Noticias

No hay Gobierno en Brasil, sino fraude y farsa, sostiene analista

(PL) No hay Gobierno en Brasil, sino fraude y farsa, sostuvo en un artículo publicado hoy el director de la edición capitalina del periódico digital Brasil 247, Paulo Moreira Leite.

La afirmación fue hecha en un análisis sobre las consecuencias del escándalo destapado ayer por la difusión del contenido de grabaciones que revelan la participación del ahora ex ministro interino de Planificación Romero Jucá en presuntos intentos de obstruir la operación anticorrupción Lava Jato.

El espectacular conjunto de diálogos entre Jucá y el empresario-senador Sergio Machado está destinado a acelerar el colapso de un pacto nacido de una alianza entre el oportunismo absoluto y la irresponsabilidad total, señaló Moreira Leite, para quien la ruina precoz del gobierno provisional de Michel Temer era visible desde el primer día.

Posesionado sin la legitimidad que solo el voto directo y secreto confiere a cualquier autoridad política, la presencia de Temer al frente de la República podía ser justificada como un accidente en la ruta; pero éste fue provocado y el trayecto era solo un montaje, acotó.

En otra de sus partes, el comentario subraya que todos los pasos que llevaron a apartar a una presidenta (Dilma Rousseff) electa con más de 54,5 millones de votos quedan explicados en una conversación “reveladora y chocante”.

Las grabaciones confirman usa motivación final. Se promovió una operación dramática, de inmensas consecuencias históricas y traumas profundos en la economía, la política y el destino del mayor país de América del Sur por el puro interés de salvar el pellejo a senadores, ministros y empresarios acusados de corrupción, subrayó.

Del mismo modo, agregó, se intentó destruir todo liderazgo auténtico que pudiera aparecer en el medio del camino, inclusive a (el ex presidente) Lula, el más popular político brasileño, con esa finalidad.

Se manipuló la voluntad política de un país entero, denunció Moreira Leite, para quien el falso sueño de una democracia sin pueblo terminó ayer en Brasil.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba