Salud

La incontinencia urinaria puede aumentar a partir de los 40 años

La incontinencia urinaria es una condición que puede ocurrir a cualquier edad, la cual consiste en el escape involuntario de orina o la pérdida del control de la vejiga.

Sin embargo, a pesar de que no hay un rango de edad fijo para este problema, la incidencia ha demostrado que esta afección es una de las más propensas a partir de los 40 años.

La doctora Deborah Wilson, uróloga del Cedimat con un sub-especialidad en medicina de piso pélvico femenino, destaca que las causas pueden ser muy diversas, atacando a mujeres y hombres de manera distinta.

En ellas y ellos

En el caso de las féminas, estas ocurren luego de la menopausia donde la mucosa vaginal se atrofia y se seca; mientras que en los hombres, la próstata casi siempre juega un factor fundamental; otras causas son la obesidad y el sobrepeso, ya que pueden aumentar la presión sobre la vejiga y contribuir al desarrollo del problema.

La especialista cita que las incontinencias son más recurrentes en las mujeres que en los hombres (casi hasta el doble de probabilidad) así como que existen diversos tipos que muestran alertas para visitar al urólogo.

Por el estrés

Una de estas es la incontinencia por estrés. Esta es el escape de orina que se desarrolla por tos, estornudos, risa o por cualquier otro esfuerzo físico. Dicho escape ocurre cuando los músculos del piso pélvico son debilitados por partos o cirugías, siendo este el tipo de incontinencia más común en las mujeres.

“La incontinencia de urgencia es otra de sus categorías y surge cuando el deseo aparece de imprevisto y se comienza a orinar antes de llegar al baño; este tipo de incontinencia es el más común en los envejecientes y es un síntoma de infección urinaria, irritación o una vejiga hiperactiva”, destaca Wilson.

En el caso de la incontinencia por rebosamiento, ocurre cuando la vejiga está sobre distendida y la salida de orina ocurre sin control, ya que el paciente no puede orinar libremente.

Este tipo de incontinencia es más frecuente en hombres y, en la gran mayoría de los casos la causa es una obstrucción en el flujo de orina, como ocurre en la hiperplasia de próstata, tumores o estrechez.

El estreñimiento, algunos medicamentos y la diabetes pueden contribuir también a este tipo de incontinencia.
Además, existe la incontinencia mixta, originada por causas múltiples.

Los pacientes con dicha afección deben procurar asistencia médica cuando la misma les molesta o cuando presenta hematuria (sangre en la orina), dolor o sensación de ardor al orinar y dificultad al hacerlo.

Otras razones que debilitan y provocan laxitud (falta de fuerza) en el piso pélvico son: el parto, el prolapso de vejiga o del recto, las infecciones urinarias, la diabetes, el Alzheimer, la esclerosis múltiple y otras enfermedades vasculares o neurológicas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba