Farándula

Luis Miguel sigue demostrando que es un artista paradigmático

Grandioso estuvo Luis Miguel esta noche, con el aforo que le fue habilitado en el Estadio Olímpico completamente lleno, en un concierto en el que transitó por todo su repertorio en el estilo que le es característico, bajo una pertinaz llovizna, que no logró disminuir el entusiasmo de la gente.
Temeroso de resbalar en el escenario mojado hizo que el mismo fuera secado sin interrumpir su actuación. Luis Miguel siempre le ha temido a caerse. No olviden al asistente que en pasados conciertos lo sujetaba por la correa, detrás de él cada vez que se acercaba al público desde la tarima.
Vimos a un Luismi más maduro, con un poco menos de velocidad en su performance escénico, pero igual de vigoroso en el escenario.
Luis Miguel es considerado el cantante latino más exigente en un escenario. Así lo atestiguan quienes han trabajado con él, y los que han visto sus ensayos y “sound-check”.
Dicen que es preferible confesarse con el diablo, y no con Luis Miguel, por lo exigente y perfeccionista que es. Lo cual no está mal, porque , señores, un artista tan caro, lo menos que puede hacer hacer es llevar un show depurado a la audiencia.
Y aunque no fuera caro, sino barato, por el respeto al público un artista tiene que comportarse como si así fuera.
En eso hay que acreditar a Luis Miguel, aunque a veces se le va la mano, y se pasa, como cuando le lanzó un microfonazo al solista, en su show antes de venir aquí.
Un detalle que observamos es que El Sol no canta con micrófonos inalámbricos. Prefiere micrófonos con cables para cantar, no vaya a ser cosa que se le interfiera la señal, o se le acabe la batería con un inalámbrico, como suele suceder.
Luismi, por tanto, hasta de eso se cuida…
Algo que también nos llamó la atención es que durante las dos horas de su show se mantuvo con la caja del “in-ear” (auriculares para monitorear el sonido) en la mano, y nunca lo soltó.
Los cantantes suelen tenerlo detrás, sujetado a la correa del pantalón, pero Luis Miguel lo tiene en la mano todo el tiempo.
¿Tendrá eso que ver con la versión de que tiene problemas de audición?
No se, pero lo de la caja del “in-ear” en la mano me tiene intrigado. ¿Que alguien me explique? Talvez será para él mismo controlar el volumen, o ¿quién sabe?. Los artistas a veces tienen manías, son curiosos o mañosos…
Sólo hay que ver que Alá Jazz anda con muñeco como amuleto en sus shows, y hasta al premio Soberano lo llevó y mostró durante su participación.

 

Y se les cuento los fetiches de otros artistas y empresarios, no termino hoy. Dejémoslo para otro día.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba