Economía

Puja por aumento de salario mínimo en Panamá

(Prensa Latina) La puja por incrementar el salario mínimo en Panamá mantiene hoy enfrentados a sindicatos y gremios empresariales, que toman diferentes puntos de vista para analizar el escabroso y complejo tema.

 

Mientras la Confederación Nacional de Unidad Sindical (Conusi) opina que el alto costo de la vida requiere ingresos de al menos mil 400 dólares, el presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), Julio De La Lastra, refuta con factores como la productividad y el impacto económico de tal incremento.

En opinión de la economista Maribel Gordon, de Conusi, la canasta básica ampliada supera la cifra solicitada por su gremio sindical y sobre el sueldo argumentó al canal TVN que ‘la Constitución dice que debe garantizar la vida digna y debe garantizar cubrir las necesidades fundamentales de vida’.

Consideró que el mandato de la Carta Magna debía ser la base en la discusión, porque a los profesionales y al resto de los trabajadores no se le hace justicia y ‘cada vez es mayor la brecha entre costo de vida y salario y salario mínimo’.

Desde el lado de los empleadores, De La Lastra calificó de ‘romántico’ el monto propuesto, ‘que todos los panameños quisiéramos tener’, pero cuestionó ‘si es lo correcto, si es lo normal y si realmente es operativo’, y recordó que el país tiene el jornal mínimo más alto de la región.

‘Creo que tenemos que apuntar a ser más productivos, más contributivos, para entonces pensar siquiera en incrementos salariales’, sentenció, en lo que analistas interpretan aquí como una posición radical de resistencia del bloque empresarial, lo cual augura falta de consenso como ocurrió en 2017 y finalmente el Gobierno decidió las tasas.

Panamá actualmente tiene un promedio de 721 dólares mensuales para 37 distritos de la nación, entre ellos, los densamente poblados de la capital metropolitana, el aledaño San Miguelito y la caribeña provincia de Colón, por lo que el aumento solicitado por Conusi representaría casi el doble de la cifra actual.

Al instalar la mesa negociadora a mediados de agosto pasado, el vicepresidente del país José Gabriel Carrizo indicó que unos 220 mil panameños reciben salario mínimo y el compromiso directo es garantizar que el monto fijado permita el desarrollo digno de sus vidas.

‘El acuerdo (?) no supondrá un traslado al aumento del costo de vida, porque nuestro gobierno logrará un crecimiento sostenido y garantizará la llegada, instalación y rendimiento de las inversiones nacionales e internacionales, lo que supondrá mejores condiciones para el desarrollo de Panamá y estabilidad para la vida familiar’, auguró.

Un criterio diferente expresó a la prensa Jorge Juan de la Guardia, presidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura, quien consideró la existencia de ‘una correlación entre aumento del salario mínimo con aumento de desempleo’ y al mismo tiempo precisó que el indicador es de 6,3 por ciento actualmente y ‘la tendencia está al alza’.

La comisión, que sesiona cada dos años, está integrada por representantes de Conep, la Cámara Panameña de la Construcción, el Consejo Nacional de Trabajadores Organizados, Conusi y una representación de los empleados públicos, mientras los mediadores son los ministerios de Trabajo, Economía y Comercio e Industrias.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba