Educación

¿Qué es ser un estudiante en línea?

La creación de escuelas virtuales es un ejemplo claro del como hoy en día las tecnologías de la información y comunicación han venido a transformar la forma en la que interactuamos. Brindándonos la comodidad de seguir con nuestros estudios desde  casa, trabajo u otro lugar.

A quien aspire a convertirse en un estudiante en línea esta modalidad de estudios presenta nuevos retos y desafíos.

Etapas de la modalidad abierta y a distancia.

  1. La enseñanza por correspondencia surgió a finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Los medios para el aprendizaje eran material impreso y servicios postales. Se caracterizó por ser unilateral, ya que el alumno se encontraba solo y sin ninguna forma de apoyo más allá del material impreso.
  2. A partir de 1960 surge la enseñanza multimedia, en la que los medios disponibles eran el teléfono, televisión y recursos audiovisuales. El aprendizaje se basaba en material impreso, audiovisual y cada vez era más electrónico.
  3. Posteriormente en 1970 surgió la telemática la cual está ligada a la evolución de las TIC. Esta se caracterizó por la inserción con otros medios educativos como el CD –ROM.
  4. Desde 1990 surge la enseñanza colaborativa la cual es basada en Internet, donde los recursos son enviados a través de la web  y se clasifican en sincrónicos cuando son vía chat y videoconferencias o asincrónicos cuando son vía correo electrónico y foros de discusión.  En esta etapa el estudiante toma un papel activo de autogestor y el docente se transforma en una guía facilitador del aprendizaje.

En esta última se propicia un cambio, dejar de ser alumnos para convertirse en estudiantes. Respecto a este cambio de rol Bautista, Borges & Forés mencionan que los estudiantes, mantienen pautas de funcionamiento fundamentadas en la autonomía y la madurez, mientras que el alumno tradicional es dependiente de la acción e instrucciones del docente.

          “La educación a distancia se basa en un diálogo didáctico mediado entre docentes de una institución y los estudiantes que, ubicados en espacio diferente al de aquellos, aprenden de forma independiente o grupal.”

(García Aretio, 2014, pág. 19).

aprendizajeCaracterísticas de un estudiante en línea.

  • Actitud proactiva. Disponer de un amplio margen de libertad y autonomía, permitiéndote tomar decisiones respecto a tu propio aprendizaje y desempeño.
  • Compromiso con el propio aprendizaje. Asumir que eres responsable de tu aprendizaje, pues ahora te conviertes en un agente activo y autogestor del mismo.
  • Conciencia de las actitudes, destrezas, habilidades y estrategias propias. Estas se seguirán desarrollando y continuaras aplicando para aprender a aprender. Deberás generar y potencializar estrategias que te faciliten la recepción y el análisis de la información, las cuales te permitan acceder a la información en cualquier momento, en cualquier lugar, de cualquier forma, y lo más importante, al ritmo que se decida.
  • Actitud para trabajar en entornos colaborativos. Tienes la oportunidad de conocer diferentes personas, lugares, estrategias de estudio, e historias de vida, de las cuales podrás aprender. El aprendizaje entre pares enriquece tu propio proceso cognitivo y de desarrollo.
  • Metas propias. Debes establecer metas más allá de la superación de asignaturas o cursos, busca siempre alternativas de solución y evitar esperar a que llegué por sí sola la solución. En esta modalidad los límites, los pones tú.
  • Aprendizaje autónomo y autogestivo. Debes generar destrezas relacionadas con la comunicación, la búsqueda, la selección, la producción, la difusión de la información y el conocimiento.

Retos de un estudiante en línea.

  • Dejar atrás el aprendizaje dirigido. Ser autogestivo, autocrítico y reflexivo, recuerda que la decisión respecto a tú propio aprendizaje y desempeño, depende primordialmente de ti y de tu administración del tiempo.
  • Evita memorizar y repetir el conocimiento. Analízalo, procésalo, aprópiate de él y proyecta tu saber.
  • Dejar atrás los entornos competitivos. No olvides que el trabajo colaborativo no solo enriquece tú propio conocimiento, sino que también fortalece tú aprender a aprender.
  • Gestión y administración del tiempo. Deberás crear una agenda de actividades, que permita programar todas las actividades que debes realizar, esto te permitirá administrar tus tiempos.
  • Destrezas comunicativas. Potencializar tus habilidades de lectura y escritura. Evitar el uso excesivo de mayúsculas, que en un ambiente en línea se consideran Netiquetas, las cuales significan gritar.

Quizá, el desafío más grande al que te enfrentarás como estudiante en línea será convertirte en todo un alfabeta digital.

Mitos de la educación en línea.modalidad

  • Es fácil y sencillo estudiar en línea, solo hay que estar en la computadora y ya.
  • No hay que leer nada, basta con copiar y pegar la información que encuentre en la red.
  • Como no me conocen físicamente, puedo dejar de estudiar en cualquier momento.

Hay quienes creen que estudiar en línea es difícil y muy complicado debido a que deben ser un experto en la tecnología. Conforme se vaya avanzando en la modalidad abierta y a distancia, se irá dando cuenta que estos mitos son totalmente falsos, ya que ser un estudiante en línea no es fácil ni difícil, basta, con aplicar estrategias y acciones que te permitan autogestionar tu aprendizaje, asimismo, resulta fundamental crear un compromiso contigo y con tu aprendizaje así como desarrollar tu comprensión lectora.

Recuerda que el verdadero aprendizaje no se basa en consumir ideas o información, sino en apropiarse del conocimiento.

Paulo Freire

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba