New York

Más jefes policiales castigados por corrupción

El Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) informó que otro oficial de alto rango fue removido de su puesto y despojado de su arma de reglamento y su placa, como parte de la investigación del escándalo de corrupción que involucra a más de una docena de jefes de la Uniformada.

John Sprague, quien se desempañaba como jefe de una unidad que averigua el uso excesivo de la fuerza por parte de oficiales, fue transferido a labores administrativas luego que se negara a contestar preguntas relacionadas con la investigación que lleva a cabo el FBI en conjunto con la Fiscalía General federal y la Oficina de Asuntos Internos del NYPD.

Fuentes ligadas a la investigación indicaron que Sprague se acogió a la Quinta Enmienda de la Constitución para negarse a contestar.

“El jefe John Sprague fue asignado a realizar labores administrativas como resultado de la actual investigación que realizamos”, indicó en un comunicado Stephen P. Davis, el comisionado jefe del Información Pública del NYPD.

Hasta el momento, van 12 policías que han sido separados de sus cargos, algunos reasignados a otras funciones y otros despedidos, como parte de la investigación. De ellos, al menos cinco se han retirado de la Uniformada luego de solicitar el beneficio de jubilación.

Según la investigación por corrupción que adelantan los federales, los altos mandos usaron sus posiciones en el NYPD para hacerles favores a empresarios judíos de Brooklyn, que iban desde darles seguridad con guardaespaldas hasta aprobar de manera expedita sus permisos para portar armas de fuego, todo esto a cambio de diamantes, viajes internaciones y el pago de prostitutas.

El pasado miércoles, se informó que los dos últimos oficiales de alto rango en pedir su jubilación en medio del caso de corrupción fueron los jefes Andrew Capul y Eric Rodríguez. Sin embargo, fuentes del NYPD indicaron que esos planes de jubilarse no afectarían la investigación en curso.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba