Noticias

Senadores republicanos clave se oponen a reforma migratoria propuesta por Joe Biden

Conseguir los 10 votos republicanos para darle paso a la medida en ese cuerpo legislativo es el reto mayor de los demócratas

El presidente de EE.UU. firmó varias órdenes ejecutivas para atender la crisis por COVID-19 y asuntos migratorios.
FOTO: AL DRAGO / EFE
Fuente : eldiariony.com

El presidente Joe Biden necesitaría al menos 10 votos de republicanos en el Senado para que la reforma migratoria que propuso sea aprobada en el Congreso de Estados Unidos.

Sin embargo, los reportes al momento apuntan a que los principales legisladores del Senado de ambos partidos se encuentran escépticos de que la medida sea aprobada sin cambios sustanciales.

Un informe este viernes de NBC News señala que en el Senado es poco probable que la propuesta obtenga los 60 votos necesarios para superar el procedimiento conocido como “filibuster”, un trámite político usado en ese cuerpo legislativo para bloquear u obstruir leyes o nominaciones no deseadas por los miembros de la minoría. Para que se le dé paso a los cambios a las leyes de inmigración, el presidente necesitaría al menos 10 votos republicanos a su favor, ya que el Senado actualmente se divide 50-50 entre ambas delegaciones.

El senador republicano por Florida, Marco Rubio, una figura clave en la reforma de 2013 impulsada por los ocho senadores conocidos como “Gang of Eight” (La Banda de los ocho) no le ve posibilidades de éxito al plan del Ejecutivo. La reforma previa fue aprobada por el Senado, pero se colgó en la Cámara de Representantes controlada en ese momento por los republicanos.

“Hay muchas cuestiones que creo que podemos trabajar en cooperación con el presidente electo Biden, pero una amnistía general para las personas que están aquí ilegalmente no va a ser una de ellas”, indicó Rubio en un comunicado el martes a horas de la toma de posesión de Biden y la vicepresidenta Kamala Harris.

Otro que no le ve posibilidades a la reforma migratoria es el senador republicano Lindsey Graham, que describió la iniciativa de una “hacia la izquierda” de la legislación de 2013 que él ayudó a elaborar. A juicio de Graham, la propuesta de Biden incluye menos disposiciones para reforzar la seguridad en la frontera.

Graham, de los senadores más conservadores durante la Administración Trump, agregó que lo más probable que ocurra es un acuerdo menor respecto al Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) de 2012, que el presidente Barack Obama instauró.

“Creo que probablemente la posibilidad en un Senado dividido 50-50 sería una especie de acuerdo sobre DACA”, indicó Graham el jueves según citado por la televisora. “La reforma migratoria integral va a ser difícil de pasar dado este entorno, pero creo que es posible lograr DACA”.

“Tepesianos” no están muy convencidos tampoco

Esta semana, algunos grupos de inmigrantes como los “tepesianos” o amparados por el Estatus de Protección Temporal (TPS) consideraron la propuesta migratoria de Biden como “muy buena para ser verdad”, según un reporte de la agencia Efe.

En su lugar, recomendaron una ley independiente que les otorgue la residencia permanente.

La reforma migratoria propuesta por Biden

Biden presentó este miércoles, tras jurar al cargo como el presidente 46 de EE.UU., un proyecto que abre el camino para la legalización de 11 millones de indocumentados que cumplan ciertos requisitos.

La intención del presidente es permitir a millones de inmigrantes aspirar a la naturalización en ocho años, establecer un programa de procesamiento en el extranjero para refugiados que busquen ingresar al país, impulsar el uso de tecnología para vigilar la frontera y ampliar las políticas de asilo.

Como parte de las nuevas acciones en materia de inmigración la Administración, a través del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), también suspendió por más de tres meses las deportaciones de ciertos inmigrantes.

Adicional,  el presidente firmó justo después de su investidura una orden ejecutiva que ordena detener la construcción del muro fronterizo con México, con lo que acabó con la emergencia nacional decretada por su predecesor, Donald Trump.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba