Opinión

Salud, un ejemplo de periodismo comprometido

LA LIBERACIÓN de Salud Hernández-Mora y la de los dos periodistas que trabajan para RCN Televisión no es sólo una buena noticia para todos los que hacemos este periódico, sino para quienes son conscientes de la importancia del periodismo para el desarrollo de las sociedades democráticas. Si no fuese por los reporteros que, como Salud, se juegan la vida en zonas de conflicto, nada sabríamos sobre los dramas humanos que provocan las guerras, sobre las miserias que soportan millones de personas en zonas degradadas del planeta, ni sobre tantas otras tragedias que ocurren a miles de kilómetros de nuestros cómodos hogares.

Al poco de ser puesta en libertad, la corresponsal de EL MUNDO interpretaba su secuestro no como una amenaza contra su vida, sino contra los que ejercen un oficio «en vías de extinción». «Si los obstáculos continúan», lamentó, «este tipo de periodismo desaparecerá, y con él, los problemas de los que hablamos dejarán de ser visibles». A lo largo de su dilatada carrera, Salud no ha tenido nunca miedo a decir la verdad ni a viajar hasta el corazón de las tinieblas para contar lo que muchos habrían querido que permaneciese oculto.

Por último, tenemos que agradecer el interés, las gestiones y los desvelos del Gobierno que preside Mariano Rajoy para conseguir la liberación de nuestra periodista. También los esfuerzos y los recursos desplegados por el Gobierno colombiano. Muy especialmente queremos dar la gracias al ministro José Manuel García-Margallo, que ha superado con creces sus obligaciones y ha estado en permanente contacto con este periódico. Como de bien nacidos es ser agradecidos, les reiteramos a todos ellos desde estas líneas nuestra profunda gratitud.

NOTA CORTECIA

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba