Noticias

Los talibán prostituyen a niños para matar a policías

La última táctica de los talibán hecha publica por el ex jefe de la Policía en Uruzgan, Ghulam Sakhi Rogh-Lewanai, pone los pelos de punta. El antiguo jefe de seguridad para esa provincia al Sur del país ha asegurado que los yihadistas estánprostituyendo a niños para matar a policías y miembros de la seguridad afgana.

Según Ghulam los talibán se estarían aprovechando de una de las tradiciones más controvertidas entre los hombres que sustentan el poder en Afganistán: la práctica de los ‘bacha bazi’ [niños bailarines], también conocidos como ‘bacha bereesh’[niños sin barba], en la que infantes y adolescentes de entre 10 y 18 años son maquillados y vestidos con ropas femeninas y bailan para el placer de apoderados para luego ser prostituidos al mejor postor.

A pesar de que esta práctica pedófila es ilegal, a día de hoy sigue muy extendidapor todo el país siguiendo un antiguo dicho afgano que afirma que “las niñas son para concebir hijos y los niños para el placer”. Una ‘tradición’ que, por otro lado,no se considera ni pedófila ni homosexual, actos que en Afganistán se castigan con la muerte, sino como un símbolo de poder.

Ghulam aseguró que el grupo terrorista está reclutando a ‘bacha bazi’ “para infiltrarse en la policía” y, en cuanto tienen la oportunidad, normalmente cuando los miembros de seguridad están durmiendo, “asesinarlos con droga adulterada, veneno o armas de fuego”. Desde enero hasta abril de este año al menos se han registrado “seis casos en Uruzgan en los que ‘bacha bazi’ sirvieron para que los talibán acabasen con la vida de los integrantes de los puestos de control”.

“Los insurgentes se han dado cuenta de una de las mayores debilidades de los comandantes de las fuerzas de seguridad y están aprovechándola al máximo”, continuó Ghulam. “Al menos 370 puestos de control de la policía local y nacional afgana en la provincia disponen de ‘bacha bazi’, y a veces se han dado casos en los que un comandante se ha negado a realizar su deber si no se le facilitaban niños par su placer”, añadió.

Además, según el ex jefe de Policía, diversos comandantes y jefes de seccióncuentan con hasta cuatro niños a los que sodomizan y prostituyen entre sus hombres. Y en algunos casos, cuando el niño es especialmente deseado, se han producido “combates y refriegas entre los miembros de seguridad”.

La masacre de Dehrawud

Matiullah, ex policía en Uruzgan y único superviviente de una matanza en 2015 en el distrito de Dehrawud en la que murieron siete policías a manos de un ‘bacha bazi’, explicó a Khama Press como Zabihullah, el “esclavo sexual” del comandantepara el que servía, acabó con todo su destacamento en un abrir y cerrar de ojos.

“Zabihullah entró en el cobertizo en el que estábamos durmiendo y abrió fuego indiscriminadamente“, explicó Matiullah, que sobrevivió “haciéndose el muerto mientras el niño se cercioraba de que los policías estaban muertos golpeando sus cuerpos con el cañón del fusil”.

Después de unos minutos Matiullah oyó al ‘bacha bazi’ decir “todos están muertos”y varios talibanes “entraron para robar todas las armas y munición” con las que los presuntos protectores de los civiles en ese distrito tenían para defenderse de los ataques insurgentes.

La historia de Matiullah, que después del incidente dejó la policía y a día de hoy trabaja como sastre, es sólo un pequeño ejemplo de lo que está sucediendo en el Sur del país y no sólo en Uruzgan sino que también en provincias como Helmand, Kandahar, Zabul, Paktika o Paktia.

‘Los padres tienen miedo de vestir a sus hijos demasiado bien’

Nader Khan, uno de los jefes tribales en Dehrawud, explicó a France Presse como su familia sufrió las consecuencias de ésta práctica pedófila cuando su sobrino de 13 años fue “secuestrado por un comandante de la policía cuando éste le fue a llevar pan”. El niño permaneció cautivo hasta que Nader y varios miembros del consejo tribal se presentaron en la casa del gobernador provincial en Tarin Kot para “exigir” su liberación.

El niño fue puesto en libertad y el comandante detenido, pero un mes después del incidente el perpetrador fue exonerado “porque se le necesitaba para unirse a los combates contra los talibán en la región”.

Nader Khan concluyó que “desde entonces muchos padres del distrito tiene miedode vestir a sus hijos demasiado bien” porque todavía hay muchos comandantes y jefes policiales que se dedican a buscar a niños bien parecidos para su placer sexual y el placer de algunos de sus hombres como recompensa por su apoyo.

Por su parte, el gobernador de Uruzgan, Mohammad Nazir Kharoti, se limpió las manos en lo que se refiere a la protección de los niños que están siendo empleados como ‘bacha bazi’ afirmando a France Presse que “es muy difícil aplicar la ley al 100% porque estamos viviendo en una situación de guerra“.

Los ‘bacha bazi’ suelen ser raptados o vendidos por sus propias familias a mafias que se encargan de instruirlos en esa práctica pedófila. En caso de negarse, sonacusados de pertenecer a los talibán, en el mejor de los casos, y en el peortorturados y, tras sufrir todo tipo de vejaciones sexuales, puestos en circulación para el placer de hombres de negocios, políticos y comandantes de la policía y el ejército afganos. Los mismos que la comunidad internacional está apoyando para establecer una democracia funcional en el país.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba