Noticias

Vietnam: nuevo impulso al proceso de Renovación

(PL) El XII Congreso del Partido Comunista de Vietnam (PCV), del 20 al 28 en esta capital, deviene momento histórico al considerársele un impulso integral y sincronizado al proceso de Renovación implementado en el país desde 1986.

Según reconoció el presidente Truong Tan Sang en un artículo publicado por medios de prensa en julio pasado, en ocasión de las tres décadas de esa política conocida como Doi Moi, este año, y el aniversario 70 del Día Nacional (2 de septiembre), la magna cita constituye un espacio oportuno para emprender transformaciones cruciales en la conciencia.

A ello se suma el perfeccionamiento institucional, desarrollo de la economía de mercado con orientación socialista, la reforma radical del sistema administrativo y la integración internacional activa.

El también miembro del Buró Político del PCV recalcó entonces la necesidad de una nueva mentalidad y el desarrollo de modelos adecuados que estimulen la industrialización y modernización nacional, basados en los avances científicos y en correspondencia con los cambios globales.

Recomendó en tal sentido considerar la ciencia y la tecnología, los conocimientos y recursos humanos de alta calidad, como fuentes principales del proceso.

Asimismo, insistió en movilizar, distribuir y utilizar con eficiencia todos los recursos y corregir los defectos del mecanismo de mercado mediante las leyes y políticas apropiadas.

Según se reconoce, el proceso de Renovación, uno de los temas centrales de este congreso, convirtió a la nación indochina no sólo en un referente económico, sino también político por su estabilidad, en especial en el Sudeste Asiático.

Desde su entrada en la era de la independencia y reunificación (30 de abril de 1975), Vietnam inició un período de recuperación económica y aceleró con éxito la construcción socialista.

Así, en la etapa del 1979 al 1986 el territorio se vio en la necesidad de comenzar un proceso de búsqueda, experimentación y reformas, como preámbulo a la renovación y apertura.

Fue entonces cuando en el VI Congreso del PCV (1986) la organización planteó mirar, valorar y decir, directa, correcta y claramente, la verdad en la evaluación de la situación del país y de los lineamientos y políticas del Partido.

Esos últimos fueron trazados en aquella cita, sobre todo en la forma de pensar la economía, hasta el momento planificada, centralizada, burocrática y subsidiada.

En los sucesivos congresos se aprobaron nuevas directrices y la organización perfiló y reafirmó la necesidad de continuar con la empresa de renovación y apertura, manteniendo sólidamente la orientación socialista.

Luego de enfrentarse a sucesivas guerras, con el firme objetivo de conservar la soberanía y la integridad territorial, este país multiétnico alcanzó durante el citado proceso importantes logros socioeconómicos, culturales, políticos y diplomáticos, entre otros, bajo la dirección y guía del Partido.

Deben mencionarse entre ellos que de nación pobre pasó a una de ingreso medio, con un prestigio internacional apreciable en sus relaciones prácticamente con todos los Estados, incluidas las económico-comerciales.

Bajo el claro propósito de mantener la paz y estabilidad, e impulsar el desarrollo sostenible y la renovación integral, para construir una nación próspera, equitativa y civilizada, promoviendo la democracia y considerando al hombre como un factor clave de toda actividad, la organización celebra este XII Congreso, enfocada asimismo en convertir a Vietnam en un país industrializado y moderno.

Para ello, además de analizar las experiencias de los 30 años de renovación, se centrará en el trabajo realizado desde su cita anterior (hace cinco años) y trazará las metas y proyecciones que deben aportar al progreso socioeconómico y construcción del socialismo, consciente de los grandes retos en el camino hacia esos objetivos.

Y con el mismo principio de la verdad, planteado en su VI congreso, esta vez el cónclave tendrá como lema reforzar la construcción de un Partido transparente y promover, además, la fuerza de todo el pueblo y la democracia socialista.

Sobre todos esos aspectos se pronunciarán los mil 500 delegados a la cita, quienes representan a más de 4,5 millones de militantes.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba