Noticias

La alianza PLD-PRD el sello final de la reelección

Con las alianzas electorales para la mayoría de la población impensables, paradójicas e ilógicas entre los partidos de la Liberación Dominicana (PLD) con el Partido Revolucionario Dominicana (PRD) y la que concretaron el Partido Revolucionario Moderno (PRM) con el Reformista Social Cristiano (PRSC) marcaron el aspecto político en el año 2015 que concluye y quedó develada la falta de democracia interna en la escogencia de los candidatos a cargos presidencial, congresual y municipal.

El año que finaliza también fue negativo para los partidos, debido a que enfrentaron divisiones, factor fundamental del debilitamiento de sus estructuras y por consiguiente la baja en la credibilidad en el sistema partidario.

Para muchos, también fue motivo de escándalo la falta de institucionalidad en las fuerzas políticas, lo que dio paso a renuncias, transfuguismo y pleitos en procesos internos.

Los fraccionamientos del PRD y el PRSC dieron paso a nuevos partidos y su debilitamiento.

Fraccionamientos
Con la muerte de Carlos Morales Troncoso en el 2014, a la sazón presidente del PRSC, dio paso a unas elecciones internas para renovar la organización, la que al final concluyó con la renuncia para ese cargo de las aspiraciones del senador Amable Aristy Castro y José Hazim Frappier.

Ese proceso, marcaba el comienzo de fricciones entre el nuevo presidente reformista, Federico Antún Batlle, y el cacique de Higuey, Aristy Castro, quienes no cabían en el PRSC.

A principio de año comenzó a moverse el senador reformista por Miami y Nueva York, donde señalaba que el partido de Joaquín Balaguer tenía menos de un uno por ciento y criticó su dirigencia y al final renunció para asumir la presidencia del Partido Liberal de la República Dominicana, lo que dio paso a el Partido Liberal Reformista (PLR).

Finalmente, el PLR de Aristy Castro encabeza recorrido y llevará candidaturas por separado, pero tiene amarrado con el PLD y Danilo un acuerdo presidencial, que abarca la candidatura a la alcaldía de Higuey, (la reelección de Karina Aristy) y de varios diputados y regidores.

Amenaza división

Pero el PRSC y Quique Antún están amenazados de una nueva división, esta vez con la rebelión del primer vicepresidente (que sustituye al presidente del partido, según los estatutos), el secretario de organización, de la Juventud, de la Mujer, del frente de masas, quienes están opuesto a una alianza con el PRM y Luis Abinader.

Lois Bogagert, Miguel Bogaert, Lila Alburquerque, Alexandra Izquierda, Modesto Guzmán, Marino Collante, entre otros 20 miembros del Directorio Presidencial advierten que mantendrán su apoyo al PLD y a la reelección del presidente Medina.
Los reformistas y perremeístas celebraron con vinos, champane y otras bebidas su sorpresiva alianza, sobre todo la histórica visita de Abinader al local del PRSC.

La alianza logró conseguir impacto mediático durante ese fin de semana, pero el asesinato del alcalde de Santo Domingo Este, Juan de los Santos, por el sentimiento de repulsa arropó la frotadera de manos de los ejecutivos de esos partidos..

Rompimiento PLD
Este año marcó también el rompimiento del pacto entre el PRSC, por lo menos una parte de los reformistas, con el PLD, organización que apoyó en el 1996 al expresidente Leonel Fernández, en el Frente Patriótico.
Sin emabrgo, en las elecciones del 2000 presentó como candidato presidencial al expresidente Joaquín Balaguer, quien quedó en tercer lugar, pero rehusó apoyar al PLD, que lleva el hoy presidente Danilo Medina como candidato presidencial, para una segunda vuelta electoral.

Hipólito Mejía se había declarado ganador de las elecciones a pesar de obtener con el 49.85%, menos del 50.1 como establece la Ley Electoral y la Constitución.

En esas circunstancias, Medina renunció a participar en la segunda vuelta electoral, a pesar de muchas presiones de dirigentes de su entorno, para que la Junta Central Electoral pudiera declarar ganador al PRD y Mejía.

En las elecciones del 2004, cuando buscaba la reelección el presdiente Mejía, el PRSC presentó como candidato a Amable Aristy Castro, pero la casi totalidad de los dirigentes apoyaron al expresdidente Fernández, quien volvió al poder.
El PRSC obtuvo apenas un 4% del electorado, aunque en las elecciones del 2006 volvieron a pactar, pero con el PRD, en una alianza conocida como la Alianza Rosada.

Muchos reformistas continuaron su apoyo al presidente Fernández, quienes obtuvieron la mayoría parlamentaria en el Congreso con los 32 senadores.

En el 2010 el PRSC volvió a pactar con el PLD y sacaron cinco senadores y nueve diputados, numerosas alcaldías, pero el PLD obtuvo 27 senadurías, 99 diputados y mayoría alcaldía. El PRSC, encabezados por Morales Troncoso, consiguió el 7% de las votaciones, lo que motivó que el PLD y el PRD apoyaran para que a través de la JCE se le otorgue los recursos del Estado como un partido mayoritario.

En el 2012 volvió el apoyo del PRSC al presidente Medina, ocupando sus miembros importantes cargos en el Estado, lo que aún siguen en gran proporción los que apoyan la reelección, a pesar del acuerdo con el PRM de Quique Antún.

El presidente Medina rechazó otorgarles 15 senadurías, más de 50 diputados y alcaldes, lo que si lograron con Abinader y el PRM, dejando atrás su relación política.

Sustituyen primarias

Los líderes de los partidos sustituyeron las primarias o convenciones internas por el consenso y la ratificación de la mayoría de los cargos electivos, como ocurrió con los senadores, diputados y la mayoría de las alcaldías de los tres principales partidos PLD, PRD y PRSC.

En el caso del PRM ha suspendido sus primarias internas en tres ocasiones y se cree que después del pacto electoral con el PRSC los puestos que le quede libre serán llenados mediante la metodología de las encuestas.
Asimismo, hubo falta de transparencia en la recomposición de las fuerzas internas en las primarias de los propios partidos políticos para sus autoridades, destacándose los retoques en posiciones para jóvenes, pero que no representan renovación estructural.

El PLD estrenó un liderazgo colectivo a la muerte de su líder Juan Bosch en el 2001, que con el tiempo llevó a Leonel Fernández a convertirse en el líder de esa organización.

Desde el año 2012, con la asunción al poder de Medina comenzó a convertirse en otro líder de la organización, logrando controlar las estructuras partidarias.

Este año, con la reelección, se inició confrontaciones internas de los danilistas y leonelistas, llegando imponerse el gobierno.
El la evaluación política del 2015 sobresale la atomización del PLD, el pulseo de sus dos líderes y hasta se observa una organización con actos de indisciplinas, que al parecer no toleran sus líderes, quienes en un comunicado advirtieron que quienes cometieron actos reñidos con los estatutos y las leyes sarán sancionados.

Incluso, hubo hasta renuncia por la imposición de candudaturas, como fue la de Víctor Sánchez en Azua, Manuel Jiménez, en Santo Domingo Este, pero ya previamente lo había hecho Minou Tavarez Mirabal, hoy con la novedad de ser candidata presidencial de Opción Democrática y Alianza por la Democracia, de Max Puig.

Los aliados diputados como Luisín Jiménez y Guadalupe Valdez, también renunciaron. Otra novedad es la salida de la FNP del gobierno y la candidatura presidencial de Pelegrín Castillo, mientras se afianzó también Guillermo Moreno.

EL DATO

Ley Partidos Políticos

La Ley de Partidos y la Reforma a la Ley Electoral, son los proyectos para reglamentar a los políticos y el proceso de elecciones, este año tampoco se aprobó, pese al reclamo de los sectores sociales y la JCE.

LA FRASE

“El PRD crecerá en el Congreso y sus votos serán decisivos en el triunfo de Danilo Medina”.
Miguel Vargas
Presidente del PRD

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba