Noticias

Rusia e Irán buscan reanimación de cooperación militar

(PL) La visita oficial que inicia hoy aquí el ministro de Defensa de Irán, Husein Dehqan, abrirá una nueva página en la cooperación técnico-militar entre los dos países, aliados en la lucha contra el terrorismo.
Dehqan se reunirá este martes con el vicepresidente Dmitri Rogozin, a cargo del complejo militar-industrial de Rusia, según confirmaron fuentes del Ejecutivo, citado por medios de prensa.

Unido a cuestiones inherentes a proyectos y contratos de suministros de armamentos, el titular iraní intercambiará con las autoridades rusas sobre el acontecer mundial, los conflictos regionales, en particular la situación en Iraq y Siria.

Según la agenda de su visita a Moscú, Dehqan sostendrá conversaciones asimismo con su par ruso, Serguei Shoigu, y el ayudante presidencial para la Cooperación Técnico-Militar, Vladimir Kozhin, reportó la agencia Ria Novosti. El ministro persa responde a una invitación de su homólogo anfitrión.

Irán, junto a Iraq, colabora con Rusia en el Centro de Información de Bagdad para el intercambio de información sobre el Estado Islámico y otras agrupaciones armadas terroristas, en un frente unido de lucha contra el terrorismo internacional.

Recientemente el ministro iraní declaró a la televisión central que Teherán y Moscú negociaban un contrato para la compra de una partida de cazas rusos Su-30 para las Fuerzas Aéreas.

Agregó Dehqan que las partes esperaban en corto plazo sellar un contrato sobre el suministro de los modernos aviones de combate, de cuarta generación (4++, según la clasificación rusa).

Otro tema de las conversaciones podría centrarse en el interés de Irán en obtener sistemas coheteriles de defensa antiaérea para reforzar su escudo defensivo con ayuda de Rusia, opinó el director del Centro de análisis sobre el comercio mundial de armamentos, Igor Korotchenko.

Dijo el también editor jefe de la revista Defensa Nacional, citado por Ria Novosti, que el propósito de Teherán no es solo la compra de algunos componentes, sino la construcción de un escudo antimisiles y de vigilancia aérea en su territorio.

Coincidió el experto que el levantamiento de las sanciones de Occidente a Irán “abre una ventana de posibilidades para la reanudación de la cooperación ruso-iraní” a una mayor escala.

En 2010, Rusia se acogió a la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que supuso una serie de sanciones contra la República Islámica, incluido el suministro de armamentos.

Moscú anuló entonces el contrato para la venta de sistemas coheteriles S-300, suscrito en 2007.

El presidente Vladimir Putin promulgó en abril de 2015 un decreto que dejó sin efecto la veda al suministro de esos componentes estratégicos de defensa antiaérea.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba