Farándula

Walter Mercado cuenta cómo Elín Ortiz lo descubrió

El astrólogo Walter Mercado reveló que fue su inolvidable amigo Elín Ortiz quien lo descubrió como adivino durante un programa de su personaje “Cheíto Bugalú” en Telemundo.
“Ese día me llamó porque el cantante Camilo Cesto no había llegado a su programa como estaba pautado y me dijo que aprovecháramos para hablar de la obra, ‘Críptico del amor dolor y muerte’ que yo estaba presentado en El Ateneo. Llegué ataviado con el vestuario del personaje que eran unas capas y grandes sortijas en las manos. Elín sabía que desde hacía muchos años estudiaba la astrología y me pidió que hablara del tema”, recordó el artista que venía de hacer novelas en la televisión.
Lo menos que se imaginaba Walter era que esa noche no sólo lo descubrieron como astrólogo sino que en adelante se quedaría con ese espacio televisivo al que llamó “Walter, las estrellas y usted” que perduró más de una década.
“Parecía que ese día todos los astros se conjugaron a mi favor porque él me pidió que le llevara un mensaje a cada signo en 15 minutos. Pero me di cuenta que había pasado los 15 minutos y nadie me paraba, yo parecía una victrola. Veía a los técnicos embelesados, la gente en el canal salía de sus oficinas a escucharme y Rafael “Bilín” Ruíz (director del canal) me dijo ‘este show va mañana, este programa se repite’, y continué en el horario de ‘Cheíto’ y a Elín le dieron otro espacio. Él era un ser humano fuera de serie, se sintió muy orgulloso de descubrirme como Colón descubrió a Puerto Rico. Así que Iris Chacón (segunda esposa de Elín) tuvo su programa, Charytín tuvo el suyo y yo el mío. Elín era un visionario”.
Compartió Walter que intentó ver a Elín una de las veces que estuvo en Miami pero Charytín le recomendó que no lo hiciera.

 

“Sabía que él estaba muy enfermo y quería verlo pero Chary me dijo ‘no te va a conocer’. Eso me entristeció mucho. Recordaré a Elín por esa gracia que siempre tuvo a flor de piel, un profeta tocado por Dios para beneficio de la televisión puertorriqueña”. (El Nuevo Día)

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba