Noticias

Qué sigue en el Senado con la aprobación del tercer cheque de estímulo

Los demócratas enfrentan serios problemas sobre el Plan de Rescate Estadounidense

El Senado enfrenta serios problemas para aprobar el paquete de estímulo económico de $1.9 billones de dólares, debido a las divisiones entre demócratas y al empuje de republicanos contra el salario mínimo y los fondos a gobiernos estatales y locales.

Aunque el proyecto de ley fue aprobado en la Cámara de Representantes, el líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer (Nueva York), enfrenta problemas para mantener a su bancada a raya, como a los senadores Joe Manchin (West Virginia) y Kyrsten Sinema (Arizona).

Hay dos problemas a los que Schumer debe encontrar solución: cómo respetar las reglas de Reconciliación de Presupuesto para mantener la promesa del incremento del salario mínimo a $15 dólares y evitar que su bancada se divida y complique la votación de mayoría simple para avalar el paquete de ayuda impulsado por el presidente Joe Biden.

 

Manchin se ha convertido en uno de los principales problemas para Schumer, ya que ha empujado un plan de incremento salarial a $11 dólares, además de mantener la regla de 60 votos para aprobar leyes importantes.

Schumer reconoce las dificultades y tanto en conferencias de prensa como en Twitter insiste en que entregará a los estadoundienses un nuevo paquete de ayuda que incluye el cheque de $1,400 dólares.

“Los líderes republicanos están ‘maniobrando’ para lograr que todos los miembros republicanos se opongan al alivio urgente y audaz del COVID”, dijo Schumer sin considerar los problemas en su bancada. “Pero no se equivoquen: entregaremos el plan de rescate estadounidense que tiene un apoyo público abrumador”.

 

 

El demócrata se refiere a que diferentes encuestas publicadas esta semana revelaron que la mayoría de las personas instan al Congreso a aprobar el proyecto.

 

Morning Consult muestra que el 76% de los estadounidenses apoya el Plan de Rescate Estadounidense, incluido el 60% de los republicanos.

“Si bien los republicanos en el Congreso se han mostrado reacios al monto general del paquete propuesto por Biden, la nueva encuesta de Morning Consult / Politico muestra que el público, incluidos los votantes republicanos, apoya abrumadoramente la legislación”, destacó la Casa Blanca en un análisis.

Una encuesta de CNBC mostró que el 63% de los propietarios de pequeñas empresas apoyan el plan de rescate; La encuesta de CBS indica que el 83% de los estadounidenses respaldan el plan, iugal que 72% de los participantes en una encuesta del New York Times / Survey Monkey.

Lo siguientes pasos

Luego de que Elizabeth MacDonough, la parlamentaria del Senado, determinara que el incremento salarial es inviable bajo los lineamientos de Reconciliación, ya que violan la “regla Byrd”, los democratas buscan opciones para avanzar sin ese obstáculo.

El presidente de la Comité de Presupuesto, Bernie Sanders (Vermont), mantiene la defensa del incremento salarial, pero no hay claridad en cómo mantener la propuesta sin arriesgar el paquete completo que enviaría ayuda a pequeños negocios, familias y destinaría más fondos contra COVID-19.

La decisión de MacDonough fue una decepción para los líderes demócratas, incluido el presidente Biden y el senador Schumer.

El líder de la minoría en el Senado, Mitch McConnell (Kentucky) tiene clara su postura: el paquete de estímulo es demasiado grande y no vislumbra forma de negociar con los demócratas, a quienes acuso de “atender las necesidades de los estadounidenses”, luego de que la Cámara, presidida por Nancy Pelosi (California), aprobara el plan económico.

“Algo peor que todo el gasto liberal no relacionado con COVID son las políticas activamente dañinas que paralizarían nuestra reapertura, bloquearían la recontratación y ralentizarían la recuperación de las familias estadounidenses”, criticó. “Es como si los demócratas de Washington pensaran que todavía estamos en marzo de 2020 y que debemos prepararnos para más cierres indefinidos”.

 

El Comité del Presupuesto debe aprobar el proyecto de ley, que después iría al pleno, donde deberá presentarse la moción sobre su votación con la intención de republicanos de alargar la aprobación.

Sin embargo, Schumer tiene solamente dos semanas para lograr el proyecto a tiempo, pues el 14 de marzo se terminan los fondos para el seguro de desempleo, al tiempo que esa lista de estadounidenses sin trabajo aumenta con más de 700,000 personas sin trabajo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba