Noticias

Muerte de Caamaño revela carencia Unidades de Cuidado Intensivo

Santo Domingo.-El accidente del exguerrillero Claudio Caamaño mostró la carencia que existe en el país de Unidades de Cuidado Intensivo (UCI).

Esto porque el hombre de 78 años tras sufrir fracturas de cuatro costillas en un accidente de tránsito ocurrido en la entrada de Pizarrete, Baní, tuvo que pasear en una ambulancia, en su delicada condición, en busca de un lugar para internarlo.

Su hijo Claudio Caamaño Vélez dijo que no fue sino después de un periplo por cuatro clínicas cuando su padre recibió atenciones médicas, a pesar de que tenía cuatro costillas rotas y una perforación en el pulmón izquierdo.

Precisó que primero lo llevaron al Centro Médico Aguasvivas, de Baní, de ahí lo enviaron a Santo Domingo, específicamente, al Centro de Diagnóstico, Medicina Avanzada y de Conferencias Médicas y Telemedicina, donde no fue ingresado por falta de cupo en el área de UCI.

Ante estas declaraciones el coordinador médico del Cedimat, Miguel Ángel Russo, explicó que ellos tras la llegada de él sin ningún referimiento procedieron a estabilizarlo tal como establece el protocolo en estos casos.

“El señor Caamaño llegó estable. Se evaluó. Por las condiciones del accidente y la edad, él ameritaba estar en una Unidad de Cuidados Intensivos, pero en ese momento nosotros no teníamos cama”, explicó. Agregó que llamaron a varios centros y eventualmente consiguieron una cama en el intensivo de la clínica Abreu.

“Después que nos aseguraron que la cama estaba ahí fue que decidimos enviarlos allá” dijo.

Mikel Goicoechea, presidente, y Rafael Ramírez, gerente médico, explicaron que la ley de Seguridad Social establece que cualquier individuo que llegue a una sala de emergencia debe ser atendido y estabilizado.

Restos serán expuestos hoy

Serán expuestos hoy los restos del excombatiente Claudio Caamaño Grullón en la capilla La Paz de la funeraria Blandino de la avenida Abraham Lincoln, Distrito Nacional.

El sepelio se realizará mañana en el cementerio de la Máximo Gómez a las 5:00 p. m

Al compañero inseparable del coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó, líder de la Revolución de Abril de 1965 y la guerrilla de Caracoles de 1973, le sobreviven su esposa Fabiola Julia Vélez Catrain y sus hijos Cania Caamaño Acevedo, Caren Caamaño Acevedo, Dioma Caamaño Bidó, Javier Caamaño, Manfredo Caamaño Vélez, Claudio Caamaño Vélez y Claudia Caamaño Calderón.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba