Política

Melania, llave de Donald Trump al voto femenino

El favorito a la nominación republicana, Donald Trump, contó con una invitada especial en el escenario de Milwaukee (Wisconsin) esta semana. Su esposa, Melania Trump, participó en uno de los mítines antes de las primarias que se celebran en la madrugada del miércoles. Las encuestas sitúan al multimillonario en segunda posición, por detrás del senador Ted Cruz, y su imagen empieza a perder puntos entre las mujeres republicanas.

“No importa quién eres, un hombre o una mujer, él trata a todos igual“, dijo la ex modelo y diseñadora de joyas de Trump, que ha sido acusado de misógino en más de una ocasión. En un minuto y medio, la esposa del empresario, que no participa habitualmente en la campaña -aunque ya había estado en el escenario acompañándolo-, enumeró un sinfín de adjetivos que adornan al empresario: trabajador, inteligente, luchador, justo, de gran corazón, un gran comunicador y un gran líder, entre otros.

Mirando a sus notas, Melania Trump subrayó que “si le ataca, devolverá el golpe 10 veces más fuerte“. Una frase muy aplaudida entre la audiencia, que celebró la presencia de la potencial primera dama. Acostumbrado a ganar e ir el primero en los sondeos, a Trump se le ha puesto cuesta arriba esta cita electoral. Especialmente entre las mujeres republicanas, cuyo apoyo ha ido decayendo en las últimas semanas.

Los ataques a la esposa de Cruz parecen no haber sentado bien entre las conservadoras. A finales de marzo, Trump retuiteó un mensaje que se burlaba de Heidi Cruz mostrando una foto que yuxtaponía un primer plano de su esposa Melania con la del senador. “No hace falta irse de la lengua, las imágenes valen mil palabras”, decía el tuit. El empresario reconoció al diario ‘The New York Times’ que fue un error enviar ese mensaje. No sin insistir que los ataques partieron del entorno de Cruz (de uno de los ‘Super PAC’ que le apoyan) por difundir una fotografía de su mujer en ropa interior.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba