Noticias

Racismo sistémico en policía de Chicago, EE.UU.

(PL) El racismo sistémico en el departamento de Policía de la ciudad estadounidense de Chicago, Illinois, impuso un patrón de fallos institucionales y provocó desconfianza de los ciudadanos en las fuerzas del orden, reveló un informe publicado hoy.

El reporte, elaborado por un grupo de trabajo que designó el alcalde esa urbe, Rahm Emanuel, señala que los afrodescendientes son víctimas de abusos de todo tipo y las autoridades los abordan en las calles de forma injustificada, además de que en algunos casos son arrestados sin acceso a asesoría legal.

“La falta de confianza de la comunidad en la policía está justificada pues existen evidencias sustanciales de que las personas de color, particularmente los afroamericanos, tienen experiencias negativas desproporcionadas con las fuerzas del orden desde hace largo tiempo”, añade el texto.

El documento presenta un centenar de recomendaciones específicas para cambiar la situación actual y los miembros de la fuerza de tarea que lo elaboraron llamaron al alcalde y a los concejales citadinos a tomar las medidas correspondientes.

El grupo de trabajo recibió la tarea de elaborar este informe el año pasado, tras la publicación de un video en el que se observa al oficial de policía de la ciudad Jason Van Dyke, cuando mataba a tiros al adolescente negro Laquan McDonald, situación que ocasionó fuertes protestas.

En los últimos dos años, varios incidentes provocaron debates sobre la violencia policial en Estados Unidos contra los afrodescendientes, entre ellos el caso del adolescente negro Michael Brown, quien murió el 9 de agosto de 2014 a manos del oficial blanco Darren Wilson en la ciudad de Ferguson, Misuri.

La decisión de un gran jurado en noviembre de 2014 de no acusar a Wilson desató disturbios en 170 urbes de unos 40 estados de la Unión.

El 19 de abril de 2015 falleció en la ciudad de Baltimore, Maryland, el joven negro Freddie Gray, tras sufrir severas afectaciones en su columna vertebral y otras heridas graves cuando fue arrestado una semana antes, hecho por el que se desataron disturbios generalizados en esa urbe, ubicada a unos 60 kilómetros al noreste de Washington D.C.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba