New York

Piden que los hombres gay y bisexuales puedan donar sangre

El Día Mundial de Donar Sangre tiene un nuevo significado después del ataque en Orlando. Horas después de la peor masacre en la historia estadounidense, cientos de personas ofrecieron donar sangre para las víctimas. Pero los hombres gay y bisexuales que querían ayudar a su propia comunidad, fueron negados la oportunidad de salvar vidas.

“La sangre LGBT no estaba ausente porque nuestra comunidad no quería ayudar”, dijo Athony Hayes del Gay Men’s Health Crisis. “Estaba ausente porque nuestro gobierno federal sigue creyendo que los hombres gay y bisexuales son enfermos a pesar de la ciencia que prueba lo opuesto”, expresó esta mañana en una manifestación en los escalones de la Alcaldía.

LGBTblood-1
Anthony Hayes del Gay Men’s Health Crisis dice que es tiempo de poner la ciencia antes de los estigmas. Foto por: Camille Padilla

Expertos médicos, científicos, y miembros de la comunidad LGBT alzaron sus voces para pedirle a la Administración de Drogas y Alimentos en Estados Unidos (FDA) que cambie la medida que no permite que hombres gay o bisexuales puedan donar sangre si han tenido sexo con otro hombre en los pasados 12 meses. Esto aplica todos los hombres gay y bisexuales sin importar su estatus de matrimonio.

Hayes anunció que los expertos presentes comenzarán una Comisión de Asesoría Médica durante el año para discutir y debatir un camino hacia una política inclusiva y segura de donar sangre.

Uno de los expertos que liderará la comisión es el Dr. Howard Grossman quien ha estado trabajando con la comunidad LGBT y HIV desde los años 80. El doctor explicó que en 1983, cuando el FDA  sugirió prohibir a ciertos grupos donar sangre, fue un año de “miedo y pánico”.

En esos tiempos el gobierno no sabía qué era la causa de SIDA y comenzaron a culpar a la comunidad LGBT sin base científica. En el 1992, el FDA puso una suspensión de toda la vida a hombres quienes hayan tenido relaciones sexuales con otros hombres.

“Esto es un asunto personal”, explicó Grossman que cuando se crió en los años 50 y 60, donar sangre era algo que todo el mundo hacía. “Era como votar, era un gran paso y que me quiten ese derecho por los pasados 35 años ha sido horrible especialmente cuando ves estas tragedias”, dijo.

El pasado diciembre, el FDA cambió su política a un año, así que si un hombre gay quiere donar sangre tiene que abstenerse de sexo por 12 meses.

Según Grossman, no hay investigaciones o estudios suficientes para probar científicamente que los hombres gay o bisexuales tienen mayor probabilidad de ser infectados con el virus. Además la tecnología de probar si la sangre tiene HIV o no ha avanzado significativamente.

Grossman no culpa a la gente que trabaja en el FDA, si no a los que deciden el presupuesto de la agencia. “Creo que el FDA tiene miedo que si en realidad investigan y cambian las reglas que causarían una reacción de congresistas de la derecha que amenaza su financiamiento”, dijo a El Diario NY.

La política ha hecho que compañías privadas como AppNexus no permitieran donaciones de sangres en su compañías. “No podemos aprobar y patrocinar un evento que estigmatize algunos de nuestros empleados”, dijo Nytha Das, abogada para la compañía.

Los presentes esperan que como al resto de la población a los hombres gay y bisexuales sean juzgados por su comportamiento y no su orientación sexual.

El FDA no respondió a la solicitud de comentarios.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba