Opinión

Los estereotipos de género incluyentes participativos en la sociedad

Por Araceli Aguilar Salgado 

“La familia, la sociedad, la cultura, nos pone en un molde; cuando nos salimos del molde, empieza la curación y, no solo eso: hay que hacer algo que nunca haya hecho uno y mientras más difícil, mejor.” 

Los días 07 y 08 de Marzo del 2021, se llevará a cabo el Gran Evento Internacional en conmemoración del día Internacional de la Mujer, bajo el tema:” Los Retos y Desafíos de la Mujer en el Siglo XXI”.

 

El Dr. Amín Cruz, coordinador y Presidente del Congreso Mundial de Universidades, CMU, Congreso Hispanoamericano de Prensa comentó que el Congreso Mundial de Universidades, Congreso Mundial de Prensa, en consolidación con la Universidad Tecnológica de Santiago, UTESA, Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, PUCMM, Universidad Autónoma de Santo Domingo, UASD, Universidad Autónoma de Guerrero, UAGro., Universidad Portátil, Asociación Dominicana de Escuelas de Comunicación Social, ADECOM y Academia Americana de DECORACIÓN unificaron esfuerzos para realizar este conclave Internacional.

El Dr. Cruz, expresó sobre el perfil del conocimiento académico de la Dra. María Fernanda Espinosa, ex presidenta de la Asamblea General de las Naciones Unidas, ONU, tiene una maestría en Ciencias Sociales y Estudios Amazónicos, un título de posgrado en Antropología y Ciencia Política de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, Quito, y una licenciatura en Lingüística Aplicada de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador.

Además, es poeta y diplomática ecuatoriana. Fue Canciller de la República del Ecuador y Presidenta de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Para garantizar de manera eficaz los derechos humanos de las mujeres es preciso, en primer lugar, una comprensión exhaustiva de las estructuras sociales y las relaciones de poder que condicionan no sólo las leyes y las políticas, sino también la economía, la dinámica social y la vida familiar y comunitaria.

El mismo que contará con la participación de destacadas profesionales de la educación, investigación, periodismo, comunicación y trabajos sociales de reconocido prestigio nacional e internacional de New York, México, Colombia, Bolivia, República Dominicana, Italia y España entre otros.

 

Con mujeres grandes líderes expertas profesionales de muy alto nivel como la Dra. María Fernanda Espinosa, ex presidenta de la Asamblea General de las Naciones Unidas, ONU, Dra. Carmen Velázquez, Juez de la Suprema Corte de New York, Dra. Emma Polanco, Universidad UASD, Licda. María Elena Cruz, Universidad UTESA, Dra. Olivia Álvarez Montalván, Universidad Autónoma de Guerrero, UAGro., Licda. Alicia Ortega, periodista de República Dominicana.

 

Así mismo con las destacadas periodistas Licda. Nuria Piera de la República Dominicana Sayuri Loza, de Bolivia, Dra. Felicidad Bonilla García, Universidad Autónoma de Guerrero, UAGro., Licda. Zulma Bibiana Rojas Prieto, Universidad Fundación Área Andina, Licda. Crismeidy Ureña, periodista, desde España, Sra. Angela Howell, World Women Talent System, Italia, Charito Cisnero, Director NY Hispanic Cosmetology Chamber of Commerce

El derecho internacional de los derechos humanos se ocupa de los estereotipos de género y de su utilización, que afectan a derechos humanos y libertades fundamentales ampliamente reconocidos. Un estereotipo de género es una opinión o un prejuicio generalizado acerca de atributos o características que hombres y mujeres poseen o deberían poseer o de las funciones sociales que ambos desempeñan o deberían desempeñar.

Un estereotipo de género es nocivo cuando limita la capacidad de hombres y mujeres para desarrollar sus facultades personales, realizar una carrera profesional y tomar decisiones acerca de sus vidas y sus proyectos vitales. Los estereotipos nocivos pueden ser hostiles o negativos, por ejemplo, las mujeres son irracionales o aparentemente benignos, por ejemplo, las mujeres son protectoras.

Por ejemplo, sobre la base de este último estereotipo de que las mujeres son más protectoras, las responsabilidades del cuidado de los hijos suelen recaer sobre ellas de manera casi exclusiva. El uso de los estereotipos de género es la práctica de asignar a una persona determinada, hombre o mujer, atributos, características o funciones específicas, únicamente por su pertenencia al grupo social masculino o femenino.

La utilización de los estereotipos de género es dañina cuando genera violaciones de los derechos y las libertades fundamentales. Un ejemplo de lo anterior es la falta de penalización de la violación marital, basada en el concepto social de que la mujer es la propiedad sexual del hombre.

Los estereotipos de género más complejos pueden ejercer un efecto negativo exagerado sobre determinados grupos de mujeres, tales como las que están en prisión y han transgredido la ley, las mujeres de grupos minoritarios o indígenas, las que viven con discapacidad, las mujeres de las castas inferiores, las inmigrantes o las que están en peor situación económica, etc.

El derecho internacional de los derechos humanos asigna a los Estados la obligación de eliminar la discriminación contra hombres y mujeres en todos los ámbitos de la vida. Esta obligación exige que los Estados adopten medidas para abordar los estereotipos de género, tanto en la esfera pública como en la privada, así como para evitar la utilización de dichos estereotipos.

La Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW), estipula en su artículo 5 que “los Estados Partes tomarán todas las medidas apropiadas para modificar los patrones socioculturales de conducta de hombres y mujeres, con miras a alcanzar la eliminación de los prejuicios y las prácticas consuetudinarias y de cualquier otra índole que estén basados en la idea de la inferioridad o superioridad de cualquiera de los sexos o en funciones estereotipadas de hombres y mujeres”.

En otros tratados de derechos humanos también se exige que los Estados Partes se enfrenten a los estereotipos nocivos y a su utilización. Por ejemplo, la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad contiene también un artículo, el 8 (1) (b), que compromete a los Estados a luchar contra los estereotipos, los prejuicios y las prácticas nocivas respecto de las personas con discapacidad, incluidos los que combinan el género y la discapacidad.

Acabar con los estereotipos que generan discriminación, violencia y acoso contra las mujeres y niñas, aún existe muchos obstáculos y desafíos que se deberá iniciar en el hogar es uno de los lugares donde podría comenzarse. Por ejemplo, plantear qué cambios es necesario practicar en la organización familiar para distribuir de manera más equitativa las cargas de trabajo y las responsabilidades, o qué compromisos estaríamos dispuestos a asumir para acabar con el trato sexista, previendo que los padres y las personas mayores sepan ejemplificar estas acciones y extenderse en todas las esferas económicas, educativas, políticas, sociales, laborales y de derechos humanos en general.

Educar a nuestras hijas y a nuestros hijos en la igualdad y en el pensamiento crítico, para que sean capaces de reflexionar, de detectar las desigualdades y sepan identificar los numerosos ejemplos de machismos que se dan en la publicidad, en los cuentos o en la música, por lo menos que sean conscientes y sepan verlo para que no lo reproduzcan cuando sean mayores.

Es preciso desactivar los nocivos estereotipos de género, de modo que a las mujeres no se les perciba según las pautas de lo que deberían hacer, sino que se les considere por lo que son: personas singulares, con sus propios deseos y necesidades.

 Para ello, exhorta a todos los sectores de la sociedad a poner fin a los estereotipos y la discriminación y a transformar los modelos de educación en la tolerancia, para que no haya discriminación por un mundo más igualitario, tolerante y empezar a cambiar la mentalidad de las personas se requiere también de impulsar patrones innovadores, la transformación de los modelos participativos e incluyentes que abarquen todos los espacios de la sociedad.

El Gran Evento internacional por conmemoración del día de la Mujer será de manera virtual y se llevará a cabo el día domingo 7 a partir de las 6:30 a 10:00 pm y el lunes 8 de marzo a partir de las 6:30 a 10:00pm y será transmitido por las plataformas del Zoom, Facebook Live, YouTube. Para mayor información favor de inscribirse a través del correo del Congreso Mundial de Universidades: congresomundialdeuniversidades@gmail.com, o  a la  página  www.congresodeprensa.org,

 “Hombres y mujeres cuentan con las mismas capacidades y habilidades para desempeñarse en cualquier área: El resto, son sólo barreras culturales que debemos derribar.” 

Araceli Aguilar Salgado Periodista, Abogada, Ingeniera, Escritora, Analista y comentarista mexicana, del Estado de Guerrero, México.  

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba