Salud

Licuado natural de naranja, zanahoria y cúrcuma para la artritis

La cantidad de cúrcuma debe ser exacta y no debemos excedernos ya que, de lo contrario, puede resultar contraproducente y producirnos daños en la vesícula biliar.

 

Son muchas las personas que deben aprender a vivir con la artritis, en especial, con  los dos tipos más comunes: la osteoartritis y la artritis reumatoide.

 

Si bien es cierto que a día de hoy no hay cura y la artritis no se puede revertir, la medicina se orienta a ofrecer una mejor calidad de vida al paciente, a través de un tratamiento lo más especializado posible.

 

La artritis se caracteriza ante todo por una degradación del cartílago, esa parte que protege a las articulaciones. Por eso, en ocasiones, los remedios naturales y una correcta alimentación puede aportar “ese granito” de arena para regenerarlo y reducir la inflamación.

 

Hoy en nuestro espacio queremos explicarte cómo puede beneficiarte este sencillo licuado a base de naranja, zanahoria y cúrcuma para aliviar un poco tus problemas de artritis.

 

Tratamiento natural para la artritis

La artritis reumatoide es una enfermedad crónica y degenerativa. Una vez tengamos el diagnóstico de nuestro médico deberemos poner en práctica diversos cambios.

 

Seguiremos el tratamiento farmacológico y nos orientaremos a llevar una vida lo más saludable posible, que evite el progreso de esta enfermedad sistémica. Habrá días, por ejemplo, en que nos levantemos por la mañana con mucho dolor y con pérdida de la movilidad articular.

 

Uno de los aspectos más importantes va a ser, sin duda, controlar la inflamación. De no hacerlo, el problema puede dañar los huesos, ligamentos y los tendones que hay alrededor de la articulación.

 

Poco a poco puede aparecer la deformidad.

 

Nuestra finalidad será pues disponer de una mejor calidad de vida y ralentizar este proceso lo máximo que nos sea posible. Ahora bien, puede que te preguntes si la medicina natural puede ayudarnos a tratar la artritis.

 

La respuesta es no. Obviamente ni la medicina natural ni la ordinaria revertirá el proceso hasta sanarnos, pero sí podemos reducir el dolor, rebajar la inflamación y nutrir el cartílago. Nos serán de gran ayuda en el día a día.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba