New York

Escuelas de NYC aseguran estar a la par con pautas federales del regreso a clases presenciales

El Departamento de Educación dice estar a tono con las directrices de los CDC para reabrir escuelas, pero padres y activistas insisten en que se están dejando por fuera temas de vacunación a maestros

Escuelas de Nueva York aseguran que trabajan con “estándares de oro” pautas del regreso a clases presenciales
FOTO: EDWIN MARTÍNEZ / IMPREMEDIA
Fuente : eldiariony.com

Hace unos días los Centros de Prevención y Control de Enfermedades (CDC) del Gobierno federal, presentaron una guía actualizada con recomendaciones sobre el regreso a clases presenciales en las escuelas del país, y justo cuando se espera que este jueves unos 62,000 estudiantes de educación intermedia vuelvan a las aulas en la ciudad de Nueva York, autoridades escolares aseguran estar listas y bien preparadas.

El Departamento de Educación de Nueva York (DOE) destacó que los CDC tomaron como ejemplo varias medidas que ya se han venido implementado en las escuelas públicas de la Gran Manzana, lo que deja ver que están haciendo bien la tarea de mantener en ambientes seguros a niños y maestros. El nivel de contagios del coronavirus en los centros educativos de la ciudad están muy por debajo del 1%, y el DOE manifestó que seguirán trabajando de manera muy estricta sus nuevas reaperturas de planteles, a fin de que el COVID-19 se mantenga a raya en sus espacios.

“El plan de apertura de escuelas de la ciudad de Nueva York sigue siendo el estándar de oro y estamos orgullosos de que muchas de nuestras protecciones ahora se incluyen como guía nacional de los CDC”, comentó Nathaniel Styer, vocero del DOE.

 

Y al hablar sobre la manera como implementarán las acciones de protección y prevención contra el COVID-19 en las escuelas que abrirán este jueves, el funcionario destacó que hay un plan complejo en el que participan de manera activa diferentes estamentos, incluyendo a niños y maestros, al igual que otras personas.

“Combinamos el distanciamiento social, el uso de mascarillas universales y la higiene adecuada con las pruebas semanales en la escuela y el monitoreo de la Sala de Situación para mantener una tasa de positividad de .58, y esperamos dar la bienvenida a nuestros estudiantes de secundaria esta semana”, agregó Styer.

NYC: ejemplo para la nación

Muchas ciudades ni siquiera se atrevieron a reabrir sus escuelas. Dijimos que lo haremos. Es el estilo de Nueva York. Vamos a hacer grandes cosas. Haremos lo que otras personas no se atrevan a hacer, pero lo haremos estableciendo los estándares más altos. Entonces, tomamos las mejores ideas de todo el mundo, los más altos estándares de salud y seguridad, y creamos un estándar único”, dijo el alcalde Bill de Blasio este miércoles.

El mandatario agregó: “Y lo sorprendente es que el ejemplo de la ciudad de Nueva York está siendo alabado en todo el país como la forma de abrir escuelas. De hecho, tanto es así que los Centros para el Control de Enfermedades, cuando publicaron sus pautas escolares, tomaron prestado en gran medida el enfoque de la ciudad de Nueva York. Y lo que hicimos aquí en la ciudad de Nueva York, lo que probamos aquí en la ciudad de Nueva York se convirtió en la base de los estándares nacionales”.

Dentro de las pautas presentadas por la Administración Biden, se da mucha importancia a la mitigación del COVID-19 con medidas como el uso de tapabocas, el distanciamiento social y la higiene, y se advierte que las escuelas primarias pueden operar de manera presencial sin importar el nivel de transmisión del virus en las comunidades.

En cuanto a las escuelas intermedias y secundarias, las recomendaciones de los CDC afirman que pueden operar de manera segura en todos los niveles de transmisión, menos en índices muy altos: es decir, cuando el 10% o más de las pruebas de coronavirus en una comunidad dan positivo en períodos de siete días o cuando hay 100 o más casos de COVID por cada 100,000 personas en la comunidad donde estén las escuelas, durante siete días.

Piden más vacunas para maestros

Y aunque padres de familia como Julián Montoya, quien tiene a su hijo de 14 años listo para regresar a clases el jueves en una escuela del Alto Manhattan, apoyan las recomendaciones de los CDC y las labores que han venido haciendo las escuelas de la Gran Manzana, critica que no se haya impuesto que la vacunación de los maestros, se considere un requisito previo para reabrir las escuelas.

“Creo que en ese aspecto están fallando tanto el Departamento de Educación como las guías federales, pues se corre el riesgo de que sin vacunación, los maestros sean un nuevo foco de contagios y los niños esparzan en virus entre sus familias”, dijo el padre colombiano.

Sobre ese punto, los maestros también parecen tener una postura similar, tal como lo afirmó Alison Gendar, vocera del Sindicato de Profesores (UFT).

 

Escuelas aseguran estar a la par con pautas federales del regreso a clases presenciales

“La ciudad de Nueva York necesita más dosis de la vacuna para poder vacunar a todos los educadores que la deseen”, dijo la representante de la unión sindical de maestros, quien al mismo tiempo elogió la manera como las escuelas en Nueva York han asumido con compromiso y seriedad el regreso a clases con pautas estrictas, luego de que la UFT presionara por esas medidas.

“La ciudad de Nueva York ya estaba siguiendo estrictas pautas de salud y seguridad sobre distanciamiento social, PPE (máscaras), ventilación, limpieza y pruebas y rastreo. La UFT luchó para que se implementaran estas medidas de seguridad para proteger a los estudiantes, el personal y sus familias desde que se abrieron los edificios escolares en septiembre”, dijo Gendar. “Los CDC federal finalmente se está poniendo al día”.

María Bautista, directora de campaña de la organización Alliance for Quality Education, puso igualmente el dedo sobre el tema de la vacunación insuficiente y la falta de recursos.

 

“Incluso cuando vemos que la implementación de la vacuna para el personal escolar se acelera, una y otra vez vemos que el problema más importante en la reapertura de las escuelas de manera segura se reduce a la disponibilidad de recursos“, mencionó la activista, advirtiendo que para que el regreso a clases presenciales sea efectivo se necesita invertir más.

“Aprender en persona de manera segura durante el COVID conlleva costos adicionales, como la necesidad de tamaño de las clases, así como suficiente personal y educadores capaces de enseñar en persona. Las escuelas necesitan más espacio físico en el aula para grupos pequeños y separados de estudiantes, y poder pagar las pruebas regulares del personal y los estudiantes”, dijo Bautista.

La defensora de los derechos de los estudiantes manifestó también que urge que en el actual proceso de discusión del presupuesto, se tome como prioridad la necesidad que tienen estudiantes de comunidades vulnerables, que han sido relegadas.

 

“En Nueva York, donde El estado tiene escuelas crónicamente subfinanciadas que atienden a estudiantes afroamericanos durante décadas, lo que crea un obstáculo enorme para que los estudiantes regresen a las aulas de manera segura, especialmente en aquellas comunidades históricamente desatendidas, los líderes deben hacer que la financiación de la educación pública y que las escuelas obtengan los recursos que necesitan sea una prioridad en las negociaciones presupuestarias estatales en curso”, agregó la vocera de Alliance for Quality Education.

Piden más fondos para escuelas

El contralor municipal de Nueva York Scott Stringer, mencionó que lograr que los niños regresen a la escuela de manera segura debe ser la máxima prioridad, y se sumó a las voces que claman por el uso de más fondos.

“Debemos usar estratégicamente los fondos de reembolso de FEMA para invertir en nuestras escuelas y asegurarnos de que puedan reabrir de manera segura y a tiempo completo en septiembre, incluidos los sistemas de ventilación, purificadores de aire y otras modificaciones para proteger a toda la comunidad escolar: estudiantes, maestros, personal escolar y padres”, dijo Stringer, advirtiendo que más allá de las pautas básicas debe impulsarse un plan de curación. al igual que de aumento de vacunas.

 

“También debemos invertir en programas para abordar la pérdida de aprendizaje y el trauma emocional que los niños han experimentado durante el último año, y ampliar rápidamente la distribución de vacunas para alcanzar tantos neoyorquinos como sea posible lo más rápido posible”, agregó el Contralor.

Leonie Hainsom, directora de la asociación Class Size Matters, que vela por mejores espacios de aprendizaje, aseguró que una de las pautas que se debe tomar muy en cuenta es el tema del hacinamiento y se debe mejorar para garantizar que los niños regresen a sus aulas de manera segura, y exigió planes reales de acción.

“Debido a que muchas escuelas y aulas están crónicamente sobrepobladas, muy pocos estudiantes de la escuela intermedia podrán asistir a la escuela en persona todos los días y estar seguros. Necesitamos un plan real para traer de regreso a todos los estudiantes a nuestras escuelas el próximo otoño, ya que el aprendizaje remoto ha sido un desastre”, dijo la activista. “El Alcalde y el Canciller de Educación deberían estar planificando ahora cómo brindarán a los estudiantes el apoyo en persona que necesitan para recuperarse de las numerosas pérdidas que han sufrido, contratando más consejeros y maestros para clases más pequeñas, en lugar de someterlos a más aprendizaje en línea que ha causado tanta angustia”.

 

Datos del nuevo regreso a clases

  • 25 de febrero es la fecha de retorno a clases en persona de escuelas intermedias
  • 62,000 estudiantes se espera vuelvan a las
  • .58 es la tasa de positividad de COVID-19 en las escuelas actualmente
  • 10% de contagios en 7 días en las comunidades donde estén las escuelas intermedias y secundarias es el punto sugerido por los CDC para no operar escuelas presenciales.
  • 100 o más casos del virus por cada 100,000 personas en la comunidad durante siete días, es la otra medida para no operar escuelas en persona

Pautas de los CDC sobre regreso a clases presenciales

 

  • 10% de contagios en 7 días en las comunidades donde estén las escuelas intermedias y secundarias es el punto sugerido por los CDC para no operar escuelas presenciales
  • 100 o más casos del virus por cada 100,000 personas en la comunidad durante siete días, es la otra medida para no operar escuelas en persona.
  • Escuelas intermedias y secundarias pueden abrir en cualquier nivel de contagios de la comunidad si realizan pruebas semanales de COVID-19
  • En niveles más altos de contagios en las comunidades, se recomienda que todas las escuelas reduzcan la asistencia
  • Promover comportamientos que reduzcan la propagación de COVID-19 como uso de tapabocas, distanciamiento social, higiene, lavado constante de manos
  • Mantener ambientes saludables
  • Mantener operaciones saludables
  • Prepararse para cuando alguien se enferme
  • Las escuelas deben determinar, en colaboración con los funcionarios de salud estatales y locales cómo implementar cada una de las consideraciones mientras se ajustan para satisfacer las necesidades y circunstancias únicas de la comunidad local
  • La implementación debe guiarse por lo que sea factible, práctico, aceptable y adaptado a las necesidades de cada comunidad
  • También es de vital importancia desarrollar estrategias que se puedan revisar y adaptar según el nivel de transmisión viral en la escuela y en toda la comunidad
  • Aunque la vacunación de maestros se considera importante, no se ve como requisito para reabrir escuelas
  • Mantener higiene de manos y etiqueta respiratoria
  • Tener suministros adecuados: jabón, una forma de secarse las manos, pañuelos desechables, desinfectante de manos con al menos un 60% de alcohol, toallitas desinfectantes y botes de basura sin tocar o con pedal (preferiblemente cubiertos).
  • Trabajar en ventilación con la posibilidad de actualizar o mejorar el sistema de ventilación para aumentar la entrega de aire limpio
  • Las escuelas deben tener un plan cuando alguien se enferme.
  • Independientemente del número de casos en una comunidad, cada escuela debe tener un plan para proteger al personal, los niños y sus familias de la propagación de COVID-19 y un plan de respuesta
  • Desarrollar un protocolo para monitorear los datos locales de COVID-19 en su comunidad para tomar decisiones sobre cambios en las estrategias de mitigación y para ayudar a determinar si el cierre de escuelas puede ser necesario
  • Las pautas no hacen distinción entre escuelas públicas y privadas, y pueden ser adoptadas por cualquier escuela

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba