Farándula

Un Óscar blanco agita pasiones

La falta de diversidad entre los actores nominados a los próximos premios ”scar ha provocado un auténtico terremoto en Hollywood, donde siguen alzándose voces indignadas. Por segundo año consecutivo, ningún artista ni director negro luchará por una estatuilla dorada y las redes sociales hierven con la etiqueta .OscarsSoWhite (”scar muy blanco).

Los miembros de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas estadounidense dejaron fuera de la carrera a Will Smith (“Concussion”), Idris Elba (“Beasts Of No Nation”), Michael B. Jordan (“Creed”) y los protagonistas de “Straight Outta Compton”.

La polémica alcanzó su punto máximo cuando la presidenta de la Academia, Cheryl Boone Isaacs, dio un paso al frente la noche del lunes para reconocer su decepción ante el panorama que presentan los galardones más prestigiosos del cine.

“Estoy apenada y frustrada por la falta de inclusión”, manifestó en un comunicado. “Ésta es una discusión difícil pero importante, y es tiempo de hacer grandes cambios”, precisó.

Boone Isaacs se convirtió en 2013 en la primera presidenta negra de la Academia. Desde que tomó las riendas, se ha esforzado por impulsar la diversidad de los miembros de la institución.

“Pero los cambios no llegan tan rápido como quisiéramos. Necesitamos hacer más, mejor y más rápido”, aseguró.

En los próximos días, la organización revisará el proceso de aceptación de nuevos miembros “para lograr la tan necesitada diversidad”, según prometió la presidenta.

La Academia está constituida por 6.000 miembros, entre los cuales un 94% son blancos y la mayoría hombres, mientras que los negros y los hispanos representan cerca de 2%, según el diario Los Angeles Times.

Clooney, molesto
La reacción de Boone Isaacs fue fruto de la movilización sin precedentes de numerosas estrellas de Hollywood, irritadas por la hegemonía de intérpretes blancos en las categorías principales.

George Clooney, ganador de dos Oscar fue el último en decir en voz alta que la industria del entretenimiento se está moviendo “en la dirección equivocada”.

“Si echamos la vista 10 años atrás, la Academia lo hacía mejor”, dijo este martes a la revista Variety.

“Pero no creo que sea un problema de a quién escogemos, sino un problema de oferta: ¿Cuántas opciones tienen las minorías en las películas, sobre todo en películas de calidad?”, se preguntó.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba