Noticias

Unión Europea levanta el veto institucional al diálogo político con Cuba

La Unión Europea y Cuba han firmado este viernes en La Habana un acuerdo de diálogo político y cooperación. De esta forma se culminan dos años de negociaciones para formalizar su relación bilateral. De esta forma se rompe el veto institucional que mantiene con el Gobierno cubano desde 1996. La alta representante para la Política Exterior Europea, Federica Mogherini, aterrizó este jueves en la isla para dar el impulso definitivo a este pacto, que abrirá los canales políticos entre ambos territorios.

“Este acuerdo marcará el comienzo de una nueva fase de las relaciones bilaterales. Es una demostración histórica de la mejora de la confianza mutua y del entendimiento entre nosotros”, ha expresado Mogherini durante la firma del pacto con el ministro de Exteriores cubano, Bruno Rodríguez. El Consejo Europeo -representa a los 28 Estados miembros- deberá ratificar ahora lo rubricado, pero el símbolo de entendimiento político con La Habana es ya un hecho.

La Unión Europea se decidió a desterrar la llamada posición común con Cuba, un instrumento diplomático que impide el diálogo y la cooperación institucional con el régimen desde 1996, a principios de 2014. Pero el histórico anuncio del deshielo entre Washington y La Habana irrumpió en medio del proceso europeo y lo estancó. Consciente de que Estados Unidos podía ganar rápidamente terreno en un territorio donde Europa tiene —hasta ahora— muchos más intereses económicos, Mogherini viajó, hace justo un año, a la isla para entrevistarse con el presidente, Raúl Castro, y reactivar el proceso. Desde entonces se han superado casi todos los escollos y hoy la jefa de la diplomacia está allí de nuevo para dar el apoyo final al proceso.

El viaje de Mogherini se produce apenas unos días antes de que el presidente estadounidense, Barack Obama, viaje también a la isla, todo un símbolo de la progresiva normalización de las relaciones entre los dos vecinos. Aunque Bruselas en todo momento ha saludado el acercamiento entre Cuba y Estados Unidos como una señal de normalización, también teme que el rápido desembarco político y comercial en la isla ocurra dañe los intereses europeos.

Pese a la posición común, impulsada en su día por el presidente español, José María Aznar, y secundada por el resto de socios, la UE es el primer inversor extranjero en la isla y el segundo socio comercial, después de Venezuela, con casi un 22% de los flujos importadores y exportadores. De todos los turistas que visitan Cuba, un tercio son europeos. Este cúmulo de intereses contrasta con el cerrojazo institucional —muchas veces burlado por diferentes países comunitarios— que convierte a la isla en el único país iberoamericano con el que Europa no tiene relación bilateral y en el único del mundo que se rige por la posición común.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba