NoticiasOpinión

Las reelecciones Símbolo de un mal social en República Dominicana

Las reelecciones en la República Dominicana son vistas como el símbolo de un mal social por las connotaciones históricas que están han tenido desde Trujillo, Balaguer, Leonel y Danilo Medina.

Las implicaciones se desprenden de la corrupción, los abusos de poder autoritario y la manipulación de todo el sistema orquestada por la estructura social en el poder, que no se conforma con solo cuatro años para usar el gobierno como trampolín para elevar sus recursos financieros, su poder político y la instauración de una clase política en el poder.

No es el pueblo que demanda un cambio a la constitución para el esfuerzo reeleccionista, sino que la cúpula en el poder usará los recursos del Estado dominicano para tratar de persuadir al pueblo de que en cuatro años más se podrá completar la obra del ilustrísimo Señor presidente de la República.

Bueno, este domingo el pueblo elegirá a nivel nacional en un solo día los distintos puestos político que tiene el tren de la administración pública. En la cúspide de preferencia están Danilo Medina, Luis Abinader y Guillermo Moreno.  Sin embargo, y conforme a las encuestas solo Danilo Medina o Luis Abinader tienen chance para ser electo como el próximo presidente del país.

Danilo Medina quien está seguro que ganará ofrece al pueblo cuatro años más de lo mismo. Luis Abinader está llamando al pueblo para que voten por el cambio. Sin embargo, será el pueblo quien tiene la última palabra a la hora de votar.

Por su parte la Junta Central Electoral ha tratado de satisfacer las demandas de los candidatos políticos de oposición para que esta institución gubernamental cuente los votos de forma electrónica y manual. Y es que a la hora de cocinar las elecciones, en todo el país ha habido desde siempre un olor fuerte a fraude electoral. Ya estamos acostumbrando a este olor fuerte de corrupción.

En el país han llegado delegados de varios países del mundo para observar y asegurar que las elecciones serán efectuadas bajo las más estrictas medidas de transparencia democrática.

Los candidatos para todos los escaños políticos han presentado al pueblo sus promesas, esperando el respaldo masivo a su partido, o los partidos que respaldan a cada candidato.

En estas elecciones está en juego la democracia, el civismo del pueblo que votará pacíficamente, y con el debido respeto, al conformarse con la decisión del pueblo dominicano.

Cualquiera que sea el candidato ganador debe advertir a su militancia de una posible forma de celebración que no atente contra la vida de los demás, como son conducir ebrio, disparar al aire y hacer uso excesivo de la fuerza contra cualquier otro ciudadano.

La respuesta a la pregunta: ¿Votará el pueblo por más de lo mismo, o por el cambio? Eso lo vamos a saber, el domingo en la noche, o el día lunes; pero no se impacienten por saber quién será el ganador.

El pueblo hablará este domingo por medio de las elecciones generales en todo el país. Auguramos lo mejor para el pueblo dominicano para que caminemos firmes y seguros hacia el fortalecimiento de nuestra democracia  participativa. Por Rey Díaz

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba