Internacionales

Líder iraní demanda fidelidad a principios de revolución islámica

(PL) El líder supremo de Irán, ayatolah Alí Khamenei, remarcó hoy la necesidad de obrar en base a principios enarbolados por su antecesor y fundador de la Revolución Islámica para materializar las aspiraciones de prosperidad del país.

Al hablar en la ceremonia oficial por el 27 aniversario de la muerte del Imán Khomeini, considerado Padre de la Revolución Islámica, Khamenei señaló que “donde nos movimos guiados por nuestros principios revolucionarios, hicimos progresos, mientras dondequiera que los ignoramos, retrocedimos”.

“Tenemos muchos pequeños y grandes enemigos, pero ante todo, entre ellos están Estados Unidos y la muy maléfica Gran Bretaña”, indicó el máximo clérigo del país persa ante más de un millón de iraníes congregados en el mausoleo donde reposan los restos del Imán Khomeini, en el centro de Teherán.

El discurso cubierto por todos los medios noticiosos de Irán devino otra demostración de tributo popular al líder de la revolución que derrocó en 1979 la entonces monarquía pro-occidental del Shah de Persia e instauró la República Islámica de Irán.

“Una fuente de inspiración para otras naciones”, enalteció Khamenei, al insistir en que los ciudadanos preserven su “espíritu revolucionario” con el cual lograron echar del país a los enemigos hace más de 38 años.

“Todos los iraníes deben permanecer revolucionarios porque la revolución pertenece a todos”, indicó el líder supremo al hablar también ante los presidentes del país, Hassan Rouhani, del parlamento, Alí Larijani, y del Poder Judicial, ayatolah Sadeq Amoli-Larijani.

Hizo alusión a la historia de la hostilidad de Estados Unidos hacia Irán, incluido el apoyo de Washington al gobierno de Saddam Hussein en la guerra contra esta nación, conocida aquí como Guerra Impuesta, y el derribo de un avión iraní de pasajeros.

Ante el nieto del Imán Khomeini, Sayyed Hassan Khomeini, diplomáticos extranjeros y otras figuras nacionales políticas y religiosas, Khamenei rememoró el ataque estadounidense a plataformas petroleras y el golpe de Estado fraguado por la CIA en 1953.

“Cualquier individuo o corriente que esté trabajando para el Islam, si confía en Norteamérica será abofeteado en la cara”, advirtió al describir el proceso conducido por Khomeini como “capital único y relevante” del pueblo iraní y alertar contra cualquier desvío de la “senda de la verdad”.

El clérigo subrayó que los enemigos de Irán nunca renunciaron a su hostilidad y criticó el sistema económico global que está controlado mayoritariamente por elementos sionistas, de ahí -exhortó- que deba priorizarse la estrategia de Economía de Resistencia.

Apuntó que esta nación sufrió sanciones impuestas “bajo el pretexto de su programa nuclear” y para dañar al pueblo y su economía, por lo que la Economía de Resistencia “es la única vía de lograr la independencia” en ese ámbito.

lam/Ucl

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba