Noticias

Iglesia Católica critica políticos compran conciencias y sectores que impulsan antivalores

SANTO DOMINGO.-  La Iglesia Católica criticó en su tradicional Sermón de las Siete Palabras este viernes, la Compra de conciencia por parte de algunos políticos, los “antivalores”, la inseguridad, la existencia de hogares fragmentados por la pobreza y el “hambre de poder” que exhiben personas capaces de cualquier cosa tal de imponerse sobre los demás.

En el mensaje leído por sacerdotes y diáconos en la Catedral de Santo Domingo  se abordó en primer lugar el tema de las elecciones generales del próximo 15 de mayo y el comportamiento de aquellos que aspiran a diferentes puestos públicos.

Rechazan contienda política centrada en sacar “trapitos al sol”

“Nuestro pueblo espera de nuestros líderes políticos un comportamiento a la altura de los mejores profesionales de la política, que desarrollen sus actividades proselitistas en base a los programas que ejecutarán en su gobierno, si fueren beneficiados con el voto”, manifestó el padre Ángel Sánchez al dar lectura a la primera palabra titulada  “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen”.

El religioso advirtió que a los dominicanos les resulta repugnante una contienda política dedicada a “sacar al sol los trapitos de los opositores”, lo mismo que una campaña fundamentada en falsas promesas que luego resultan imposibles de realizar.

Sostuvo que en el país ya existe conciencia en la población votante y aseguró que esta se manifestará en las urnas contra aquellos que utilizan los fondos públicos en beneficio propio.

“Padre, perdón por quienes contaminan el proceso, tomando la política como un medio de enriquecimiento grupal y personal y no como un servicio al bien común. Perdón por los partidos que se sustentan con dinero ilícito, de empresas evasoras de impuestos o de impuestos estatales, en vez de promover una política sana; no creo que la respuesta del pueblo en las urnas sea el perdón”, proclamó Sánchez.

En ese mismo orden de ideas siguió la participación del diácono Pedro Ramírez, quien al presentar la segunda palabra (“Yo te aseguro: hoy estarás conmigo en el Paraíso”) rechazó los sectores nacionales e internacionales que promueven en República Dominicana los matrimonios entre personas del mismo sexo.

También reprochó la aptitud de quienes respaldan el aborto y alertó ante el peligro de “lobos disfrazados de ovejas” que buscan trastornar el modelo de familia que reconoce la Biblia.

Expresan preocupación por la inseguridad

Como parte del encuentro religioso en esta Semana Santa, fue abordado además el tema de la inseguridad que –según la Iglesia- afecta a niños, adultos por igual, y que en parte es un producto de la desigualdad que impera en el país. Esta parte fue abordada por el padre Edward González en la palabra “Mujer, ahí tienes a tu hijo. […] Ahí tienes a tu madre”.

González lamentó asimismo la ola de violencia registrada en el país y la cual se evidencia en la cifra de 27 mujeres que hasta el 10 de marzo habían sido asesinadas, en casos calificados como violencia de género.

Deploró que en el país “desperdiciamos la vida de tantas formas que nos deshumaniza”, al tiempo que apeló a un reencuentro con los valores cristianos y morales para recuperar la humanidad.

De su lado, el sacerdote Federico Marcial criticó a los funcionarios y empleados públicos que ensordecen ante las personas que deben escuchar y abogó para que cada uno asuma el rol que le corresponde con un sentido de compromiso y responsabilidad.

Marcial incluyó su petición al dar lectura a la quinta palabra titulada “¡Dios mío, Dios mío!, ¿por qué me has abandonado?”.

Otro que insistió en la necesidad de retomar los valores cristianos fue el padre Arturo Pichardo, quien recordó que “Jesús tiene sed de que respetemos el derecho a la vida”, incluyendo a la de los ancianos y enfermos terminales.

Dentro de la palabra “Tengo sed”, consideró que para respetar la vida es necesario erradicar la violencia, la criminalidad, de forma tal que pueda imperar la seguridad de todo el país.

Apelan a la educación de la familia

Por su parte, el sacerdote Carlos Abreu se centró en pedir a los padres que cumplan el rol que les corresponde, educando a sus hijos por el camino del bien para que sean buenos ciudadanos.

Al presentar la palabra “Todo está cumplido” agregó que una buena educación influye a eliminar la discriminación en todos los aspectos de la vida, lo cual contribuye a promover la igualdad entre las personas.

Por último, el padre Milciades Florentinó advirtió que Jesús está sufriendo por sectores que se hacen enemigos de la Iglesia para promover valores contrarios a los establecidos en los principios cristianos, solo para promover “como prototipo del hombre moderno, el individualismo ciego”.

Concluyó advirtiendo que el “libertinaje e irrespeto a las culturas del hombre en sociedad”, así como “la promoción de la promiscuidad”, que no contribuye al progreso, y que obliga, según entiende, a la necesidad de un cambio.

“Reafirmamos hoy el poder restaurador de la muerte de Jesucristo, todavía hay oportunidad y espacio para el arrepentimiento”, agregó Florentino.

POR SAMUEL GUZMÁN

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba