NoticiasOpinión

Odebrecht, Justicia dominicano-brasileña y Post-Verdad

Rey Díaz nadaorg.22@outlook.com Ciudad de Nueva York. La Odebrecht contaba con una pareja de publicistas brasileños Joao Santana y su esposa Mónica Moura ambos se habían erigidos como los genios de la publicidad moderna. Su estrategia consistía en servir de puente para los nefastos negocios de la empresa entre líderes políticos de Latinoamérica, África y el Caribe. Las contribuciones a las campañas presidenciales en varios países, unos confirmados y otros bajo sospechas, no dejaban de ser una forma muy sofisticada de corrupción internacional.

La empresa Odebrecht aportaba el dinero para la campaña y la publicidad para elegir gobernantes y funcionarios que luego firmarían acuerdos sobre-evaluados de nuevas empresas de infraestructura en territorios conquistados por la firma brasileña, manteniéndose un hermetismo sobre sus contratos y artimañas, muy difícil para que dichos acuerdos se dieran a conocer al público en general.

El genio y el arte de negociar de esta empresa sigue dando agua de beber a la justicia brasileña, así como también a la justicia donde esta empresa había establecido su sistema de operaciones porque aún  bajo investigación quieren seguir manteniendo acuerdos con la fiscalía de Brasil, y el sistema judicial de cada país afectado por los sobornos de Odebrecht.

Así la fiscalía de Brasil, al mantener esos acuerdos que buscan ocultar la verdad para no afectar los gobiernos en el poder, estaría ofertando lo que se puede describir como la post-verdad. La noticia llegada desde Brasil sobre la solicitud hecha por Rodrigo Janot quien pidió ayer al Tribunal Supremo Federal de su país mantener bajo confidencialidad, “Todas las pruebas que constan en los acuerdos de colaboración acordada por Odebrecht.

Este funcionario público, Janot ha enviado un oficio-circular a los jefes de los ministerios públicos de los países donde se han abierto investigaciones contra la empresa brasileña, informándoles de la solicitud que hizo al Tribunal Supremo Federal de Brasil. Esta empresa es una culebra de siete cabezas, le cortaron varias cabezas pero todavía sigue viva dando órdenes y haciendo intento de ocultar la verdad.

Al juicio de todos, aquí hay gato entre macuto. Y la justicia brasileña, ni la justicia en ningún país afectado por los negocios de la Odebrecht deben dar acogimiento a dichos acuerdos porque lo que se trata en este caso es no afectar los gobiernos que hicieron acuerdos con esta empresa.

Así la justicia, solo encontrará culpables a un grupito reducido pero dejaran fuera de acusaciones y juicios a quienes disfrutan del poder. Como decía, Jesús de los políticos religiosos de su tiempo, “cuelan el mosquito pero se tragan el camello.” Pero el pueblo dominicano nunca ha querido tragarse estos camellos de corrupción y de impunidad entre los últimos dos partidos que han gobernado el país.

Note aquí como el procurador de Brasil Rodrigo Janot quiere dorar la píldora sobre este asunto. Y para ello cito un párrafo de la noticia llegada desde ese país.

“El procurador justifica la petición de mantener en sigilo las pruebas en razón del posible interés de las autoridades extranjeras de ordenar investigaciones relativas a los hechos reportados por los colaboradores, las cuales podrían verse perjudicadas si estas se divulgan antes de que sean dirigidas a las autoridades solicitantes.”

Esos acuerdos no deben mantenerse pues en el caso dominicano, el procurador no es más que un funcionario bajo la dirección del presidente dominicano. Es decir, se está ocultando la verdad, para favorecer algunos y someter a otros. Si la Odebrecht ha ofrecido a cada gobierno información verídica sobre los sobornos, esa es la pieza principal de toda investigación, formulación de expedientes, y posterior sometimiento a la justicia dominicana.

Esta noticia termina con un párrafo digno de levantar muchas sospechas. Y cito: “Para Janot, terminado el plazo, no significa que automáticamente desaparezca la necesidad de mantener en secreto la información, en especial de aquella que debe ser enviada al exterior a través de la cooperación internacional.”

El pueblo demanda la lista completa de funcionarios, de lo contrario, la justicia que se quiere llevar a cabo será, el atolladero más grande y más inicuo que hayamos presenciado.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba