhizophorae mangle (mangle rojo), Avicennia germinans (mangle negro), Laguncularia racemosa (mangle blanco) y Conocarpus erectus (mangle botón).

 

 

 

Los refugios de vida de estos ecosistemas son importantes y se desarrollan en las costas. Entre los más saludables y abiertos a la exploración se encuentra el parque nacional los Habitases (en el Manglar de Caño Hondo), a lo largo de la zona costera de Puerto Plata y Montecristi (Bahía de Luperón, Estero Hondo y parque nacional Montecristi), en los alrededores de la Gran Laguna de Perucho (María Trinidad Sánchez) y los manglares del caño de la Laguna Gri-Gri, en Río San Juan.

 

 

 

De acceso al público y saludable también figuran los manglares de la laguna de Bávaro (La Altagracia), los de Sabana de la Mar (al oeste de Hato Mayor) y los mangles de los Humedales de Nigua, en San Cristóbal.

No tan accesibles pero que igual invitan a la exploración. Están los manglares de la Isla Saona y los del río Higuamo en San Pedro de Macorís (la belleza de estos últimos se puede disfrutar a bordo de un Catamarán).

 

 

 

Los tours operadores y agencias, organizan excursiones y viajes con la finalidad de contribuir al conocimiento, descubrimiento de las bellezas naturales que posee la República Dominicana la cual mejora la vida sobre la base del Eco-Turismo, para sacar de la rutina del día a día al ser humano. El Ministerio de medio Ambiente inició un plan de reforestación masiva y limpieza de los cuerpos de agua donde abundan los manglares en diferentes provincias costeras.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba