New York

Piden almuerzo gratuito para todos los estudiantes en NYC

Una coalición de líderes comunitarios y padres de familia de al menos 20 distritos escolares, junto a la defensora del pueblo Letitia James, pidieron este jueves al alcalde Bill de Blasio que cumpla su promesa y extienda el almuerzo escolar universal a todos los estudiantes de las escuelas públicas de la ciudad de Nueva York.

En su presupuesto para el 2016 el Alcalde sólo incluyó el dar almuerzos a los alumnos de enseñanza intermedia, y por eso en esa oportunidad la coalición también insistió en la necesidad de que el plan se extendiera a todos los 1.1 millones de estudiantes de la ciudad.

“Es hora de que el Alcalde haga realidad su promesa que hizo con tanto entusiasmo cuando era candidato”, dijo Miguel Rodríguez, presidente de la Federación de Padres y Maestros de Staten Island.

La Defensora de Pueblo ha venido impulsando desde el año pasado la campaña ‘Learning 4 Lunch’ para que la Ciudad apruebe el almuerzo escolar universal.

“Hemos estado luchando para expandir el acceso a la comida para todos los estudiantes, ya que sin una nutrición adecuada simplemente no pueden aprender. Al igual que hicimos con el pre-k universal, la ciudad de Nueva York debe ser el líder nacional en el ámbito de la educación, pero en su lugar se está quedando atrás en este tema crucial”, indicó James.

El Alcalde se ha mostrado vacilante respecto a este programa y sus resultados. Sin embargo, los miembros de esta campaña defendieron la medida, explicando que entre 10,000 y 15,000 estudiantes se han sumado a la iniciativa. En los primeros seis meses del año escolar 2014-2015 hubo un aumento de 10% respecto al mismo semestre del año anterior, pero, al hacer este programa universal, se llegaría a 120,000 estudiantes más, de acuerdo a datos de los promotores de la campaña.

“Debemos asegurar que los estudiantes tengan acceso a comidas nutritivas, y que el hambre no sea un obstáculo para el aprendizaje en las escuelas. Todavía estamos revisando los resultados del programa piloto,”  indicó De Blasio en un comunicado.

Según Rodríguez, quien es también representante de las escuelas secundarias ante el Concejo Municipal, “llevar el almuerzo universal gratuito a todos los estudiantes elimina dos problemas. Que los niños no coman a pesar de tener hambre, para evitar ser avergonzados por sus compañeros de clase y el problema de muchas familias que no califican para el almuerzo gratis, pero que tampoco pueden permitirse el lujo de pagar el costo de un almuerzo”.

Piden reunión con De Blasio

Los miembros de la coalición, que se apostaron en las escalinatas del Concejo Municipal, instaron mediante una carta a De Blasio, ampliar el programa del almuerzo escolar en su presupuesto ejecutivo. También solicitaron una reunión a la brevedad posible con el Alcalde, para discutir los beneficios que tiene el programa tanto para niños como para las familias.

Entre los firmantes de la carta se incluyeron miembros del consejo asesor de padres de la Canciller de Educación, del comité de Educación del Concejo, el comité de Escuelas Secundarias del Concejo, el comité de Enseñanza de Inglés como Segunda Lengua, el comité de Educación Especial, y docenas de representantes de los distritos escolares de los condados, tanto como de las asociaciones de padres de familia.

“El almuerzo escolar gratuito universal es tan importante como el objetivo de aumentar la integración socioeconómica en nuestras escuelas públicas”, dijo Maggie Spillane, miembro del Distrito Comunitario de Educación 13.

De acuerdo a datos proporcionados por la oficina de la Defensora del Pueblo, la plena expansión del programa sólo tendría un costo de $ 3.6 millones, y los que están a favor de una buena alimentación para la comunidad estiman que la Ciudad recibirá $22.6 millones en reembolsos federales y estatales adicionales, debido al aumento de la participación y una estructura de reembolso favorable en virtud de la ley federal Community Eligibility Provision

Beneficios para las familias

Adicionalmente, el almuerzo gratuito universal aliviaría la carga financiera de las familias que luchan para satisfacer alimentariamente a sus hijos. Las familias tendrían un ahorro de aproximadamente $900 al año por hijo, y se crearían cientos de puestos de trabajo.

En general los padres respaldan la iniciativa de los almuerzos estándar sin distinciones, para que los chicos no sientan que hay discriminación entre unos y otros. Sobre todo, aprecian que se les dé a sus hijos almuerzos saludables.

“Aunque cualifiqué para que mi hija reciba almuerzo gratuito, a veces ella no quiere comer allá. Yo creo que debe aprobarse para todos, sin distinción. Lo más importante es que se sientan cómodos ante sus compañeros y se alimenten bien”, dijo Benigno Guzmán, un mexicano de 30.

Adriana Peláez, una colombiana de 32 años y madre de un niño en edad escolar, piensa de la misma manera: “Tengo un hijo en octavo grado y para mí es beneficioso que pueda almorzar en su escuela ya que por razones de trabajo, no siempre tengo tiempo de prepararle su comida. Con esto, las familias tenemos un ahorro. Lo único que pedimos, es que sean comidas saludables”.

Entre tanto, el presidente del condado de Manhattan Gale A. Brewer coincidió en que cuando “los estudiantes comen, lo que comen, esa alimentación es un factor determinante en la capacidad que tendrán para aprender”.

“Es hora que la ciudad de Nueva York se una a las principales ciudades del país que han adoptado el almuerzo universal gratuito como estándar. Hacerlo es lo correcto para nuestros niños”, insistió Brewer.

La presidenta del Concejo Municipal, Melissa Mark-Viverito, también se pronunció en su momento a favor de la campaña ‘Learning 4 Lunch’: “Tenemos que asegurarnos que los estudiantes de la ciudad tengan los recursos necesarios para ser exitosos. Un programa de almuerzos gratuitos universales asegurará que los estudiantes estén bien nutridos y alertas durante el día escolar”, dijo Mark-Viverito.

Eliminar el estigma

Activistas y padres insisten en una de los principales beneficios de ofrecer almuerzos gratuitos a todos los estudiantes, es el ayudar a reducir el estigma que tienen que enfrentar casi el 75% de estudiantes que aunque califican bajo los lineamientos federales, no lo solicitan por vergüenza.

El principal problema es que muchos estudiantes de familias con bajos recursos no participan en los programas de almuerzo gratuitos disponibles, sencillamente por temor a que los perciban como pobres.

Pocos los aprovechan

De acuerdo a la campaña ‘Lunch 4 Learning’, entre 10,000 y 15,000 estudiantes más han comenzado a recibir almuerzos por el programa de la ciudad.

Sin embargo, si el programa se hiciera universal, la cifra podría aumentar en 120,000.

Así mismo, un reporte de coalición Breakfast NYC precisó que menos de un 35% del 1.1 millón de estudiantes (224,000) comen desayuno en sus escuelas a pesar de que la mayoría provienen de familias pobres.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba