Política

Experto en EE.UU. pide una auditoría al Departamento de Defensa

(PL) El presidente de la Unión Americana de Contribuyentes (NTU), Pete Sepp, organización no gubernamental estadounidense sin fines de lucro, criticó hoy la política de gastos del Pentágono y pidió una auditoría seria a esa agencia federal.

Sepp agregó que el Departamento de Defensa, la mayor entidad gubernamental norteamericana, gasta tanto dinero en efectivo como lo hace un heredero de una familia rica, solo que en este caso son los ciudadanos quienes pagan las cuentas a través de los impuestos.

El especialista recordó revelaciones recientes de la Casa Blanca sobre erogaciones excesivas del mando militar de la nación norteña en Afganistán, en particular el pago de más de 150 millones de dólares por concepto de alimentación a contratistas civiles de seguridad.

Añadió que el Pentágono gastó 43 millones de dólares en una estación de suministro de gasolina cuyo costo real apenas alcanzaba los 500 mil dólares.

Lo más increíble es la explicación que dicho Departamento ofreció al público para justificar sus facturas, añade Sepp en un artículo que publica este lunes el diario The Hill.

A pesar de estos y otros casos más vergonzosos de derroches de fondos, el Departamento de Defensa insiste en que necesita más dinero del bolsillo de los contribuyentes, y una parte de los miembros del Congreso quieren satisfacer esa demanda sin importar las consecuencias, afirma Sepp.

El especialista llega a la conclusión de que nunca es fácil promover la transparencia y la rendición de cuentas de las entidades federales más importantes, pero en el caso del Pentágono es urgente revisar cómo utiliza su dinero, porque incluso muchas vidas pueden estar en peligro.

El presidente estadounidense, Barack Obama, anunció el 15 de octubre su decisión de mantener los nueve mil 800 militares que están en Afganistán actualmente y reducir esa cantidad a cinco mil 500 a principios de 2017.

Desde el inicio de la guerra en esa nación asiática en octubre de 2001, murieron más de dos mil 370 oficiales y soldados norteamericanos, y otros 20 mil resultaron heridos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba