Deportes

Roberto Durán, a sus 65 años sigue ¡como una piedra!

Carlos Nina Gómez/Agencia ESPN

Roberto Durán, legendario boxeador panameño, cumple este jueves (16 de junio, 2016), 65 años de edad…y sigue como dice su mote: ¡Cómo una piedra!

Considerado como el mejor púgil latinoamericano de la historia, Durán  (nacido el 16 de junio de 1951),  está en salud y siempre ligado al boxeo.  Ganador de cuatro coronas mundiales en otras tantas divisiones -el primer latino en hacerlo-, lleva una vida tranquila y con frecuencia es invitado a las grandes peleas mundiales que se celebran en Estados Unidos, especialmente en Las Vegas, Nevada y Nueva York.

También la mayoría de los analistas e historiadores del boxeo lo califican como el mejor peso ligero de todos los tiempos…su primer campeonato mundial lo conquistó el 26 de junio de 2972 al derrotar por nocaut en el 13avo round al escocés Ken Buchanam.

Tras agenciarse el cetro ligero en 1972, ocho años después (20 de junio de 1980), se adueño de su segunda corona, la del peso welter, al derrotar por decisión unánime en 15 asaltos al estadounidense Sugar Ray Leonard quien a la sazón estaba considerado como un monarca “imbatible”.

Las otras dos fajas -para completar cuatro cinturones mundiales- las conquistó en las siguientes fechas:  16 de junio de 1983 y 24 de febrero de 1989.

En junio de 1983, en combate montado en el Madison Square Garden de Nueva York, dispuso -con un contundente nocaut en el octavo asalto- del joven estadounidense Davey Moore. Conquistó el cetro mediano junior (154 libras).

Y el 24 de febrero de 1989, en Atlantic City, del estado de New Jersey (EE.UU.),  sorprendió al mundo al derrotar en 12 rounds al estadounidense Iran Barkley y de esa manera ganó la corona del peso mediano (160 libras).

Cuando en frentó a Barkley Durán rondaba los 39 años, muy viejo para un deporte tan rudo como el boxeo. Barkley no había cumplido 30 años al tiempo de que había derrotado -dos veceds, una por nocaut- a Thomas Hearns.

Dejó los cuadriláteros tras una larga carrera que duró cinco décadas (1967 hasta el año 2001).  Su expediente profesional terminó con 120 peleas de las cuales perdió 16, no tuvo empates y noqueó a 70 rivales.

Muchas publicaciones especializadas en boxeo de Estados Unidos colocan a Durán entre los diez más capacitados boxeadores de la historia.

El libro Ranking Mundial de Boxeo (Los 30 más grandes de la historia), escrito por Carlos Nina Gómez, sitúa al mítico púgil panameño en la casilla número ocho.

El reportaje de ESPN

De otro lado, el periodista mexicano Salvador Rodríguez, reportero de boxeo de la cadena deportiva ESPN, resalta -en un amplio reportaje- la exitosa carrera de Durán a propósito de la  fecha natalicia este 16 de junio del legendario peleador ded Panamá.

Lo que informa Salvador Rodríguez:

Aquel que sólo entró al boxeo para comprarle una casa a su madre, está hoy de pláceme, y con él, toda la historia del boxeo latinoamericano.

El legendario panameño Roberto ‘Mano de Piedra’ Durán festeja este 16 de junio 65 años, lleno de recuerdos, lleno de vida.

Original de El Chorrillo, Panamá, el también conocido como ‘Cholo’ es considerado por muchos como el mejor boxeador que ha dado Latinoamérica al mundo. Durán fue campeón de peso ligero, de peso welter, de peso Superwelter y de peso Medio.

Combatió en 119 ocasiones y dejó una marca profesional de 103 victorias, de las cuales 70 fueron por nocaut, a cambio de 16 derrotas.

Fue Roberto el primer tetracampeón mundial de Latinoamérica. Primero él y luego llegaron el venezolano Leo Gámez y los mexicanos Érik Morales, Juan Manuel Márquez y Jorge Arce. Roberto Carlos Durán Samaniego, también de sangre mexicana por parte de madre, fue catalogado por ESPN como el sexto mejor boxeador en la historia, sólo detrás de Sugar Ray Robinson, Muhammad Ali, Henry Armstrong, Joe Louis y Willie Pep.

También fue reconocido por The Ring como el quinto mejor peleador entre 1922 y 2002. AP lo colocó como el mejor peso Ligero del Siglo XX.

Y efectivamente, Durán ha sido el mejor 135 libras en la historia del boxeo. Conquistó el campeonato de la Asociación Mundial de Boxeo en 1972 nada más y nada menos que ante el británico Ken Buchanan e hizo 12 defensas exitosas del mismo hasta unificarlo con el del Consejo Mundial de Boxeo en 1978 ante Esteban de Jesús, que curiosamente había sido su primer victimario seis años antes.

Lo de Durán fue algo intratable.

Ha sido el único peleador en la historia en ganar combates en cinco diferentes décadas, gracias a que combatió en los 60, 70, 80, 90 y 2000 hasta retirarse en julio de 2001.

Alguna vez se le recordó como el único que logró nocauts en cada uno de los 15 rounds en que se pactaban las peleas.

“Yo le doy gracias a Dios, soy franco, me metí al boxeo solamente porque quería hacerle una casa a mi mamá, después que la conseguí la casa me iba a retirar del boxeo, a mí no me interesaba el boxeo, pero gracias a mi entrenador me dijo que siguiera, que podía tener muchas casas y muchas cosas más, me dijo que podía pelear por un campeonato mundial y así seguí en el boxeo, no vivo de recuerdos, el boxeo me ha dado todo”, dijo hace unos meses Durán a ESPN en una charla exclusiva.

 El secreto de su gloria

¿Cuál fue el secreto de su gloria?, así respondió: “La inteligencia, no la brutalidad, yo fui un boxeador que no me dejaba pegar, tú me podías pegar un jab y no me lo pegabas más nunca, me metías un gancho de derecha y no me lo podías pegar más nunca, y yo fui uno de los boxeadores que le enseñé al boxeo cómo pasar los golpes, hoy en día todos se dejan pegar”.

Para reconocer la grandeza de Durán basta con escuchar algunos de sus rivales. Ya sabemos que a Ken Buchanan le quitó el título, pero luego tuvo un gama de rivales impresionante: Carlos Palomino, Hiroshi Kobayashi, Esteban de Jesús, Guts Ishimatsu, Leoncio Ortiz, Sugar Ray Leonard, Wilfred Benítez, Pipino Cuevas, Marvin Hagler, Tommy Hearns, Iran Barkley, Vinny Pazienza, Héctor Camacho y William Joppy.

Al lado de Leonard, Hager y Hearns fue considerado uno de los 4 fantásticos. De las 22 peleas titulares que tuvo, dos de las más recordadas fueron sin duda el momento en que le quitó el invicto a Sugar Ray Leonard en 1980, arrebatándole el cetro welter del Consejo Mundial de Boxeo, y luego cayendo en la revancha precisamente ante el medallista olímpico en Montreal 1976, en la famosa pelea del ‘No más’.

Lo que hizo Durán fue notable y el boxeo internacional, no sólo latinoamericano, se lo reconoce.

Es, al lado de Julio César Chávez, Carlos Monzón, Wilfredo Gómez y Alexis Argüello, lo mejor que ha dado el pugilismo hispano al mundo, y por ello, en la celebración de sus 65 años, es necesario festejar al legendario ‘Manos de Piedra’.

Larga vida a Roberto Durán, orgullo de Latinoamérica.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba