Deportes

Juegos Nacionales, fábrica de atletas

Los Juegos Nacionales son vistos por las provincias y municipios sedes como grandes generadores de infraestructuras deportivas que ayudan al desarrollo de ese sector. Sin embargo, una preciosa bondad de estos certámenes son la enorme cantidad de deportistas que se dejan ver en el transcurso de la celebración que normalmente dura quince días.

La historia deportiva de República Dominicana está llena de atletas que, antes de convertirse en estrellas de sus deportes, primero proyectaron su talento en Juegos Nacionales, especialmente en el pasado reciente. De hecho, muchos incluso ya son miembros del Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano y otros van camino allí.

La pesista Wanda Rijo fue reclutada en los Juegos Nacionales de Valverde, Mao, en 1997. En esa versión, Rijo se llevó tres medallas de oro en los 75 kilogramos.

Ese evento de 1997 es considerado uno de los más ricos en talento que fue a parar a las selecciones nacionales en distintos deportes. Ese fue el certamen de los laureados taekwondocistas Gabriel Mercedes, Luis Benítez, Andrés Sebastián y Gina Ruiz, además del velocista Carlos Yoelín Santa. Mercedes, Ruiz y Benítez ganaron preseas de oro en el taekwondo de los Juegos Panamericanos de Santo Domingo 2003. Mercedes es uno de cinco medallistas olímpicos que tiene el país.

Todos ellos en algún momento estuvieron en la élite de sus respectivos deportes. “Esta fue la cosecha que duró más tiempo y que le dio más medallas al país”, dijo Mercedes. “Lo importante no es solo celebrar los juegos, sino el seguimiento que se le da a los talentos que surgen ahí. Muchas federaciones no se enfocan en buscarlos después que se acaban los juegos y hay que darles seguimiento porque son los atletas que pondrán en alto el nombre del país”.

Mercedes recordó que tres meses después de concluir el certamen en Mao ya estaba practicando con la selección absoluta. En el caso de Rijo, ella ganó una medalla de oro en los Juegos Centroamericanos de 1998.

En la versión de Mao 1997 también se reclutó a uno de los mejores karatecas en los últimos 20 años, Dionisio Gustavo, y en la edición de La Romana 2000 entonces surgieron Heydi Rodríguez, Rubel Salomón y Luz Bethania Redman. Dionisio fue campeón en los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro (2007) y Guadalajara (2011), además de lograr un bronce en los Juegos Panamericanos de 2003. En ese mismo evento, Salomón le dio al país uno de los diez metales dorados al país.

En el caso de la inmortal del salto alto, Juana Arrendel, ya era conocida cuando representó a San Pedro de Macorís en los Juegos Nacionales de 1992 en San Juan de la Maguana, pero no deja de valorar la justa. “Los Juegos Nacionales son excelentes para el desarrollo del deporte”, afirmó Arrendel. “Aparte de llevar cultura, le quedan las instalaciones y se reclutan muchos talentos. Otra cosa es que muchos niños y jóvenes se animan a practicar después que ven los juegos”.

No solo en deportes individuales han surgido grandes atletas de los Juegos Nacionales, también en las disciplinas de conjuntos han transcendido grandes estrellas. Juan Encarnación, el exjugador de Grandes Ligas, es dueño de escasos ejemplos de peloteros que han surgido del evento.

El conocido Ramón Peña, reclutador para los Tigres de Detroit en aquel momento, fichó a Encarnación en los Juegos Nacionales de San Juan. El pelotero tenía 17 años de edad.

En baloncesto, David Díaz, hoy convertido en un reputado entrenador, fue el Jugador Más Valioso en el torneo Mao ‘97, en representación de la Zona Norte. “Ahí fue que se pusieron más ojos en mí a nivel nacional”, dijo Díaz. “Me comenzaron a ver a nivel nacional y más porque le ganamos dos juegos al Distrito Nacional. Le ganamos a todo el mundo, quedamos con 6-0”. Con David jugó en ese equipo Amaury Filión, quien se encuentra activo y acaba de ganar una corona con los Metros de Santiago. Inmediatamente después de los Juegos Nacionales, Díaz fue llevado a jugar con el club Los Prados y Filión al club Mauricio Báez.

Marlon Martínez igual era miembro de esa escuadra. Luis Flores y Kelvin Peña también surgieron de justas nacionales.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba