Opinión

Un órgano de difamación y calumnias: ¡démonos a respetar!

En varias columnas anteriores, por no decir que muchas, hace años, el autor de esta columna, denunció en lo que se había convertido la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, también conocida por sus siglas en inglés como USAID,  llamado un organismo independiente fundada el 03 de noviembre de 1961 durante el gobierno que presidió John F. Kennedy.

Se trata de una agencia estadounidense encargada de distribuir la mayor parte de ayuda exterior de carácter no militar. Es un organismo independiente, aunque recibe directrices estratégicas del Departamento de Estado. Esa explicación la dan de manera oficial organismos del poderoso gobierno de esa nación. La agencia tenía por el año 2012, alrededor de 3,909 empleados, número que ha crecido notablemente de esa época a la presente. Pero en la realidad de los hechos la USAID es un órgano de difamación,  calumnias, injerencia, intromisión, e intervención, en la vida política de los pueblos Hispanoamericanos.

Hace años que hicimos estas observaciones porque sin modestia de ningún género tengo presente, como muchos de mis compañeros lo tiene, lo que nuestro maestro líder y compañero, Juan Bosch, afirmaba en relación con nuestra persona, cuando fui incorporado en 1970 como su ayudante personal por recomendación que hicieran su sobrina Milagros Ortiz Bosch de Basanta y el Dr. Hugo Tolentino Dipp. “El Viejo”, como cariñosamente le llamábamos, decía mucho tiempo después, que el autor de esta columna era una de las personas que mejor conocía la historia social, política y económica de los Estados Unidos de América,  lo que significaba que conocíamos bastante bien al pueblo estadounidense. Muchas veces nos preguntaba qué cómo habíamos adquirido esos conocimientos y respondíamos, con el respeto que ese maestro extraordinario se merecía: “Profesor, no solamente por los estudios, sino también porque desde los 9 años de edad viví, crecí y me desarrollé en el seno de la Grenada Company, en Montecristi, filial en nuestro país de la United Fruit Company que era la compañía agrícola más poderosa del mundo”.

No importa quién gobierne los Estados Unidos de América, pueden ser blancos, culturalmente analfabetos como  Lyndon Johnson o Ronald Reagan o profesores universitarios, como Woodrow Wilson o políticos excepcionales como Franklin D. Roosevelt o quizás políticos simpáticos, populistas, bien parecidos, como John F. Kennedy. John Foster Dulles Secretario de Estado de ese país en la década trascurrida entre 1940-1950 respondiendo una preocupación de José Figueres en aquel momento presidente de Costa Rica dijo: “Los Estados Unidos no tienen vecinos ni amigos ni aliados, en su política exterior solamente tienen intereses”. Ese personaje era junto a su hermano Alan Dulles, fundador de la tenebrosa Agencia Internacional de Inteligencia, conocida como la CIA. Eran los abogados que le daban asistencia jurídica a la United Fruit Company, que hemos señalado con anterioridad.

USAID está dispuesta con más de un Millón de Dólares a financiar la candidatura de homosexuales dominicanos que aspiren a cargos electivos,  ha solicitado venir como observadora de los comicios nacionales que se celebraran el 15 de mayo del corriente año.

El Presidente de la Junta Central Electoral a esa solicitud, respondió con responsabilidad y dignidad y ha venido a dar apoyo a esas declaraciones el Ministro de Relaciones Exteriores de nuestro gobierno, que al igual que el presidente de la Junta Central Electoral merece el aplauso y el apoyo militante y responsable de la mayoría del pueblo dominicano en una actitud digna que advierte a los extranjeros no importa el poder que tengan, que están obligados a respetar a nuestro pueblo “Legendario, Veterano de la historia y David del Caribe” y esa conducta es la respuesta a los dirigentes políticos sin importar su jerarquía y  las ONG’S asalariadas de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, USAID que hemos señalado y denunciado se ha convertido en una maquinaria de calumnias, difamaciones y mentiras contra los pueblos y los políticos Hispanoamericanos que defienden con responsabilidad y dignidad, la soberanía y la independencia de nuestras patrias.

¡Aplausos y apoyo ahora y siempre al correcto,  responsable y digno comportamiento de quienes han respondido a las pretensiones de la USAID!

jpm

Por: EUCLIDES GUTIERREZ FELIX

El autor es maestro, abogado, escritor y político. Reside en Santo Domingo

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba