Turismo

El huracán Irma devasta islas del Caribe y llega a República Dominicana este jueves

Por  Elis Peralta

El huracán Irma, de categoría 5, pasó este miércoles por la tarde al norte de Puerto Rico con una fuerza descomunal —vientos sostenidos de

295 kilómetros por hora— pero no impactó de lleno en la isla. El ojo del huracán se mantuvo a unos 50 kilómetros de distancia de sus costas prosiguiendo ruta hacia el noroeste a 25 kilómetros por hora. Antes de medianoche hora local había salido del área tras dejar una víctima mortal, lo que eleva la cifra total de muertos a 11 en las diferentes islas. Unos 900.000 puertorriqueños se han quedado sin energía eléctrica y 2.800 se han tenido que refugiar en albergues.

 

Irma golpeo de lleno, el efecto de Irma ha sido brutal, aunque sin cifras altas de muertos. La pequeña isla de Barbuda (1.700 habitantes) ha quedado «absolutamente devastada» y nueve de cada diez viviendas están dañadas, según sus autoridades. Allí ha habido un muerto. La isla ha quedado casi inhabitable tras el impacto del mayor huracán de la historia del océano Atlántico. El panorama de Barbuda desde el aire es de tierra arrasada, según informa la agencia Reuters.

 

Las Islas de San Martín y San Bartolomé, que también han quedado como un campo de batalla: sin agua potable, electricidad y con un 70% de las casas destrozadas. En San Martín han fallecido al menos ocho personas y 21 han resultado heridas y otra persona ha muerto en San Bartolomé.

 

En el día de hoy El Huracán Irma se hará sentir en nuestra isla como una fuerte Tormenta, El Huracán Irma desde temprano de la madrugada empezó con fuertes vientos en Punta Cana Provincia la Altagracia.

 

Las fuertes brisas y lluvia han ocasionado la caída de grandes ramas palmeras y cocos, además de grandes oleadas en las playas de la zona.

República Dominicana es un país vulnerable ante este tipo de desastres naturales, Por esta razón y por el vaticinio de la llegada del huracán Irma y la fuerza y daño causado en otras islas vecinas, las autoridades se han puesto a trabajar desde inicio de semana por órdenes del presidente Danilo Medina, quien según el ministro José Ramón Peralta pidió evitar que algún ciudadano muera.

 

EL COE PONE EN ALETA LAS SIGUIENTES PROVINCIAS

 

Ante esta realidad, el COE mantiene los niveles de alerta roja, amarilla y verde para las provincias del país, según el boletín del COE ante el posible daño y con el fin de salvar las vidas de los ciudadanos, se mantienen en alerta roja las provincias de  La Altagracia, El Seíbo, Hato Mayor, Samaná, Espaillat, María Trinidad Sánchez, Puerto Plata, Monte Cristis, La Romana, Provincia de Santo Domingo, Distrito Nacional, Pedernales, Barahona, Peravia, Azua, San Cristóbal y San Pedro de Macorís.

 

Le siguen en alerta amarilla Dajabón, Santiago Rodríguez, Valverde, Monte Plata, Santiago, La Vega, Duarte, Sánchez Ramírez, Hermanas Mirabal, Ocoa, Monseñor Noel y San Juan.

 

En tanto que en verde, y no quiere decir que no corren peligro, están Elías Piña, Bahoruco e Independencia.

Otra de las medidas tomadas por este organismo de emergencias es la orden a todas  las  embarcaciones a permanecer en puerto debido a vientos y olas anormales en todas las costas del territorio nacional.

 

El viernes se prevé que sea el día de Cuba. Irma lleva rumbo de golpear las regiones oriental y central de la isla. Todas las provincias de esas zonas están en alerta y la maquinaria anti huracanes cubana está preparada. El litoral de Baracoa (zona oriental, dañada en 2016 por el huracán Matthew) será evacuado. La provincia de La Habana (occidente) también está en alerta.

 

Pasando entre Cuba y Bahamas, expuestas también a un latigazo demoledor el viernes, el huracán Irma acentuaría su giro al noroeste escalando hacia Florida. Los modelos del Centro Nacional de Huracanes indican que esta ruta es un hecho. La duda es si Irma después de completar todo su recorrido por el Caribe se presentará en la península de EE UU con fuerza de categoría 5 o tal vez 4.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba