Noticias

Las relaciones diplomática entre Estados Unidos y Cuba

Es propicia la ocasión para felicitar al gobierno del Presidente Barack Obama por el inicio del restablecimiento de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos. Si Estados Unidos mantiene unas relaciones diplomáticas con China, y otros países quienes frecuentemente violan los derechos humanos de sus ciudadanos, por qué no iniciar un nuevo rumbo después de más de 60 años de hostilidades entre ambos gobiernos, con un embargo que no ha servido de nada.
El heroico pueblo cubano merece una oportunidad para que el mundo se abra hacia ellos, y ellos se abran hacia el mundo. El embargo no ha hecho más que favorecer los cubanos radicales que han usado el embargo como medio de enriquecimiento metiendo miedo al mundo contra la ideología comunista.
Seamos claro, en cuba ni en ninguna parte del mundo se ha establecido un sistema comunista. Cuba ha tenido una dictadura que ha gobernado el país por los últimos 63 años. Es una dictadura con tendencia izquierdista, pero dictadura.
En el pasado Estados Unidos ha apoyado dictaduras de extrema derecha, pero dictaduras que han surgido por un odio voraz contra el comunismo. En ambos caso, las dictaduras de extrema derecha así como las dictaduras de extrema izquierda han violado los derechos fundamentales del ser humano. Y los ciudadanos han recibido la represión más cruel e inhumana que se pueda registrar en la historia de la humanidad.
La revolución Rusa, la China, La dictadura de Augusto Pinochet en Chile, Nicaragua, Argentina con su famosa junta militar, Republica Dominicana con Trujillo, Cuba con los hermanos Castro, y Korea del Norte, etc. Todas estas dictaduras creadas por hombres imperfectos han estado repletas de atropellos contra sus ciudadanos.
No es que vamos a ser borrón y cuenta nueva pero debemos negociar con el pueblo cubano porque ningún régimen dura para siempre y los hermanos Castro desaparecerán como han desaparecido los “grandes hombres del pasado”, pero el pueblo cubano, no necesita ser penalizado por una inclinación que parece estar llegando a su fin.
El gobierno de Barack Obama ha sabido tomar el pulso del pueblo cubano y determinar que es hora ya de empezar de nuevo. Cuba no ofrece ninguna amenaza a la seguridad de Estados Unidos, aunque los cubanos de Miami sostengan como algo abominable negociar con los hermanos Castro.
El odio debe quedar atrás, las hostilidades terroristas deben ser anuladas y ver el futuro de cuba y de su pueblo, como uno donde los cubanos del exilio y los cubanos de la Isla se den un abrazo para dejar atrás el pasado lleno de hostilidades.
La agricultura en cuba necesita ser desarrollada y para ello deben adquirirse nuevos equipos para labrar la tierra y hacer que esta produzca al máximo para las necesidades locales y de exportación. No solo eso, cuba debe ser industrializada para que los cubanos encuentren trabajos en todo el territorio cubano. Debe haber intercambios entre la ciencia cubana y la norteamericana por medio de universidades, y otras instituciones dedicadas a la investigación científica.
Los cubanos tienen muchas cosas buenas, como la seguridad, y el control de las autoridades para reducir la violencia en su más mínima expresión. El orden, la disciplina y la seguridad nacional debe preservarse en cuba porque cuando comparamos las “democracias representativas” de américa latina, nos damos cuenta que la mayoría de los países llamados libres, hay más violencia, crímenes, asaltos y asesinatos que los que suceden en cuba. América latina tiene que aprender del modelo cubano sobre la seguridad de sus ciudadanos.
El visitante que va a Cuba puede caminar por la Habana con toda seguridad sin que nadie intente atacarlo, o robarle y eso no se puede decir de otros países de américa latina, o del Caribe.
Pero todo lo que no funciona en Cuba debe ser cambiado por algo nuevo y de mejor calidad. Así que Cuba no solo necesita de Estados Unidos como aliados, sino que también necesita de los países de américa latina, y de Europa para que contribuyan ampliamente con el desarrollo sostenible de la economía cubana, para el beneficio de toda la sociedad cubana.
La hora de las dictaduras de izquierdas o derecha han llegado a su fin, y las que todavía existen no pueden sostenerse a sí mismas. Los pueblos de América Latina y el mundo no aguantan más la opresión, ni la represión. La libertad en un don que no se puede restringir ni coartar para siempre. La libertad es algo innato que viene del creador, y tratar de suprimir la libertad para siempre conlleva que los pueblos se rebelen y luchen por romper el jugo opresor no importan de donde venga.
Es por todo esto que felicitamos al gobierno de Barack Obama por su atinada decisión y esfuerzo en promover la libertad, la justicia y la convivencia pacífica entre Los Estados Unidos y el hermano país cubano. Eso sí, debemos respetar el derecho de los cubanos para decidir lo que ellos consideren justo y apropiado. Imponer medidas en este nivel de acercamiento a las relaciones entre ambos seria absurdo y poco común. Los cambios vendrán porque la vida conlleva cambios y estos sucederán tarde o temprano aunque resistamos cambiar.
En hora buena acogemos la medida política del presidente Barack Obama y lo felicitamos por su decisión para restablecer las relaciones con Cuba cosa esta que debió suceder muchos años atrás. Creo que esta ha sido la medida política más significativa que el presidente Obama ha tomado en todo su gobierno.

Por Rey Díaz

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba