Salud

Medicina natural, alternativa que crece en el Siglo XXI

Wenceslao Zamora, mejor conocido como Gambao, quien a sus 74 años de edad, recorre los montes del distrito municipal de Gonzalo, perteneciente al municipio Sabana Grande de Boyá, provincia Monte Plata, en busca de hojas, raíces y especies naturales para preparar “fórmulas” de la medicina natural.

 

Desde lejos, los visitantes pueden observar, colocadas en orden en la acera de su humilde vivienda, las diferentes botellas que poseen las raíces, tallos, hojas y otras sustancias, ya maceradas, que tienen el poder de curar o aliviar las enfermedades más comunes de la gente.

 

Zamora narra: “Desde joven aprendí de mí tía, Marina Zamora, a preparar los diferentes tipos de botellas caseras o naturales para sanar dolencias, que hasta la ciencia en muchas ocasiones no ha podido vencer”.

 

Gambao, como cariñosamente lo apodan sus familiares y amigos, durante una entrevista realizada por este multimedios DominicanosHoy.com, reveló que aprendió de los componentes y las funciones de las distintas especies del monte, brindadas por la madre naturaleza,  “para ayudar con los remedios que mi tía, ya fallecida, me enseñó hacer. Seguí preparándolos, por las necesidades que padecen aún las personas más humildes en la comunidad y de otros lugares”.

 

Entre las hojas y otras variedades de plantas que busca para sus bebidas terapéuticas, citó marabelita, maqué, bejuco de indio, bejuco de barraco; raíz de aruña gato; raíz de naranja y limón, flor de lechosa, Juana la blanca y morita, entre otras.

 

“Yo preparo los bebedizos que deben tomar las mujeres luego de parir, ya que muchas quedan con problemas de infecciones y deben tener un tratamiento que les ayude a que su vientre retome su anterior estado”, explicó.

 

Al ser abordado sobre ¿cuáles remedios son los más solicitados por las personas que buscan de sus servicios? Zamora, sin pensarlo dos veces, reveló que la gran mayoría lo requiere por dificultades en los riñones: “Y un remedio efectivo para estos son las hojas de álamo, naranja, la raíz de Libertad o moringa, conocida por el mundo como medicinal por el comandante cubano Fidel Castro, quien destacó su poderes curativos.

 

“Este árbol es una bendición de Dios, debido a que su flor, más que sus hojas, tiene decenas de propiedades que atacan diversas patologías al mismo tiempo, así como la facultad de fortalecer hasta las células y órganos que estén débiles.

 

“Otras especies medicinales son las que conocen los hombres y las mujeres del campo como la Batata de Burro y el Agua de Coco Indio, ya que ambos accionan de inmediato en las bacterias que están dañando el funcionamiento de los riñones”, expuso Gambao.

 

 

La Sinusitis se puede sanar

Wenceslao Zamora indicó que la sinusitis aqueja a muchas personas; pero, que mediante un tratamiento con raíces y hojas a largo plazo se puede sanar de manera definitiva, siempre y cuando el que la sufre no incurra en los desarreglos que ocasionan este mal.

 

“Con el Anamú y la Cáscara de Aroma, la sinusitis se sana totalmente, ya que es muy peligrosa, debido a que causa fuertes dolores de cabeza y otros malestares muy dañinos para el cerebro. Muchas veces se le diagnostica cáncer a una persona en la cabeza, porque se descuidan de la sinusitis”, argumentó.

 

También precisó que con las hojas de limón, tamarindo y granadillo se puede iniciar un tratamiento efectivo para la gente que sufre de hepatitis.

 

En este sentido, Gambao comentó que enfermedades que atacan el hígado se pueden aliviar mediante un brebaje con las plantas de Cadillo de Perro y Tres Pies, porque poseen minerales que desintoxican ese importante órgano.   El té que se prepara con estas especies, recoge todo el líquido contaminado que se encuentre alrededor de la zona y luego lo expulsa mediante la orina.

 

Asimismo, el naturalista asegura que tanto la flor de lechosa, como la de Juana la blanca y la hoja de morita poseen las características de los antibióticos que enfrentan infecciones y las fiebres.

 

“La situación actual no permite que la gran mayoría de la población pueda someterse a costosos tratamientos, pero en la medicina natural hay mucha sanación.  No porque lo digo yo, sino la historia y nuestros antepasados, quienes nos dejaron este legado, que hoy en día naciones de Sudamérica como en Bolivia, Perú, Brasil, Venezuela y Colombia lo demuestran.

 

“De mi casa nadie se puede ir con un problema de salud, sin que se lleve una solución. Tenga o no recursos, ya que lo importante es que se sane, porque sé que cuando esté recuperado regresa aquí con alguna ayuda”, concluyó.

 

Decenas de páginas Web importantes de salud, en muchas ocasiones publican diversas soluciones medicinales basadas en alimentos naturales, especies y hojas de árboles, que la población desconoce. Este humilde hombre de los campos dominicanos, Wenceslao Zamora, domina con su sabiduría ancestral un campo de la medicina que aún significa  esperanza y calidad de vida, para personas de todos los sectores.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba