Noticias

Rusia insta a EE.UU. a ratificar pacto contra ensayos nucleares

(PL) El vicecanciller ruso Serguei Ryabkov instó hoy otra vez a Estados Unidos a ratificar el Tratado de Prohibición completa de ensayos nucleares (TPCE, por sus siglas en inglés), a 20 años de iniciada su firma.

Rusia ratificó el TPCE en 2000 con la esperanza de que también Washington completaría el proceso hasta el final de la adhesión, pero las expectativas no fueron cumplidas, lamentó el viceministro al intervenir en la conferencia en ocasión de la efeméride. Francia y Reino Unidos figuran entre los tres Estados signatarios.

Opinó Ryabkov que la administración del presidente de Barack Obama carece de un motivo defendible para aplazar el asunto hasta un nuevo gobierno, aunque dijo estar consciente que no cabía esperar cambio alguno en el período del actual mandato.

El diplomático ruso se opuso a pronósticos pesimistas sobre el futuro del Tratado al considerar que de ratificarlo Estados Unidos, la parte norteamericana pondría todo el empeño en procura de la adhesión del resto de naciones comprometidas con esa regulación internacional que busca un freno a la peligrosa carrera armamentista.

Al menos ocho Estados no han ratificado la convención y sin ello sigue prolongándose la entrada en vigor del TPCE, proceso que fue iniciado en 1996 con la firma del documento por un reducido número de países. Ryabkov acentuó empero un progreso significativo en el monitoreo de las disposiciones del pacto, que está llamado a eliminar todos los ensayos nucleares en el mundo.

Prueba de ello, dijo, es el hecho de que ninguna explosión pasa inadvertida para los instrumentos de supervisión del Tratado.

En un artículo sobre el tema publicado recientemente por el periódico Kommersant y la revista Foreign Policy el vicecanciller instó a Estados Unidos a no desperdiciar el tiempo antes de las elecciones presidenciales y a demostrar en la práctica un apoyo real al TPCE.

El pacto contra los ensayos nucleares fue rechazado por el Senado estadounidense en 1999. Obama declaró en 2009 que la ratificación era una de las prioridades de su administración.

Recientemente, el mandatario llamó a la comunidad internacional a ratificar el Tratado, incluyendo a Estados Unidos, en víspera de la Conferencia de Seguridad Nuclear que tuvo lugar en Washington, interpretado aquí como algo más de la misma retórica.

Vladimir Putin a su vez recordó a la sazón que dos décadas después ocho países siguen sin ratificarlo al lamentar que muchos de esos Estados pretendan al liderazgo en la seguridad internacional con “prerrogativas especiales”.

Expertos militares rusos coinciden en que pese a las promesas reiteradas de Obama de librar al mundo de las armas nucleares, Estados Unidos no tiene la intención de renunciar al armamento atómico y da pasos concretos hacia la modernización del arsenal estratégico entre 2020 y 2030.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba