Economía

Subirán precios de los alimentos en Sudáfrica por impacto de sequía

(PL) Más de 20 por ciento podrían subir este año los precios de los alimentos en Sudáfrica, impulsados hoy por la fuerte sequía que afecta, particularmente, a cinco de las nueve provincias del país.
Mpumalanga, Limpopo, KwaZulu-Natal, Free State y North West se declararon zonas de desastre ante el nivel de los daños ocasionados por esta inclemencia, considerada por no pocos como la peor de su tipo en un siglo.

Fuentes de la industria dijeron a medios de prensa que esta situación presionará también la inflación general, que se elevó a 5,2 por ciento en diciembre en comparación con el 4,8 por ciento reportado en noviembre.

Grain SA, el mayor grupo productor de granos de Sudáfrica, pidió que se declare oficialmente el estado de desastre nacional para que el gobierno libere los fondos de emergencia destinados a apoyar a los agricultores.

La escasa humedad del suelo y los bajos niveles de las presas han generado un retraso crucial en la siembra de cultivos para la temporada de verano del hemisferio sur.

De hecho, el maíz, una de las principales producciones, caerá en el orden del 25 por ciento durante 2016.

El Servicio Meteorológico de Sudáfrica, advirtió que el fenómeno climático de El Niño continuará impactando de forma negativa y mantendrá esta sequía histórica.

Los expertos aseguran que las temperaturas anormalmente elevadas y las escasas lluvias de 2015 aquí son el resultado de la combinación de esta corriente cálida y ecuatorial propia del Pacífico que reaparece cada cinco o siete años, que provoca en algunas zonas sequía y en otras, inundaciones graves.

Recuentos periodísticos indican que en octubre pasado, cuando aún no había comenzado el verano austral, la localidad de Vredendal, situada a tres horas al norte de Cape Town (Ciudad del Cabo), batió récord tras registrar 48,4 grados.

Para esa misma etapa, 17 ciudades sudafricanas colocaron los barómetros por encima de los 38 grados.

Mientras, a inicios de enero, los residentes en Johannesburgo y Pretoria -a más de mil 400 metros de altitud- llegaron a percibir temperaturas que no se recuerdan en esas urbes: 38 y 42,5 grados, respectivamente.

Según Meteorología, 2015 fue el más seco en los últimos 112 años y las previsiones para el futuro inmediato no cambiarán.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba